Enlaces accesibilidad

'Poember', el mes que reivindica la poesía: "Hace falta leer más para abrir la mente y el corazón"

  • Durante noviembre, los usuarios de Instagram disfrutan de un reto poético que invita a crear y leer textos
  • El movimiento fue creado en 2017 por la poeta sevillana Siracusa Bravo Guerrero

Por
Detalle de una persona escribiendo en un cuaderno
El desafío poético invita a escribir cada día un texto con una palabra dada GETTY IMAGES

La poesía es más que un género literario, incluso la RAE lo reconoce en la sexta acepción de la palabra. “Cualquier persona puede ser poeta si no nos referimos al oficio, sino a una manera de sentir y de vivir, a un estilo de vida”, explica Siracusa Bravo Guerrero. La poeta sevillana creó hace cuatro años el mes de Poember, un movimiento que busca reivindicar, a través de las redes sociales, la escritura como un beneficioso y necesario encuentro con nuestro yo interior: “Hace falta leer más y más poesía para abrir la mente y el corazón”.

Poember nació en 2017 de la mano de la autora de poemarios como De cómo Peter Pan me quitó demasiado (2011) y consiste en un mes completo, el de noviembre, dedicado a la lectura y escritura de poesía. Este desafío invita a realizar un poema cada día con un término dado por la cuenta de Instagram @officialpoember. “Hay palabras que dan mucho juego y es sorprendente lo que se puede hacer alrededor de ella”, aunque “en la constancia está el verdadero reto”, apunta la creadora.

Hay mucha gente que solo se pasa a leer y eso también es parte del Poember

A través del hashtag #poember, los usuarios comparten sus creaciones y forman un enriquecedor ambiente literario abierto al disfrute de todo el público, participante o no. Así, el ejercicio de lectura es también una parte importante de Poember. Cada día la cuenta oficial divulga un “poemón” que contiene la palabra de la jornada y que sirve como ejemplo e inspiración: “Hay mucha gente que solo se pasa a leer, no escribe, y eso también es bonito y es parte del Poember”.

Retrato de la poeta Siracusa Bravo Guerrero

Retrato de la poeta Siracusa Bravo Guerrero RAÚL DÍAZ

Ahora, su creadora, que también participa en el evento desde su cuenta personal, se encuentra dándole forma a unos cuadernos que recogen sus ‘poembers’ de los últimos años. “Espero tenerlos para Navidad”, comenta Bravo Guerrero.

Origen y significado del movimiento

La inspiración que gestó Poember llegó a la poeta gracias a los ejercicios de escritura que realiza en sus talleres literarios y al ejemplo de otro movimiento, el Inktober. Durante el mes de octubre, el Inktober ofrece una lista de palabras sobre las que dibujar diariamente desde 2016. "¿Por qué no hacer un reto de escritura?", se preguntó la poeta al unir ambas experiencias.

Entonces y durante un encuentro literario, el de Verso adentro, sus compañeros afianzaron la imagen simiente: “La comenté, les encantó y vine con la idea fija”. En cuanto a la fecha, la influencia de la película Noviembre dulce fue decisiva. Así poem (poema) november (noviembre) se unieron para crear un divertido, creativo y didáctico reto que dura todo el mes.

Reglas sugeridas del reto de Poember

Reglas sugeridas del reto de Poember

“Primero elijo los autores, después los poemas de dichos autores y, cuando los tengo, decidido las palabras”, explica. El criterio de elección no es aleatorio, apunta la poeta, sino que busca diversidad tanto en las palabras como en los escritores. “Tiene que haber un poco de todo: sustantivos, adjetivos, verbos e incluso adverbios”, además de autores clásicos, contemporáneos o desconocidos. “Este año saco a una chica sevillana que escribió su primer libro con 17 años”, ya que Poember trata también de dar voz a autores noveles. 

Nos brinda la oportunidad de que alguien con talento salga a la luz

Asimismo, la exposición que proporciona el hashtag de #poember es aprovechada por autores emergentes como Miguel Peñarrubia, mejor conocido como Malatinta: “Vi un montón de artistas compartiendo cosas muy interesantes y vi en ello una posibilidad mayor de darme a conocer”. “Muchos lectores se pasan por las cuentas de los participantes por el simple hecho de disfrutar”, de modo que el movimiento “nos brinda la oportunidad de que alguien con talento, pero sin difusión salga a la luz”.

"Un momento al día para estar contigo mismo"

Para su creadora, participar en Poember significa “dedicar un momento al día para estar contigo mismo”, algo que a muchas personas nos resulta difícil. “Animo a que todo el que quiera escriba un texto con sus pensamientos, con sus emociones”, porque “hay muchas veces que se nos olvida que tenemos que mirarnos por dentro”. Según Bravo Guerrero, cualquier edad es buena para disfrutar del movimiento: “Dentro de los que los participantes comparten, seguro que hay algún poema que les puedas leer a tus niños. Si se hiciera en familia yo estaría encantada”.

Con la poesía te pones el traje del poema, tú eres quien lo habita

Dicen que los hábitos se crean a los 21 días, por lo que los 30 de Poember presentan una muy buena oportunidad para afianzar la costumbre de leerse y conocerse a uno mismo. Para la sevillana, el beneficio de la poesía proviene de que no es una historia inventada, sino un encuentro privado. “Tienes que habitar sensaciones, sentimientos, pensamientos, emociones…”, por lo que "no es una máscara ni el personaje de un libro". “Te ves a ti mismo. Con la poesía te pones el traje del poema, tú eres quien lo viste, quien lo habita”, explica Bravo Guerrero.

De acuerdo con Antonio, un estudiante que lleva dos años participando en el reto poético, este mes es una oportunidad para "expresar lo que sientes". “Lo conocí gracias a mi novia, empezamos a hacerlo como una competición, pero yo quería dedicárselo a ella”, explica. El joven observa en el movimiento un buen ejercicio mental que “ayuda a compartir con el mundo esa parte de arte que todos tenemos”. No obstante, la publicidad no es necesaria para disfrutar de Poember: "Al no postear nada en Instagram, creo que el beneficio es el compartir con quien amas la poesía”. 

Noticias

anterior siguiente