Enlaces accesibilidad
REPORTAJE

San Solterín, la fecha que reivindica el "derecho" a estar solo y disfrutar de la soltería

  • Hablamos con Mar Martínez, especialista en dependencia emocional; Regina Insa, profesional de Mundo Psicólogos y Laura Portaencasa, experta en relaciones de pareja
  • "Cada vez entendemos mejor que la pareja es algo que suma y no que completa"
  • ¿Estamos más preparados para afrontar la soltería? ¿Existe el miedo a la soledad impuesta?

Por

 Single Day, la fecha que reivindica el "derecho" a estar solo
PLAYZ

Que sí, que San Valentín está a la vuelta de la esquina y parece que este año nos está apeteciendo celebrarlo. ¿O quizás no tanto? Si eres de los que se encuentra en el segundo grupo y aboga por pasar por alto una de las fiestas consideradas como más "cursis" del año, que sepas que no solo estás en tu derecho, sino que formas parte de un amplio sector de la población que reivindica lo que cantan a pleno pulmón Bad Bunny, Lunay y Daddy Yankee: estar soltera -o soltero- está de moda.

El año tan complicado que llevamos sufriendo a nivel sanitario ha tenido su evidente repercusión en nuestras vidas sociales. ¿O quién no echa de menos salir de fiesta y marcarse un buen perreo bien entrada la noche? Muchas parejas no han superado con éxito los meses de confinamiento y según las últimas estadísticas, las separaciones y los divorcios han aumentado considerablemente respecto al año prepandemia. "Las personas no están preparadas para estar solas porque no hay una educación emocional de base", indica Mar Martínez, especialista en ruptura de pareja y dependencia emocional. "En consulta, el pánico a la soledad es uno de los mayores miedos que sufren las personas. “No sé si voy a encontrar a alguien el día de mañana”, “¿y si me quedo solo/a?”. Fíjate en que el mensaje está fijado en el futuro, en algo que no sabemos si va a pasar o no. Hay que enseñar a las personas a poner el foco no en el “no tengo pareja”, sino en “nútrete a ti mismo y aprovecha este momento”".

"No tener pareja sigue relacionándose con la inestabilidad emocional"

Ahora bien, ¿vivir en soltería es un drama? Probablemente, para mucha gente sí lo sea. Sufrir un desamor en un momento en el que no puedes salir de casa todo lo que quieres, donde los viajes se encuentran restringidos y el ocio está bajo mínimos, no hace sino entorpecer un duelo al que, aunque cueste, se le puede dar la vuelta. "No tener pareja se sigue relacionando con la homosexualidad no reconocida, con la inestabilidad emocional o con algún tipo de minusvalía emocional no catalogada. Solemos pasar por alto el hecho de que puede ser una opción voluntaria", advierte Regina Insa, profesional de Mundo Psicólogos.

A quién no le han dicho alguna vez: ¿a tu edad y aún sin pareja? La lupa del romanticismo clásico planea sobre nosotros de forma inquisitiva. Aún hay quienes piensan que nuestra "media naranja", como tradicionalmente venimos concibiendo el ideal de amor perfecto, duradero y estable, debe aparecer durante la primera mitad de la veintena. Un momento donde terminamos de forjar nuestra personalidad y generalmente ya sabemos cuál es nuestro objetivo en la vida, podemos independizarnos... Pero, ¿qué ocurre si no se encuentra? ¿Existe algún tipo de mandamiento que evidencie que estar soltero te convierte en un ser incompleto?

"La sociedad nos infantiliza hasta cuando estamos solteros, como si no fuéramos capaces de llevar a cabo una vida sana y plena en esta situación. Parece que necesitamos siempre a alguien que nos lleve y nos dirija, y ese es el gran error", afirma Mar. "En esta línea, la sociedad teme la libertad del ser humano. Ser soltero significa ser autogestor de tu vida. Desde que eres pequeño recibes mensajes del tipo: “con ese carácter, ¿quién te va a querer?”. Es decir, creencias saboteadoras que nos van minando la capacidad para creer en uno mismo y en la gestión emocional de cada uno de nosotros sin necesidad de que haya nadie que nos guíe".

"Existe una gran presión social y miedo al fracaso"

Laura Portaencasa es psicóloga experta en relaciones de pareja y fundadora del Método Andra. Tal y como afirma a PlayzTrends, sigue habiendo un tabú a la hora de afirmar que estamos sin pareja: "De hecho, te diría que en el caso de los hombres se considera como una heroicidad. En las mujeres es como... "¡Ay! No lo has conseguido". Sigue viéndose como un fracaso", indica.

