Enlaces accesibilidad

"Si fueras tú. La película" ya es el vídeo más visto de Playz en Youtube con más de cinco millones de visualizaciones

  • En total, suma más de 57 millones de minutos vistos por espectadores de todo el mundo

Por
 María Pedraza y Óscar Casas, protagonistas de "Si fueras tú"
María Pedraza y Óscar Casas, protagonistas de "Si fueras tú" rtve

"Si fueras tú", la película creada a partir de la serie de Playz, sigue batiendo records. El filme supera ya los cinco millones de visualizaciones. En total, se han visto 57,5 millones de minutos de la ficción protagonizada por María Pedraza y Óscar Casas, lo que convierte a Si Fueras Tú en el vídeo más visto en la historia de la plataforma digital de RTVE en Youtube.

El perfil del espectador es abrumadoramente joven: el 44,7% tiene entre 18 y 24 años. Y la mayoría son mujeres, el 87,7%. Mientras que su procedencia es, en primer lugar, México (24,3%), Argentina (11,6%) y, en tercer lugar, España (10,2%).

Desde su estreno, el 11 de septiembre de 2017, la serie producida por Playz en colaboración con Atomis Media se convirtió en todo un fenómeno entre los jóvenes. Se trata de la primera ficción interactiva y transmedia española, en la que el público podía interactuar con la protagonista y decidir, semana a semana, su futuro. La película es el resultado de las votaciones de los espectadores, con algunas escenas inéditas no incluidas en el montaje original de la serie.

No recomendado para menores de 12 años Si fueras tú - Si fueras tú, la película
Transcripción completa

(Respiración agitada)

(Música de intriga)

(RESPIRACIÓN AGITADA)

(Hierros caen)

¿Hola?

¿Hay alguien?

(Risas)

¿Hola?

(Golpe)

¡Si esto es una broma no tiene ni puta gracia!

(Risas)

(Risas)

(GRITA) ¡Abrirme! ¡Abrirme!

(Música pop)

Buenos días, dormilona.

¿Todo bien?

Sí.

(Móvil)

¿Es Marta?

Sí, me preguntaba cómo iba todo.

¿Y cómo va todo?

Ya verás como a partir de ahora todo irá bien.

Si hay una frase que odio es "todo irá bien".

En mi lista de frases odiadas esa es la segunda.

¿Y cuál es la primera?

"Si luchas por lo que quieres lo conseguirás".

Alba, hay que tener paciencia.

Esa es la tercera.

(Música dramática)

Bueno, guardamos las maletas

y después meto el coche en el garaje.

Cotillas.

¿Qué pasa?

No, nada. Pues venga, vamos.

¡Ay!

No encuentro mis cosas.

¿Pusiste tu nombre en las cajas? Como te dije...

Mierda.

Bueno, me voy.

¿Cómo que te vas?

¿Y me dejas aquí con todo el marrón?

Es que tengo que hacer la inscripción.

Esta caja es tuya, ¿no?

Te queda muy bien.

Es de mamá.

Como siempre me la ponía, me la acabó regalando.

Oye, ¿y esto?

Mi delfín de la suerte.

Como de pequeña tenía miedo.

Pues dormía con él para que me protegiera.

Me encantan los delfines.

Alba,

solo son unos meses.

Siete.

Ya verás que en cuanto te des cuenta

volverás a estar con tus padres.

Además, vivir una temporada con tu tío favorito

tampoco está tan mal, ¿no? Hombre,

es que eres mi único tío, mucha competencia no tienes.

Venga, te acompaño al instituto.

Tío. (ASIENTE)

Creo que aquí serás más útil.

Qué morro tienes.

¡Chao, tío favorito!

¡Chao!

(Música animada)

(Sonido inquietante)

(Claxon)

(Timbre)

(Música de misterio)

Perdón.

¿Cristina?

No, soy Alba.

¿Me puede decir dónde está la secretaría?

¿La secretaría?

Sí, tengo que matricularme.

Sí. Perdona, giras a la izquierda después de los lavabos,

la puerta del fondo.

Gracias.

¿Qué? ¿Ya te has metido otra vez los dedos?

¿No te lavas las manos?

Qué pena me das.

Qué mala cara.

Podrías maquillarte un poco.

Aunque lo tuyo tiene poco arreglo.

¿Pasa algo?

Tienes que firmar... aquí y aquí.

Y no te olvides de poner la fecha.

Vale.

¿Acabas de llegar?

(ASIENTE)

Yo también llevo poco tiempo en Sotocruz.

La gente aquí es un poco rara, ¿no?

Hay de todo, ya verás.

Gracias.

¡Alba!

Tú te llamas Alba, ¿verdad?

(ASIENTE)

Hola. Hola.

Soy Alberto Blasco, el jefe de estudios.

¿Puedes venir conmigo un momento, por favor?

Sí.

Alba, te presento a la sargento Lara,

de la Guardia Civil.

¿Ha pasado algo?

No. No, tranquila.

Os dejo solas.

¿Puedo hacerte un par de preguntas? ¿Sobre qué? No entiendo nada.

Siéntate, por favor.

¿Podrías confirmarme tu nombre y apellidos?

Alba Ruíz Alonso.

