Enlaces accesibilidad
Ciencia

La Universidad de Cantabria desarrollará sistemas de predicción del nivel del mar para Nueva Zelanda

  • Participn en un proyecto liderado por el Servicio Meteorológico de ese país y en colaboración con la Universidad de Waikato

  • Analizarán datos históricos climáticos de la atmósfera y nivel del mar, para estudiar los eventos extremos de los últimos 40 años

Por
Sistemas de inteligencia artificial predecirán el nivel que puede alcanzar el mar

Un equipo de investigadores del Grupo de Ingeniería Geomática y Oceanográfica (GeoOcean) y del Grupo de Meteorología y Computación de la Universidad de Cantabria están implicados en el proyecto “Machine learning for advanced coastal storm surge predictions” para desarrollar herramientas de predicción del nivel del mar con técnicas estadísticas e inteligencia artificial en Nueva Zelanda. Se trata de una iniciativa financiada a través de la convocatoria ENDEAVOUR 2019 del Ministerio de Innovación del Gobierno del país oceánico, y en la que la UC recibe la financiación a través de la Fundación Leonardo Torres Quevedo.

A lo largo de 18 meses, los científicos trabajarán en colaboración con el Servicio Meteorológico de este país (MetService) y con la Universidad neozelandesa de Waikato. En una primera fase se realizará un análisis de los datos históricos climáticos, tanto de la atmósfera (campos de presión y viento) como del nivel del mar (mareógrafo y modelo numérico), para después analizar los eventos extremos de los últimos 40 años. “En base a todo ello desarrollaremos algoritmos basados en técnicas de aprendizaje automático –redes neuronales, “downscaling” estadístico basado en clima- para predecir el nivel del mar”, explica Fernando J. Méndez, responsable del grupo GeoOcean.

Desarrollaremos algoritmos basados en técnicas de aprendizaje automático para predecir el nivel del mar

Los eventos de inundación son cada vez más frecuentes y Nueva Zelanda está continuamente azotada por borrascas, especialmente en la zona de los 40 rugientes en la isla Sur, así como por esporádicos ciclones tropicales en la isla Norte. Las herramientas de aprendizaje automático y los mapas sinópticos resultantes permiten obtener información muy útil para que las autoridades de los países afectados por estos eventos puedan actuar.

Colaboración y transferencia

La colaboración del Grupo de Meteorología y Computación de la UC, con el profesor Antonio S. Cofiño al frente, tiene dos vertientes: la transferencia tecnológica a través del Servicio de Computación para la Investigación, que da apoyo a los grupos de I+D+i de la Universidad; y la transferencia científica gracias al Servicio de Datos Climáticos de Santander, que aporta a los grupos y proyectos de investigación aplicaciones de la ciencia y tecnología de datos para la predicción meteorológica, climática y proyecciones de futuro.

El proyecto en Nueva Zelanda está asociado a otra investigación desarrollada hace cinco años en colaboración con la Universidad de Auckland para estudiar los efectos del cambio climático en la costa, con la que el grupo GeoOcean comenzó a trabajar en la zona. Para la Universidad de Cantabria, esta nueva iniciativa sirve “para fortalecer relaciones entre nuestros grupos de investigación, generar producción científica y ser pieza clave en una tesis doctoral sobre sistemas de predicción de oleaje y nivel del mar basados en redes neuronales”, explica Méndez.

Noticias

anterior siguiente
-->