Si echas la vista atrás, ¿alguna vez te has sentido cuestionado al estar soltero? Si es así, no estás solo. "El simple hecho de tener pareja ya es como, genial, tick puesto: lo has conseguido", apunta Laura. "Cuando no la tienes es como... ¿qué estás haciendo mal para no tenerla? Todo ello sin ni siquiera pensar en tu ciclo vital o momento de vida. Quizás lo mejor que puedas hacer por ti es no tener pareja, porque puede que sea lo más sano o revelador. Cuando entras en un periodo entre los 20 y los 30 años, el hecho de no tener novio o novia muchas veces creemos que es sinónimo de que hay algo que no estás haciendo bien. Esto trae consecuencias aún mayores, porque comienzas a meterte prisa y cuando estás conociendo a alguien, se nota. La pregunta que me sale es: ¿desde dónde buscamos pareja? ¿Desde la necesidad o desde la libertad? Una cosa que siempre me ha ayudado a nivel personal es el decirme a mí misma: ¿estoy buscando pareja porque quiero decirle al público que la tengo? ¿O porque es algo que ahora mismo quiero? Hay mucha gente que siente malestar cuando no la tiene, pero no está viendo que hay una gran parte de presión social y de miedo al fracaso".

"Todo es consecuencia de una falta de conocimiento emocional"

¿Qué opináis sobre que aún siga habiendo gente que relacione el hecho de estar solo con el de estar incompleto?

Laura: Creo que poco a poco es verdad que los nuevos paradigmas del amor sí que van cambiando. Ahora mismo estamos en un momento en el que nos hemos educado con unas creencias sobre él que ya no se corresponden con nuestra sociedad. Estamos transitando un cambio y nuestros nietos van a tener una concepción del amor muy distinta a la que tenemos nosotros.

Regina: Vincular soltería con ser incompleto es algo anacrónico y que viene de la sociedad patriarcal que, gracias a las elecciones personales desde la libertad, está desapareciendo.

Mar: Fisiológicamente estamos diseñados para estar con alguien. Tu cerebro siempre te va a decir que estando acompañado vas a estar más seguro. Pero es algo primitivo: nuestra mente no entiende que hemos evolucionado y que no siempre necesitamos que alguien nos cuide. Que la gente te meta en la cabeza que estar solo significa estar incompleto me parece muy peligroso. A la larga produce en las personas una dependencia muy incómoda. Al final, todo esto es consecuencia de una falta de conocimiento emocional. Hay una franja de edad joven que están decidiendo cambiar ese paradigma.

¿Creéis que sigue habiendo un tabú a la hora de afirmar que estamos sin pareja?

Regina: Aunque estén de moda diferentes maneras de relacionarnos (dating, sexting, relaciones abiertas, poliamorosas y un largo etc,), los que no tenemos pareja seguimos teniendo cierto reparo a contestar a una pregunta: ¿estás con alguien? Al responder, hay una carga importante de justificaciones y explicaciones por no tener pareja y por cómo hemos llegado a ese punto: si es una situación elegida, la justificamos; si es no deseada, explicamos qué fue lo que nos llevó hasta ella.

Mar: Aún arrastramos viejos miedos y creencias que corresponden con otras épocas y siguen muy metidas en nuestra sociedad. Antiguamente, estar con alguien significaba sentirse seguro tanto emocional como anímicamente. 

"La soledad es una habilidad que hay que practicar"

¿Por qué nos cuestionan a la hora de estar solteros y no cuando tenemos pareja?

Regina: Parece que las etapas vitales como ser humano social siguen siendo las mismas: hacerse adulto pasa por tener pareja y es uno de los estadios que hay que pasar para ser considerado “normal”. Si seguimos esas etapas, no se nos pregunta. Pero si tardamos en tener pareja, surgen dudas.

Mar: Muchas personas te cuestionan a la hora de estar soltero porque ellos mismos han decidido tener una vida de conformismo por miedo a estar solo o a no ser feliz. A la sociedad le interesa que siempre tengamos esa necesidad de que alguien tire de nosotros y de que no somos lo suficientemente válidos para, siendo solteros, llevar una vida plena y satisfactoria.