¿Quiere ver mi DNI?

Sí.

Yo también soy piscis.

Qué bien.

¿Y siempre interrogan a los nuevos en este pueblo?

No, es solo un trámite.

¿Cuándo te has mudado a Sotocruz?

Hoy mismo.

¿Con tus padres?

Con mi tío Miguel.

El hermano de mi madre. Mis padres viven en Oakland.

Se trasladaron a Nueva Zelanda por trabajo hace un mes.

Y yo me iré con ellos cuando termine el curso.

¿Y por qué te has cambiado de instituto con el curso empezado?

¿Profesor Blasco?

Sí, ¿usted es el...? Sí, Miguel Alonso, el tío de Alba.

¿Hay algún problema con mi sobrina?

No. En principio, todavía no.

¿Es que espera que los haya?

Será mejor que pase, le están esperando.

(Llaman a una puerta)

Buenos días. Adelante.

¿Podrías esperarnos fuera?

(Música de suspense)

Es Cristina Romero.

Desapareció en marzo.

Y nadie sabe dónde está ni qué le pasó.

Alberto, tienes una llamada.

Sí, voy.

Es que no sabes cómo me miraba la gente.

Es que es igual que yo.

Dicen que todos tenemos un doble en alguna parte, ¿no?

Y la mía tiene que estar muerta y vivir en este pueblo de mierda

e ir a mi instituto. ¿No es casualidad?

Lo es. ¿Pero qué más puede ser?

Termina la cena, anda.

En un par de semanas tendrás tu pandilla, ya lo verás.

¿Mi pandilla?

Hablas como una abuela, en serio. Tú es que flipas.

Que voy a ser la friki, me van a machacar.

En serio, no puedo pasar por eso. Para, para.

Lo que tienes que hacer es darles una oportunidad.

Lo más importante, dártela a ti.

Me piro a la cama.

(Música animada)

(Sonido inquietante)

"Hemos puesto todos los medios técnicos y humanos

para descubrir su paradero. ¿Y han descubierto algo?

No podemos hablar de ningún sospechoso,

ni dar más detalles de la investigación".

"Hemos activado un servicio de apoyo psicológico

para todos los alumnos y alumnas que lo necesiten".

"¡Que nos dejéis en paz!".

(Música dramática)

(Tintineo)

(Tintineo)

(Música de suspense)

(Móvil)

(Música dramática)

(CHICO) ¿Qué haces?

Me llamo Rafa.

Nos vimos ayer en el instituto.

Eras uno de los mirones, ¿no?

Por lo menos yo no te hice ninguna foto.

¿Vamos al instituto?

(ASIENTE)

Que no, de verdad, que te lo imaginarías.

Es imposible que hubiera alguien en la ventana.

Además la madre de Cristina y el hermano

se fueron de casa antes del verano, no han vuelto.

¿Seguro? Sí.

Pues te juro que ayer vi alguien en una ventana.

Que no, imposible, te lo imaginarías.

¿Y por qué se mudaron?

No sé, demasiados recuerdos, supongo.

Ya. A ver, cuéntame,

¿por qué robabas la correspondencia de su casa?

No robaba, simplemente cogí un papel del suelo,

se llama publicidad.

(Llamada del móvil)

¿No contestas?

No, es que era publicidad.

Ya.

Oye, ¿y cómo es que empiezas el curso tan tarde?

Es una historia muy larga.

No fumo.

Cris fumaba como un carretero.

¿Eras amigo suyo?

Bueno, sí, la conocía.

¿Y cómo era?

No sé, una chica normal.

Pues tan normal no sería si había gente que la odiaba.

(Música de intriga)

(Llamada del móvil)

Si es tu novia, mejor que contestes.

¿Sí? -"Por fin."

"¿No viste mis mensajes? Llevo media hora..."

...esperándote en la calle. ¿Dónde estás?

"Tía, cálmate."

Un despiste lo tiene cualquiera. -"No digas que me calme."

Me volverán a poner falta por tu culpa. ¿Dónde estás?

-"Estamos llegando a la calle de la estación."

-¿Estamos?

No, que estoy, he dicho "estoy", Nerea.

Pues ya estás dándote la vuelta,

quedamos en cinco en la plaza del mercado.

"Mira que eres capullo, tío."

Será mejor que vayas.

Sí, ¿no?

Oye, una cosa, ¿eres de Ciencias o Humanidades?

Ciencias.

Pues mira, mañana hay un trabajo de Medio Ambiente.

Qué coñazo, ¿no?

Pues sí, la verdad.

Pero como lo haremos en grupos, echaremos unas risas.

Que si quieres, te puedes apuntar al nuestro.

Gracias. Nada.

(Música de suspense in crescendo)

(CHICA) Vamos, Hugo, rápido. (CHICO) Voy.

¡Oye!

Mira quién viene. -No me jodas.

¿Vais al instituto?

Soy Alba.

Yo, Rocío, él es Hugo.

Oye, os juro que no soy Cristina, no tengo nada que ver con ella.

Espero que no aparezca otra.

¿Os imagináis que hubiera docenas de clones?

Venga, vamos.

¿Y qué es eso del trabajo de Medio Ambiente?

