Enlaces accesibilidad
ENTREVISTA

Un viaje a la filosofía de Babi Blackbull: "A las discográficas les cuesta apostar por artistas negros"

Freestyle   FMS  

  • El rapero presenta su nuevo álbum, Tenía que hacerlo, una reivindicación en toda regla en contra del racismo en la música
  • "En la industria, hay que derribar las puertas étnicas, esas puertas que, cuando las tumbas, ya no hay diferencia de razas"
  • Todo sobre la Freestyle Master Series España, en Playz

Por

Babi Blackbull: "A las discográficas les cuesta apostar por artistas negros" CARLOS VELA | URBAN ROOSTERS

"Respeto" y "ambición" son los dos principios fundamentales del rapero y freestyler, Babi Blackbull. El primero hace honor a su filosofía antirracista y el segundo a esa "energía especial" que irradia él mismo encima del escenario, porque como bien dice, "un negro puede ser todo lo que quiera ser". Inspirado por Frank-T en la música y por la película Blade, donde Wesley Snipes daba vida al primer vampiro negro de la historia, Babi Blackbull llega con un claro mensaje en contra del racismo en su nuevo y tercer álbum, Tenía que hacerlo.

Una reivindicación en toda regla y un viaje a la filosofía antirracista de Babi, convertido en álbum. "Pensé que con mi forma de pensar podía aportar mi granito de arena a la situación y la mejor forma era creando el álbum que acabé creando. Tenía que hacerlo y lo hice", dice el rapero. Babi Blackbull nos cuenta que el objetivo del disco es "romper esos estereotipos, esos límites y esas barreras" que tienen muchos artistas negros del panorama musical. 

Para Babi, en la industria musical hay "puertas étnicas", "esas puertas que, cuando las tumbas, ya no hay diferencia de razas". Para el rapero, algunos artistas ya han derribado alguna, como Morad, que ha logrado tumbar la "puerta étnica arábiga" y "fidelizar a ese público cultural", pero "todavía queda alguna por romper, que es la negra". Hablamos en Playztrends con Babi Blackbull, juez en la liga de freestyle de la FMS España, y nos desvela todo lo que se esconde detrás de su tercer álbum, Tenía que hacerlo, y de su filosofía de vida. 

"Un negro puede ser lo que quiera, da igual cómo te lo intente enfocar la sociedad"

P- Acabas de publicar tu álbum Tenía que hacerlo. ¿Qué me puedes contar del disco? 

R- "Este disco nació en el confinamiento cuando empecé a encontrarme a mí mismo. Pensé que yo con mi forma de pensar podía aportar mi granito de arena, y la forma era creando el álbum que acabé creando, Tenía que hacerlo. Veía el panorama en general y veía que estaba muy dirigido hacia una tonalidad, que todo estaba muy encasillado, y lo cierto es que un negro no tiene que ser lo que los demás digan: un negro puede ser lo que quiera. Da igual cómo te intenten educar o cómo te lo intente enfocar la sociedad, hay que romper esas barreras y cada uno puede ser lo que quiera. De tal manera que cuando tú escuches el álbum y te preguntes, "¿por qué ha hecho esto?" pues que el título te responda continuamente: tenía que hacerlo". 

P- ¿Quiénes han sido tus inspiraciones para este álbum?

R- "En el álbum incluyo un par de figuras con las que me he sentido siempre muy identificado, Django, que hablo de él en un tema muy reivindicativo, o el "Black Son Goku". En este último tema yo siento que tengo una energía especial y no entiendo por qué esa figura tiene que ser blanca, yo siento que yo también puedo ser Son Goku aunque sea negro, y de eso trata. También me ha inspirado mucho siempre la actitud de Dennis Rodman, el jugador de baloncesto, que se la sudaba todo y él era él mismo. Ese es el fin del mensaje de cada tema".

P- ¿Quién es Black Son Goku exactamente?

R- "Black Son Goku es un estado de energía que obtiene Babi Blackbull cuando está encima de un escenario y siente que es el momento de explotar. Es una forma de mostrarle mi inspiración a la gente y es algo que yo veo como que me transformo en un concierto. Tengo una energía especial encima del escenario".

"Para la industria, el producto musical tiene que ser autóctono de España"

P- Antes has dicho que "la sociedad está dirigida a una tonalidad". ¿Quieres decir que la sociedad está hecha para blancos?

R- "Hecha para blancos no está, en esta sociedad hay oportunidades para todo el mundo. Pero sí que es verdad que el panorama musical está muy enfocado hacia la raza blanca. Si no, explícame por qué no hay negros triunfando. Sí que hay negros haciendo ruido, pero dime qué discográfica se está mojando y entregando un contrato a un negro. A las discográficas les cuesta apostar por estos artistas. Para ellos, el producto tiene que ser del panorama, autóctono de España, pero de la forma que ellos lo ven. Porque consideran que algo autóctono tiene que tener esa representación que ya todos sabemos: blanca. Esto es lo que me estaba quemando bastante por dentro y que necesité plasmarlo".

