Enlaces accesibilidad

"El turismo no recuperará los niveles de 2019 hasta 2023"

  • Eduardo García, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Cantabria afirma que “primará la seguridad sanitaria antes que el precio”

  • “El Gobierno debe obligar a todos los proveedores a devolver el dinero de los bonos que van a caducar”

Por
Eduardo García cree que la pandemia acabará con los viajes masificados

La seguridad sanitaria de los viajes primará por encima del precio en el turismo postpandemia. Si antes el viajero valoraba un buen precio de un billete de avión, cuando superemos la crisis sanitaria será la seguridad lo primero que tendrá en cuenta. Así lo cree el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Cantabria, Eduardo García. Optimista por naturaleza, aunque ha sido un año muy duro para su sector, considera que este verano puede comenzar la recuperación, pero será lenta, y advierte de que se tardarán años en recuperar lo perdido. De hecho, vaticina que los niveles de 2019 no se recuperarán hasta 2023.

“Los grandes viajes, autobuses enteros, viajes masificados, van a cambiar seguro. Se va a ir a lo que yo llamo “viajes cápsula”, un pequeño grupo familiar, un grupo de amigos, todo en privado” augura Eduardo García. “Si antes primaba el precio en el coste de un billete de avión, ahora va a primar el nivel sanitario. Si hay una compañía con un nivel mínimo de casos, que exija unas garantías importantes a los clientes, eso se va a tener más en cuenta que el precio. Va a primar el turismo seguro, sanitariamente hablando”.


Los últimos doce meses han sido trágicos para las agencias de viajes. Prácticamente sin facturación, han tenido que hacer frente a devoluciones por cancelaciones de viajes, y aún tienen pendientes muchos bonos, emitidos a la espera de que mejorase la situación sanitaria. Unos bonos que caducan pronto, y que plantean un serio problema al sector. “Si los proveedores siguen sin devolver esos bonos, las agencias de viajes no podemos asumirlo”.

El Gobierno central debe obligar a los proveedores a devolver el importe de los bonos; habrá quienes ahora necesiten ese dinero, que era para vacaciones, para ir al supermercado

El presidente de la asociación de agencias recuerda que “llevamos 12 meses pagando locales, seguros, porcentajes de la Seguridad Social…. El Gobierno central debe obligar a todos los proveedores a pagar esas cantidades. Si pone un parche y obliga a los clientes a esperar otros seis meses más, habrá más de uno y de dos que no podrán estar en disposición de esperar. Igual lo que se había destinado a las vacaciones, ahora es necesario para ir al supermercado…” apunta con realismo Eduardo García.

Lenta recuperación

Considera perdida la Semana Santa, dadas las circunstancias, pero piensa que en verano puede llegar el inicio de la recuperación, si progresa como se espera la administración de vacunas. “Las empresas tienen que ir fuera a vender, habrá que llevar muchas medidas sanitarias, pero hay que salir, y si vamos generando cierto ritmo de viajes, hará que las compañías aéreas vayan abriendo rutas….de hecho el calendario de Iberia no tiene nada que ver con 2020… creo que todo esto va a mejorar”.

Aunque el planteamiento es optimista, García aporta también cautelas en cuanto al lento ritmo de progresión del sector turístico. “Si no viene nada que no esperamos, habrá recuperación. Será lenta, porque creo que no alcanzaremos los niveles que teníamos en 2019 hasta 2023, pero las agencias somos camaleónicas y nos hemos buscado la vida estos meses y lo haremos también en el futuro. Habrá que salir adelante”.

“La cornisa cantábrica funcionó tan bien en verano porque se emitió un mensaje de pocos casos y turismo no masificado”

Hay en el sector turístico quienes vaticinan una reacción explosiva cuando se alcance un cierto nivel de seguridad en la lucha contra el coronavirus. Eduardo García constata que el cliente está deseando viajar, pero cree que necesita certezas, mensajes positivos. “El volumen importante de viajeros es el turismo vacacional, pero tiene un componente de positividad, y si todo el entorno que nos rodea es negativocuesta bastante más. En el momento que haya un mensaje positivo como sucedió en verano, habrá movimiento. La cornisa cantábrica funcionó tan bien en verano porque se emitió un mensaje de pocos casos y turismo no masificado”.

Mientras llega esa deseada recuperación, el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Cantabria recuerda que han tenido facturación cero durante toda la pandemia. Piden ayudas directas, considera que el grueso de los fondos debe venir a las comunidades autónomas desde el Gobierno central, y hacen todo lo que pueden para subsistir mientras tanto. Han cerrado sus sedes físicas, pero continúan on line, dispuestos a retornar en cuanto las condiciones mejoren. Y están convencidos de que pronto lo harán.

Entrevista completa:

Encuentros con Eduardo García Escichar ahora

Noticias

anterior siguiente