¿Cómo te enteraste de lo del trabajo?

Pues... me lo ha comentado Rafa.

¿Qué pasa?

Cuidado con él.

Va de guay, pero no lo es.

Es un capullo. Eso le ha llamado su novia.

¿Y eso?

Olvidó pasar a buscarla esta mañana a su casa.

¿Quién es su novia? Nerea.

Rafa era el novio de Cris.

Y, en cuanto desapareció, enseguida empezó con esa pija.

-Y eso que Nerea y Cris eran íntimas.

¿Y tan rápido se olvidó de ella?

Tal cual.

Yo no sería capaz, desde luego.

Si quieres a alguien de verdad, no puedes hacer eso.

Oye, Alba, si no tienes grupo para el trabajo,

puedes hacerlo con nosotros.

-Si quieres, ¿eh?

Pues es que Rafa también me ha dicho.

Vaya.

Se nos han adelantado. -¿Qué esperabas?

Es carne fresca.

En fin, tú verás con quién vas.

Me lo pensaré.

El aula es esa.

Ahora voy. Os veo dentro.

(Timbre de entrada)

(Tono de llamada)

(Llamada de móvil)

(Llamada)

(Llamada)

(Llamada)

"¿Hola? ¿Quién es?"

¿Hola? "¿Hola? ¿Que quién es?"

Dejamos los teléfonos.

Los guardamos, por favor. Nos despertamos.

Vamos tarde, chicos. Venga, por favor.

Tú siéntate ahí, si quieres.

Os recuerdo que mañana tenemos la salida al campo.

Así que si alguien quiere cambiar de grupo...

ahora es el momento.

Tú, como has llegado la última, ya nos dices con quién quieres ir.

¿Por qué no viniste ayer, Cris?

¡No soy Cris!

Tienes que darme esas fotos. Pero ¿qué fotos?

¿Empezamos o qué? Que nos van a dar las uvas.

¡Sí, ya vamos!

Deja de jugar conmigo, ¿me entiendes?

Os recuerdo que para el informe geomorfológico

nos interesan cuatro factores:

el clima, el relieve, la litología y la vegetación.

A mí es que el rollo de la geología me da una pereza...

Pues vaya fichaje que has hecho, tío.

Se suponía que la nueva era lista. Me llamo Alba.

Y sí, me quedan muchas cosas por saber,

y no son solo de geología.

¿Qué quieres decir?

Tengo un problema.

¿Solo uno?

¿Siempre tienes que ir de lista?

A ver, ¿cuál es tu problema?

Todos os pensáis que soy Cris, y no lo soy.

Necesito conocer más cosas sobre ella.

Blasco me ha pedido que le devuelva unas fotos.

¿Sabéis algo?

Vamos, que sí.

Sabéis algo.

Blasco iba detrás de Cris.

Cris nos pidió que les hiciéramos unas fotos.

Así la dejaría en paz.

Pero Cris tenía novio.

Bueno... -¿Esto qué es,

un programa del corazón?

Vamos, que no quiero suspender este trabajo.

¿Este árbol cuál es?

Ni puta idea.

Las únicas plantas que conozco son las que se pueden fumar.

Ni idea, pero podemos pedir ayuda.

Antes muerta.

¿Qué haces? -Ver si lo estáis haciendo bien.

Es nuestro trabajo.

No me gustaría que os suspendieran.

Bastante tenéis con lo vuestro.

-Devuélvemelo, por favor. -No me da la gana.

¿Algún problema?

Déjalo, tía.

Volvemos a empezar y lo apuntamos en el tuyo.

Tema resuelto. Lo lees y nos dices qué tenemos que hacer.

Mejor lo leéis tú y tu novio. Yo me piro.

Eres valiente. Pocos se atreven a hacer

lo que le has hecho a Nerea y a Rafa.

Quizá por eso siempre hacen lo que les da la gana.

Oye, ¿Blasco siempre es tan borde? No digas eso.

Desde lo de Cris ha cambiado.

Estaban liados. -Eso es una leyenda urbana.

Blasco no haría nunca eso. Él no es así.

Seguro que fue cosa de Cristina. ¿Y por qué lo haría?

Blasco la suspendió.

Seguro que ella le amenazó con decirle a todos

que estaban juntos, aunque fuera mentira.

Cris era capaz de cualquier cosa.

¿Era? ¿Tú también crees que está muerta?

Bueno es una forma de hablar.

Pero vamos, en las series de polis dicen que si el desaparecido

no vuelve en 24 horas, chungo.

Y aquí han pasado meses.

Ayer encontré un papel sobre la desaparición de Cris.

Alguien apuntó a mano que tenía información y un teléfono.

Bueno, Ya hemos acabado y tenemos que irnos.

(Teléfono)

¿Te esperamos?

No, id tirando.

(SUSURRO DE MUJER) Alba...

¿Hola?

¿Puedes ayudarme?

¡Por favor, no te vayas!

¿Dónde estás?

¡Alba!

¡Alba! -¡Alba!

¿Se puede saber dónde estabas?

Venga, vamos.

Vaya susto nos has dado, Alba.

Tampoco ha sido para tanto, solo han sido unos minutos.

¿Unos minutos? Alba, llevamos buscándote más de una hora.