Hay personas que confunden el estar solo con sentirse solo. ¿Qué le diríais a alguien que no está solo, pero sí se siente de esa manera?

LauraCreo que la clave está en aprender a acompañarse a uno mismo. Vivimos en una sociedad en la que nos da mucho miedo sentirnos mal, tener ansiedad o sufrir dolor. Se supone que tenemos que estar contentos todo el tiempo porque existe una presión social sobre ello, pero debemos aprender que las emociones negativas existen por algo y te dan información. Cuando aprendemos a estar con nosotros mismos, esa soledad ya no se hace tan grande. En el momento en el que te sientes solo aún estando acompañado de gente, realmente lo que te está diciendo esa sensación es que te faltas tú.

Regina: Tener una pareja plena pasa por saber qué tipo de pareja queremos y qué es lo que encaja con nuestra forma de ser y de vivir. Si estando en pareja una persona se siente sola, le diría que revise las expectativas de qué es una pareja y las contraste con su situación. Tal vez haya una brecha entre lo que quiere y lo que tiene.

Mar: El estar solo es un concepto que debe ser elegido. La soledad es una habilidad que hay que practicar. Sentirse solo incluye aspectos patológicos y que nos hacen daño. Muchas veces, en la soledad nos perdemos y amargamos porque estamos poniendo el foco fuera. Pero debemos enfocarnos en nosotros mismos: ¿quién eres? ¿Qué quieres? También es necesario aprender a soltar a aquellas personas que ya no te aporten. Estamos más pendientes de llenar con cantidad nuestro sistema de relaciones sociales que en elegir la calidad dentro de ellas.

¿Creéis que el ideal de amor romántico nos hace sentir más frustración cuando una relación fracasa? ¿O una presión añadida?

Regina: El amor romántico aún está muy relacionado con el tipo de pareja con el que hemos crecido. La frustración aparece cuando el ideal y la realidad están distanciados y cuando hacemos demasiados esfuerzos para que la relación de pareja encaje en un molde, olvidándonos de vivir el día a día.

Mar: Lo primero es que hay que conocer los factores en los que se apoya este amor: es antiguo y nadie nos ha dicho que tengamos que actualizarlo. El amor romántico vuelve a ser una trampa que te hace esperar una ilusión idílica. El día de mañana puede aparecer alguien, o no. Al final, lo que hace es crear una relación de desequilibrio. Además, tiene ese ideal de que “el amor todo lo puede”, pero no siempre es así.

"La soltería debe verse como una oportunidad para crecer"

¿Tenemos miedo a la soledad impuesta?

LauraClaro, totalmente. No es lo mismo que se haya impuesto a que se haya decidido. Claro que da mucho miedo, pero al final... ¿qué se puede hacer? Pues intentar vivirlo como una oportunidad para crecer, aunque eso no quita que pueda ser muy duro y que haya gente que en lugar de vivirlo como una oportunidad, lo viva como algo traumático. En el momento en el que aceptas ese dolor, pierde bastante poder porque te das cuenta de que no es más que eso. Muchas veces intentamos encontrar las respuestas demasiado pronto. Es el tiempo el que nos da ese aprendizaje, pero para que eso ocurra, es necesario vivirlo. 

Regina: El confinamiento ha puesto en evidencia la realidad que vivía cada pareja, sin adornos ni distracciones. Estábamos acostumbrados a disimular la realidad trabajando fuera de casa, realizando actividades variadas… Y de pronto, hemos pasado a conocer a esa persona conviviendo 24 horas durante cuatro meses, con sus virtudes y defectos. Muchas parejas han salido fortalecidas. A otras, la convivencia real las ha llevado a tomar consciencia de que no es ni lo que necesitan ni lo que quieren. Después del confinamiento, hay más consciencia del tipo de relación que queremos tener y se valida el dicho: más vale solo, que mal acompañado.

¿Crees que estamos en un momento donde la soltería se ha convertido en algo que se elige? ¿Ha dejado de ser solo la consecuencia de una ruptura?

LauraHay mucha gente que no tiene una relación por miedo al vínculo, a que le hagan daño o a implicarse. También hay quien se da cuenta, y esto es muy bonito, de lo maravilloso que puede ser estar soltero, de lo que te enriquece y de que también es un camino que te permite conocerte a ti mismo y saber lo que te gusta y lo que no. De cara a futuras relaciones, es fundamental haber vivido un periodo de soltería donde hayas podido conocerte más, saber qué tipo de estilo de vida te gusta, qué hábitos tienes, etc. Creo que una de las consecuencias de estar siempre en pareja es que te encuentras con la pregunta de "no sé quién soy".