P- ¿Qué quieres decir con tu frase "tú copias de mi piel y luego te haces un abrigo" del tema "Tenía que hacerlo" que abre el álbum? 

R- "Es como que te apropias de un estilo afro para luego llevarte tú el mérito. A veces hay artistas negros haciendo su movida que no terminan de pegar pero, si llega un blanco y lo hace, sí que se le da reconocimiento. Yo empecé en la música por una persona negra: Frank-T. Porque vi que un negro estaba rapeando en castellano y pensé, vale, se puede, hay hueco para hacer esto. En España veo que hay un montón de artistas negros que no terminan de pegar porque no se les da ese reconocimiento que se merecen".

P- ¿Crees que no hay negros pegaos en España por culpa del público también?

R- "Yo creo que es por parte de los dos bandos, del público y de las discográficas. Porque si las discográficas rompiesen ese muro, el público cambiaría su forma de actuar. Pero si el público cambiase su forma de pensar y de visualizar todo, las discográficas también abrirían la mente. Esto es algo que hay que romper ya y que tiene que salir de forma natural".

"Aprendes a convivir con el racismo y te vuelve más fuerte"

P- ¿Esta problemática es solo propia del género urbano o de la industria en general?

R- "La industria en general tiene pinta de que es de esa manera. Un claro ejemplo es El Patrón 970, que trajo el drill a España, pero no se le ha reconocido como tal. Una persona que ha derribado una puerta étnica, esas puertas que cuando las tumbas ya no hay diferencia de razas, es Morad. Él ha cogido toda la parte arábiga para mostrarla al mundo y ahora están todos con él. Pero queda otra puerta étnica por abrir, que es la negra. Una vez que se tumbe esa, yo creo que la cosa cambiará".

P- ¿Piensas que en España se ha puesto de moda apropiarse de significantes de la cultura negra como las trenzas o cierta manera de vestir, propia de los afroamericanos?

R- "Es así totalmente. Nos adjudicamos significantes de los negros y no pasa nada, pero a ver si a un blanco le haría gracia que yo me vistiese de flamenco o con el piquete andaluz en una Feria de Abril. Me mirarían diferente y a lo mejor les haría hasta gracia, pero yo veo a un blanco vestido con todo el flow de los negros y no me choca". 

P- Y en tu vida personal, ¿has sufrido alguna vez alguna injusticia racista?

R- "Sí, las he sufrido, pero he aprendido a convivir con ello y con el paso del tiempo me volvió más fuerte. Lo que pasa es que nunca he tratado de mostrarlo de una forma que se viralice o que parezca victimismo, simplemente he superado ese problema y punto. Por ejemplo, en el colegio era el único compañero negro de clase y te caen mil y una burradas que son hasta absurdas. Creo que soy persona también y que vivimos en el mismo planeta, pero luego parece que no. O lo típico de que a la mínima que le molesta a alguien lo que sea, pues te insultan con el típico comentario racista".

P- ¿Y notas menos racismo ahora a cuando eras adolescente o niño?

R- "Ha ido cambiando un poco, pero depende mucho de dónde estés y por dónde te muevas. Creo que no es lo mismo que estés en un barrio multicultural porque hay más variedad de razas, a que te vayas a un barrio de primera clase o a un restaurante de lujo, por ejemplo".

"No tengo en mente volver al freestyle"

P- Hablando de tus inicios, ¿por qué te iniciaste en la música?

R- "Siempre había querido ser rapero desde pequeño. Algo dentro de mí me estaba llamando mucho la atención. Mi padre es percusionista y se ve que por dentro me dejó esas raíces musicales. Algo me fluía dentro de forma natural. Recuerdo que con 5 años escuchaba en el cassette hiphop americano y cuando crecí ya me lancé, sentí una inspiración en figuras como Frank-T que me motivaron mucho. Con el tiempo ya apareció el freestyle al improvisar con mis amigos en el barrio, y hasta hoy".

P- ¿Volverás a competir en el freestyle?

R- "De momento, no lo tengo en mente, la verdad. Sí es cierto que he hecho siempre pequeños destellos y que la gente me pide mucho que vuelva, pero ahora estoy tranquilo y enfocado en otras cosas, entonces no lo creo".

P- Para terminar, si te dieran a elegir algo con lo que acabar en el mundo, ¿qué sería?

R- "Acabaría con el racismo, sin ninguna duda. Eso haría que la gente no sintiese un odio que es innecesario en la vida".