¿Se sabe dónde desapareció Cris?

¿Por qué lo preguntas?

Por esto.

¿Es que no me habéis oído?

¡No os retraséis!

¿Qué pasa Alba?

(Música de suspense in crescendo)

¿Y si la mató él?

¡Pero qué dices!

Tú misma dijiste que tenía problemas con Cris.

Si le chantajeaba, tenía motivos para quitarla de en medio.

¡Qué manía! Que te encarcelan

por enrollarte con una menor. ¡Qué no se enrollaron!

En estos temas, primero te detienen y luego te preguntan.

¿Qué te pasa?

Nada.

A ti te gusta Blasco.

No. No, para nada, Es un viejo.

Venga, tía. A mí me lo puedes contar.

Además, para la edad que tiene, Blasco está bien.

¿No somos amigas?

¿Qué te han dicho? Está reunida.

Y han llamado a tu tío. ¿Y eso?

No sé. Pero me quedo hasta que llegue.

No. No te preocupes, en serio. Qué me quedo contigo.

No hace falta, de verdad. ¿Seguro?

Vale, me voy. Lugo me cuentas. Vale.

Parece que hay restos de sangre.

Lo enviaremos al laboratorio.

Alba, necesito que me indiques exactamente

el lugar donde encontraste la pulsera.

Según tu declaración, estabas cerca de la papelera. Ven.

¿Qué papelera? La fábrica de papel.

Ah, sí.

Estaba por aquí.

Otra cosa: ayer encontré un aviso por la desaparición de Cristina.

Alguien apuntó un número de teléfono,

y creo que sé quién es.

Sí, y yo también.

Se trata de Hugo Molina, un compañero de Cristina.

Alguien anotó su número para que todo el mundo le llamase.

Se trata de una broma pesada. ¿Una broma?

No le veo la gracia.

El pobre chico se pasó tres semanas con el móvil apagado.

No le dejaban en paz.

¿Alguna cosa más, Alba?

No.

Gracias por la colaboración.

Muchas gracias. Gracias a usted.

Lo importante es descubrir la verdad.

¡Cristina!

¡Cristina!

¡Mi niña! ¡Mi niña! Carmen. Carmen, espera.

No es tu hija. Claro que es Cris.

Soy mamá. ¿No me reconoces?

¿Quién es ese hombre?

¿Quién es usted? Por favor, váyanse.

¿Qué hace con mi hija? ¿Quién es usted?

¡Carmen! ¡Deje a mi hija! ¡Cristina!

¡Escucha! ¡Cristina!

¡Cristina! -¡Mamá! Por favor.

¡Cristina!

Sí.

Es de mi hija.

Gracias, Carmen.

¿Dónde encontraron la pulsera?

¿Estaba donde la chaqueta?

No te lo puedo decir.

Sé que todo esto es muy duro... No, no lo sabe.

Esa niña...

es como mi Cris.

¿Seguro que no es ella?

Sí.

Parece imposible, pero... ¿Han analizado las huellas?

Sí hemos hecho todas las comprobaciones.

No es Cristina.

Pobre mujer.

Cómo me miraba.

Es normal, pensaba que eras su hija.

¿Y es normal que yo sea igual que ella?

Dicen que todos... Todos tenemos un doble, ya.

Pero uno puede estar en Islandia y el otro en Albacete.

Yo tengo a mi doble en la casa de enfrente.

Bueno, tenía, porque está muerta.

No, no se sabe si está muerta.

Si no, ya estaría con su familia.

O habría dado señales de vida, pero nadie quiere aceptarlo.

Sí, Alba, de acuerdo, es lo más probable.

Pero no sé, yo creo que... nunca hay que perder la esperanza.

Eso vas y se lo cuentas a su madre.

Al menos, alguien la echa de menos.

Claro que la echan de menos. Todos la echan de menos.

Su novio la ha olvidado muy pronto. Y su mejor amiga.

En el instituto había gente que la odiaba.

Es como si esa chica fuera un monstruo.

Hasta la peor persona tiene algo bueno.

Hay algo más, ¿verdad?

Tengo pesadillas... y Cris se me aparece en ellas.

¿Por qué no me lo habías contado?

Para que no me vieras como a una loca.

Yo nunca pensaría eso.

Y menos después de...

Después de todo lo que ha pasado.

¿Sabes?

Me han dicho que en el pueblo hay una heladería estupenda.

Si no recuerdo mal, tu helado favorito es el de... pistacho.

Hacemos una cosa: voy a por el helado....

y después llamamos a tus padres, ¿vale?

Vale.

Venga, hasta ahora. Hasta ahora.

Gracias.

¿Problemas? Muchos.

Encontramos la chaqueta de Cristina aquí.

Y la pulsera ha aparecido aquí.

Demasiada distancia.

Ya ha pasado mucho tiempo para tener esperanzas.

Esto supone que hay alguien detrás de esto.

Y nos quiere confundir.

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Golpes en la puerta)

Hola. Soy Dani, el hermano de Cristina.

¿Qué quieres? Tenemos que hablar. Es importante.

Dime.

Aquí no. Vamos a mi casa.

Escucha, no quiero que te pase lo mismo que a mi hermana.