Regina: Elegir no tener pareja es una opción válida y aceptada si es una elección desde la libertad y está alineada con los valores personales. La sociedad actual prima lo individual y permite elegir qué es lo que nos hará felices. Elegir libremente nos predispone a vivir la soltería en plenitud.

Mar: El estar solo es sinónimo de crecimiento personal. Es muy importante tener modelos que reivindiquen este modo de encajar dentro de la sociedad. Estamos más dispuestos, pero porque somos capaces de elegir un trabajo que sea pleno, tenemos una red social que nos apoya, destinamos nuestros recursos económicos a disfrutar del ocio… Ya no todo es la pareja, sino que forma parte de otra de las cinco áreas básicas que tiene el ser humano para sentirse pleno y satisfecho.

"Hay mayor aceptación a concebir a la pareja como algo que suma y no que completa"

¿Seguimos pensando que estamos destinados a vivir en pareja?

LauraNo, de ninguna manera. Poco a poco van surgiendo nuevos estilos de vida y cada vez hay más apertura mental, pero aún hay mucho trabajo de por medio. Creo que, efectivamente, vivimos con el patrón metido de que lo que tenemos que hacer es estudiar una carrera, encontrar un trabajo, casarnos y tener hijos. No hay otras opciones, ¿no? Progresivamente sí que veo que la gente coge la mochila y se va o que, simplemente, no le apetece tener pareja porque está bien con un estilo de vida en soltería. La frase que yo he escuchado tantas veces y que me molesta muchísimo es: "pero… ¿cómo una niña tan mona como tú no tiene novio?". Además, es como que te lo tienes que tomar como un piropo. Nunca te ha pasado lo de ir a una reunión familiar y que lo primero que te pregunten sea: "bueno y qué, ¿ya tienes novio?". Es como "¿qué pasa? ¿no te interesa nada más de mi vida?

Regina: Aún es muy fuerte la presión social de que vivir en pareja es lo correcto. Aunque no esté instaurado el paradigma de la soltería, sí empieza a ser diferente el hecho de cómo vivir la relación sin necesidad de compartir todo. Creo que es una elección muy personal que viene marcada por los valores de cada uno, por la historia familiar y por la vivencia de las historias de amor de cada persona. Hay mayor aceptación a no tener pareja, a vivir la pareja como algo que suma y no que completa, a entender que una ruptura no es un fracaso si hay amor, a sentir que separados cada uno será más feliz que estando juntos, a amar sin atar, a recibir algo específico de una persona sin querer tenerlo todo, etc.

Mar: Cada vez menos. La gente joven, que es quienes están saliendo de los vínculos afectivos tradicionales, son los que están gritando a la sociedad que existen otros estilos de relacionarse. Afortunadamente la sociedad evoluciona y tenemos la libertad de elegir cuándo y cómo vamos a establecer nuestros vínculos afectivos. La soltería actualmente es una forma de evolucionar: no genera malestar ni felicidad, sino que es algo necesario que nos hace crecer. Eso no significa que sea mejor o peor que estar en pareja, sino que al final, todo va enfocado a que la satisfacción no se encuentra al lado de alguien, sino que siempre parte de uno mismo.

¿Consideras que este año se va a reivindicar con más fuerza la soltería?

Regina: Se va a reivindicar la elección de lo que cada uno quiere y necesita para sentirse feliz. Después del confinamiento hay más consciencia personal. Conocernos es el motor que nos lleva a hacer valer las elecciones personales.

Mar: Al final es algo que va a tener que ir integrándose en la sociedad. No todas las personas van a estar con pareja. Las empresas ya están invirtiendo una parte de su capital en hacer productos para solteros. Es una tendencia que cada vez es más visible y que las familias están aceptándola paulatinamente.

Laura: Me gustaría pensar que este año se va a reivindicar con más fuerza tanto la soltería como el estar en pareja. Al final hemos pasado un año muy difícil y es buen momento para que, independientemente de la decisión que hayas tomado, la vivas y te alegres. Debemos tomárnoslo como mira, me llevo algo de esta experiencia y le voy a dar un sentido. Si la pandemia me ha quitado una pareja, igual era porque no me sumaba o porque he aprendido lo que no quiero en mi vida.

PLAYZ

anterior siguiente
-->