Es solo cruzar la calle.

(Música de tensión)

Es Cris de pequeña.

Le encantaba columpiarse.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

Es por aquí.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

¿Os habéis vuelto a mudar a Sotrocruz?

Sí, queresmo estar cerca por si hay novedades con la nueva pista.

Aunque no tengo mucha esperanza.

Solo quiero que el que lo hecho lo pague.

¿Qué hay detrás de esta puerta?

Es el cuarto de mi hermana.

¿Puedo entrar?

(Música de tensión)

(SUSPIRA)

¿Te pasa algo?

No.

Era buena chica.

No todos pensaban lo mismo.

Bueno, desde la separación de mis padres, estaba un poco borde.

Lo pasó muy mal.

Pero era una hermana...

estupenda.

¿No eres ella de verdad?

-Dani, ¿has ido a la farmacia?

-¡Sí, mamá!

Voy a darle esto. Espérame aquí.

(Música de tensión)

¿Qué haces aquí?

¿Es esto de lo que querías hablarme?

Sé quien la mató. Fue Rafa.

No puede ser. Sí, sí puede ser.

Fue él, es un cabrón y lo conozco bien.

No podía soportar que Cris lo dejase.

Y fue el último que estuvo con ella. ¿Tienes pruebas?

Alba, tienes que creerme, por favor. Tengo que irme.

¡Alba!

¡Alba!

¡Alba, escúchame!

No te acerques, ¿eh? -Alba, ¿pasa algo?

-¡Que te metas en tus asuntos!

-Me meto donde me sale de los huevos.

-¿Con mi hermana hiciste lo que te salió de los huevos?

-Mira, chaval, no te pases.

-Que no te acerques. ¡Ya está bien!

-No te acerques a Alba, ¿me oyes? ¡Que paréis ya!

¿Qué coño haces? -¿Ahora qué?

¡Dime dónde está mi hermana! ¿Qué has hecho con ella?

¡Para! ¿Qué?

¡Que paréis!

¡Ayúdame, por favor!

¡Que me digas dónde está mi hermana! ¡Para!

¿Qué está pasando aquí? ¿Qué hiciste con mi hermana?

-¡No me vuelvas a tocar! ¿Queréis parar?

-¡Eres un mierda!

¡Id para casa! ¡Me quedo con él!

-¡Puto loco!

¿Estás bien?

¿Crees que esto va a ayudar a tu madre?

¿Cómo está?

-Mal.

Le he dado unos medicamentos que le recetaron y está dormida.

Venga... Vamos a dar una vuelta, así te calmas.

Ah...

Oye, siento lo que ha pasado.

No te preocupes, no pasa nada.

Oye, pues me puedo quedar así.

Así estaría maquillado ya para la fiesta.

¿De qué fiesta hablas? La de Halloween.

La está organizando Nerea. Y, bueno, venía a invitarte.

Me podrías haber llamado por teléfono.

Ya, bueno, pero no...

No sé, prefería verte y...

No tengo ganas de fiesta.

Venga...

Va a ir todo el mundo.

¿Rocío y Hugo también?

Eh... (RÍE)

No creo. Pues si ellos no van, yo tampoco.

¿En serio?

Bueno...

Si lo tienes tan claro...

Espera.

Hay que cerrar la herida.

No, no, no. Paso.

Cobarde.

De cobarde nada.

No sé si te acuerdas, pero salí a defenderte.

Yo me sé defender sola. Además, no me estaba haciendo nada.

Alba, que ese tío es un enfermo.

Ha perdido a su hermana. Tiene una orden de alejamiento.

Me reventó una botella de cristal en la cabeza.

Está obsesionado con que maté a Cris.

Y ni siquiera la vi esa noche.

Pues él dice lo contrario.

A ver... ¿Tú crees que la Guardia Civil

me habría dejado libre si eso fuera cierto?

Estuve toda la noche con... Nerea.

Parece que pronto te olvidaste de tu novia.

Rafa, me mentiste.

Me dijiste que solo erais conocidos.

Ya.

Es que no... No sé. Me quedé pillado.

Alba, piensa que acababa de conocerte y...

sois iguales... No sé...

Lo siento.

Venga, anda, siéntate, que te pongo los puntos.

Yo quería mucho a Cris.

Fue muy duro para mí.

Nerea pues...

me ayudó mucho.

Pero cuando... ¡Ah, hala, hala, hala!

¿Cuando qué?

Cuando te vi,...

sentí algo que nunca había sentido.

¿Te pongo otro?

Perfecto. Ah.

Dime la verdad...

Tú también sentiste algo.

Lo noté.

¿Qué pasa?

Nada.

¿Va todo bien?

¿Necesitáis algo más?

¡No, no! ¡No hace falta!

¡Ahora bajamos! Vale.

No podemos hacer mucho ruido.

Tranquila.

Oye, que muchas gracias por los primeros auxilios.

Has sido un buen paciente.

Acuérdate de la fiesta. ¿Vale?

¿Nunca aceptas un no por respuesta?

Chao.

Chao.

(Música de tensión)

Sí, sargento Lora.

Ya, ya lo sé, perdona.

Es que... tengo que hablar contigo.

Sí.

Vale.

Gracias.

¿Qué haces aquí? ¿Puedo hablar contigo un momento?

Tengo prisa. He quedado en mi casa.

¿Puedo ir contigo?

Si no queda otro remedio...

Tú dirás.

Quiero que vengas a mi fiesta,

pero Rafa me ha dicho que si Hugo y Rocío no vienen, tú tampoco.

Vaya, parece que tu novio te lo cuenta todo.

Por eso he venido a verte.

Porque quiero que los invites tú.

¿Yo?

Si lo hago yo, no vendrán.

Y no me extraña.

Por eso necesito tu ayuda.

Esto tiene que acabar de una vez.

Han sido unos meses muy duros.

Y lo hemos pasado muy mal.

Unos peor que otros.

He hecho cosas de las que no me siento orgullosa.

Ayúdame.

Por favor.

¡Ni de coña! ¿Tú sabes las putadas que nos han hecho?

Hugo, por favor.

Mira, tú haz lo que quieras, pero con nosotros no cuentes.

Por lo menos, conmigo.

¡Hugo, espera!

Tía, ¿qué le pasa?

¿No lo sabes? No.

¿El qué?

Hugo estaba colado por Cris.

Cuando ella se enteró, quiso reírse de él.

¿Qué hizo?

Le dijo que también le gustaba,

que le parecía un chico interesante y especial.

Y se citó con él en el parque.

"Pero ¡bueno!".

"¿A quién esperabas?". -"A nadie...".

"¿No? -"A nadie".

-"¿Seguro? A mi novia. ¿Sí?". -"¡No esperaba a tu novia!".

"Ven, ven, ven".

"Te van a explicar una cosita aquí, yo creo...".

"Mira".

"¡Eh, eh! ¿Adónde vas?".

"Te vas a enterar".

"¡Que lo digas, venga!". -"Soy un mierda".

-"Que no te escuché. Otra vez, que no te he escuchado".

"¡Soy una mierda!".

-"¡Oh, no!".

"(RÍEN)". -"Soy un mierda".

-El vídeo se ruló por todo el instituto.

Hugo se intentó suicidar con un bote de pastillas.

Estuvo mucho tiempo sin venir a clase.

Cris nos hacía la vida imposible.

Como ahora hace Nerea.

Mira, Rocío...

Yo he tenido que cambiar de instituto

porque también me hacían la vida imposible.

Y me arrepiento de haberlo hecho.

¿Por qué?

Porque tenía que haberme quedado ahí.

Arreglar mis problemas en vez de huir.

Eso es muy fácil de decir.

Lo sé,

pero es el momento de arreglar las cosas.

Debéis confiar.

Yo sé que lo estáis pasado muy mal.

Pero seguro que todo va a ser distinto.

Todo el mundo merece una segunda oportunidad.

La que Cris no tuvo.

No sé qué hacer.

Yo voy a ir a la fiesta.

Solo entraré si vosotros venís.

Creo que esta noche todo va a cambiar.

¡Guau!

¿Qué? ¿Qué te parece? ¿A que acojona?

Lo que acojona es tu vocabulario.

Como se enteren tus padres de lo mal que hablas, me matan.

Espera, que esto... está mal. A ver.

Pues... ¿sabes que apenas pienso en mis padres?

Ya te dije que te adaptarías rápido.

No, pero...

Quiero decir que debo mirar una foto

para acordarme de ellos. Es como si no tuviera memoria.

Bueno, no te preocupes por los fallos de memoria.

El médico dijo que era normal después de...

Tomarme las pastillas. Sí.

Pero es que no recuerdo ni siquiera eso.

Bueno, ¡venga! No le des más vueltas.

Pásatelo bien y no hagas tonterías.

¡Listo!

Adiós. Adiós.

(MURMURAN)

Hola.

Hola.

Te estaba esperando para acompañarte.

(Moto)

(Claxon)

¿Y Rocío? Ahora voy a buscarla.

¡Es el de la familia Adams!

-Joder, vas de Muerte. -Muy gracioso.

-Que no es de coña.

Siento si te lo ha parecido.

Bueno, y que...

Que también siento lo que te hicimos Cris y yo.

De verdad.

-Bueno,

os esperamos allí.

En serio, me alegro un montón de que vengáis.

Gracias... por pedir perdón.

-De nada, es lo que tocaba.

Nerea tiene razón.

Hoy empieza una nueva era.

Y habrá que celebrarlo.

Pues sí.

¿Quieres una?

Son de puta madre, te lo juro.

Hey, que me las ha pasado mi hermano.

Son de confianza.

(Música techno)

No tengas miedo, no te pasará nada.

Mejor que no, la última vez que me tomé una

no me sentó del todo bien, no merece la pena.

Como quieras.

Venga, vamos. ¿Y tú?

No.

Si tú no te la tomas, yo tampoco, no merece la pena.

(Música techno)

Joder, vaya ambientazo, ¿no?

¡Vamos!

-¡Aah!

-¡Quita!

(Alboroto)

-Alba, mira, la Familia Adams. Estáis geniales.

-Gracias.

-¿Lo ves?

Que todo tiene solución... y gracias a ti.

(Timbre de la puerta)

Hola. Hola, ¿puedo hablar con usted?

Sí, adelante. Gracias.

(Música techno y risas)

(Teléfono)

Vamos a bailar. Venga, vamos. No. ¡Qué no!

¡Venga! ¡Qué no!

¡Vamos!

Podía haber denunciado a mi hijo

y con la orden de alejamiento que tiene con Rafa

ahora podía estar en la cárcel, eso hubiera sido demasiado para mí.

Hablar arregla muchos problemas.

Es como si toda esa ira que tenía hubiera desaparecido.

Eso es mérito de Dani, se lo aseguro.

Mire, todos tenemos dentro algo bueno y algo malo,

solo es cuestión de prestar atención a lo bueno,

de hacer ver que todo tiene solución,

por mucho que nos duela la vida.

No voy a tener esperanzas que no serán realidad.

No, para seguir viviendo,

para poder dar lo mejor a su hijo y a usted misma.

Para tener paz.

Yo nunca encontraré la paz.

Jamás hay que decir "nunca".

¡Oye, Alba! Tenías razón, ha sido buena idea venir.

¿Merecía la pena sí o no? Sí.

¿Brindamos? Claro.

Oye, ¿tienes un minuto?

Quiero hablar contigo.

Claro.

Es un montaje. Estás metido en un buen lío.

Y estás acosando a Alba. ¡Es Cristina!

No lo es, las pruebas así lo indican.

¿Y quién coño es, su doble?

Esto es muy raro, sargento.

Lo sé, pero solo puedo actuar según las pruebas.

Y esta lo es. ¡Explícate!

A ver...

Es imposible que hiciera algo

ni con Cristina ni con ninguna otra chica.

¿Por qué? Soy gay.

¿Vale? Soy gay.

Mira mi agenda. ¿Quieres hablar con mi novio?

(Móvil)

Sí, dime.

No, ve tú, ya he terminado mi turno.

Alguien está haciendo una fiesta por encima de sus posibilidades.

Odio, halloween.

Antes ponían "el Tenorio" en la tele y a dormir.

¿Qué vas hacer conmigo?

Estás fotos vas a tener que explicárselas al juez.

De momento, deja en paz a Alba.

En serio, me siento mucho mejor después de haberme disculpado.

Has demostrado mucho con lo que has hecho.

La verdad es que no sé por qué hacía esas cosas.

Alba, desde que has llegado aquí he cambiado.

Creo que nos tendríamos que ir, no sea que Nerea.

Nerea me da igual.

(NEREA) Ahora, queridos zombis, el momento estelar de la noche.

Vamos a entrar. -¡Colocaos!

Silencio.

Venga, chicos, silencio, que esto os va a encantar.

La película que cambiará la historia de nuestro cine,

la dura adolescencia o cómo ser una patética que te cagas,

ese título me gusta más.

(Timbre de la puerta)

¿Sabes algo? Ni puta idea.

(Música de misterio)

(RÍEN)

¿Por qué lloras? ¡No llores!

¿Qué pasa, no quieres comer?

¡Patética!

Nerea, olvídalo, la Guardia Civil. -Vaya, justo en el mejor momento.

¡Basta!

¡Que paréis ya!

No sabía nada, lo juro. Mientes, no eres mejor que ellos.

-Tendremos que terminar la fiesta en otro sitio,

Putos vecinos. ¿Qué tal en la Papelera?

(TODOS) ¡Vale!

-Vamos.

-¿Qué, no venís con nosotros?

(TODOS MURMURAN)

¡Esperar! ¡Alba, Alba! ¿Dónde vas?

Me tengo que ir con ellos, tengo que ayudarles.

Están enfadados, déjales.

Quédate conmigo, por favor.

Venga, vamos a pasarlo bien.

-Rafa, ¿pasa algo? -¿En qué estabas pensando?

¿Qué haces poniendo ese vídeo?

¿Qué te pasa, tía? -Cálmate que ha sido una broma.

-¡Una broma! ¿En qué piensas, tía?

(CONTINÚAN DISCUTIENDO)

-¡Estás cambiando por ella!

-¡Alba!

-Se está llevando mi puta moto...

(Música de intriga)

-Que me da igual, Nerea, te has pasado una huevo.

¿Dónde está esta tía ahora? -No muy lejos.

Con la poca gasolina que tenía la moto...

Ahí está.

¿Dónde has dejado mi moto?

Te partiré la cara, ¿donde está mi moto?

Está ahí, que te tranquilices.

-¡Nerea, tía, relájate!

A ver, chicas, ¿esto no es una fiesta?

Pues venga, vamos a pasárnoslo bien.

Ey...

Venga.

Gilipollas.

(Música de misterio)

Joder... (RÍE) -No te rías por eso.

Ay...

-¿Hola?

-¿Hola?

-¿No hay nadie todavía?

-No. -Pues yo no espero.

-Tú, pásame... Has traído vasos, ¿no?

-Cuidado, que nos caemos.

(Cristales rotos)

-Hala, bien por ti.

(Música de misterio)

-¿Quedan cervezas?

(Música de misterio)

¿Qué haces aquí?

-¿Qué hace aquí quién?

Ella.

-¿Ella? Ella... ¿Quién es ella?

¿No la veis?

¿A quién?

A Cris.

Déjate de bromas, Alba.

Que está aquí, lo juro.

-No me pueden ver. -¿Qué quieres de mí?

-¡Estás hablando sola!

¿Tú qué te has tomado?

-¡Estás colgada! -Dejadla en paz.

-Está hablando sola, ¿no te das cuenta?

-Alba, ven, por favor. -¡Alba, para ya!

-¿Qué haces? -Alba, Alba, ven.

-¡Joder! ¿Qué mierda es esta?

-Vamos, venga. -¡Alba, vámonos!

-¡Vamos! -Espera un momento. Alba, vamos.

-¡Corred, corred!

Yo no soy como tú,

tú hiciste daño a muchísima gente.

-No eres como yo,

eres yo, Alba.

Sígueme.

(Música de misterio)

-¡Vamos, daos prisa, corred!

-Chicos.

Chicos, esperad un momento. -Pero ¿qué haces?

-Hay que volver.

No podemos dejar a Alba sola.

-No vayas.

-¡Que me dejes!

-¡También podemos decir la verdad, que fue un accidente!

¡A lo mejor así algún día puedo volver a dormir!

-¿De verdad vas a dormir mejor en un reformatorio?

¡Yo no pienso pagar por esa hija de puta! ¡Ayúdame!

-¡No!

-¡Mira, Rocío, tú tuviste la idea de dejar esa chaqueta

en la otra punta del pueblo!

¡No me puedes dejar solo ahora!

-Ya es demasiado tarde.

-No deberías de haber venido. -¡No le hagas daño!

¿Qué haces, Hugo? ¡Para, no lo hagas!

-Rocío...

¿Qué he hecho?

¡Todo esto es culpa tuya, Alba!

¿Por qué ellos sí te pueden ver?

-Porque son las únicas personas que saben que estoy muerta.

-¿Qué cojones pasa aquí? ¿Qué me echasteis en la bebida?

-Yo soy Cris y me matasteis, Hugo.

-O sea, que fuisteis vosotros.

-No. ¡Sí, bueno, dejadme en paz!

¡Cris, solamente te queríamos dar un susto

para que sufrieras lo mismo que nos hacías sufrir, de verdad!

¡Me has hecho mucho daño!

¿Hola?

Si esto es una broma, no tiene ni puta gracia.

¡Ah! ¡Abridla! ¡Abridme!

¡Ah!

-¿Qué se siente cuando se tiene miedo?

¡Déjame, gilipollas!

¡Que vengas! ¡Déjame, hijo de puta!

¡Ven aquí, hostia!

¡Cris!

¡Ah!

¡Suéltame!

¡Que me sueltes, cabrón!

¿Por qué me has humillado? ¡Suéltame! ¡Ah!

-Cris...

-¿Qué hemos hecho?

¡¿Qué hemos hecho?!

-De verdad, que fue sin querer, que fue un accidente.

(Música de misterio)

Pero ¿qué coño ha pasado aquí?

(Radio policial ininteligible)

(Música de misterio)

Déjeles pasar.

¿Es mi hija?

Sí.

Nos avisó Rafa.

-Pero ¿por qué no le detiene?

Porque no fue él.

Fue Hugo en colaboración con Rocío.

Rocío lo ha confesado todo. -Necesito verla.

Carmen, no te lo aconsejo.

Me da igual, necesito verla. -Mamá, más tarde.

Venga, déjales trabajar. Sí.

¿De verdad que no me pueden ver?

Seguro.

Entonces investigarán mi desaparición.

Nadie recordará nada.

Ni de ti ni de mí.

¿Y el colegio?

¿La fiesta donde perdí el sentido?

No busques el móvil.

Nada ha existido.

¿Y Marta?

Ahí la tienes.

¿La secretaria del instituto?

Soy Cris.

Hice daño a mucha gente...

y no me di cuenta.

Pero has vuelto...

y has defendido a los débiles,

has tenido una segunda oportunidad

y la has aprovechado.

Venga, es hora de irnos.

Me gustaría despedirme de ella.

(LLORA)

No te verá.

A lo mejor puede sentirme...

y saber que estoy en paz.

Inténtalo.

(Música rock)

Te quiero.

(ECO) Te quiero. Te quiero.

(Música rock)

(Sintonía final)

Si fueras tú - Si fueras tú, la película

Además del éxito del público, "Si fueras tú" ha recibido también numerosos premios, entre ellos, la medalla de plata como mejor drama en soporte digital en el Festival de Nueva York.

Con un reparto juvenil encabezado por María Pedraza, Óscar Casas, Jorge Motos, Nerea Elizalde y Lucía Díez, "Si Fueras Tú" narra la historia de Alba, una joven de 17 años que se muda con su tío Miguel a Sotocruz, una urbanización en busca de una nueva vida. Los padres de Alba se han trasladado a Nueva Zelanda por trabajo, pero ella tiene que terminar el curso en España.

Sin embargo, nada más llegar al instituto se da cuenta de que no va a ser tan fácil adaptarse. ¿La causa? Su parecido con Cris, una muchacha desaparecida hace justo medio año.

PLAYZ

anterior siguiente