Enlaces accesibilidad

Un detenido y una mujer herida en un tiroteo que obliga a cerrar el Capitolio y la Casa Blanca

  • Un hombre armado ha entrado en el centro de visitantes del Capitolio
  • Los agentes de seguridad dispararon e hirieron al sospechoso y a una mujer
  • La Policía dice que el hombre actuó solo y descarta vinculaciones terroristas

Por
Un detenido y una mujer herida en un tiroteo que obliga a cerrar el Capitolio y la Casa Blanca

Los accesos al Capitolio de Estados Unidos, sede del Legislativo, y de la Casa Blanca, sede de la Presidencia, permanecieron cerrados ruante unas horas este lunes por un tiroteo en sus inmediaciones, que se ha saldado con un detenido herido y otra mujer también herida. 

Los disparos se han producido contra un hombre que entró armado al centro de visitantes del Capitolio. Los agentes de seguridad han herido tanto al sospechoso como a una mujer que se encontraba al lado.

Las primeras informaciones apuntaron a que un agente policial había resultado herido, sin embargo el jefe de Policía del Capitolio, Matthew Verderosa, lo ha desmentido más tarde en una rueda de prensa.

Tras los disparos, las autoridades activaron los protocolos de seguridad y bloquearon de inmediato las instalaciones del Congreso y también el acceso de la Casa Blanca. Además, ante el caos provocado por el incidente, se pidió a los ciudadanos que se encontraban en las inmediaciones, así como a los trabajadores del Congreso, que se pusieran a resguardo, al tiempo que se cerraron las calles colindantes al tráfico.

Armado en el centro de visitantes

Según ha relatado el jefe de Policía del Capitolio a los medios de comunicación, un hombre entró en el centro de visitantes, y durante el registro se detectó que portaba un arma. El sospechoso fue abatido y trasladado a un hospital de la capital estadounidense, donde está siendo operado de sus heridas y su estado es "estable pero crítico". De momento, Verderosa no ha aclarado cuántos agentes abrieron fuego contra él.

El hombre, identificado como Larry Dawson, afroamericano de 66 años y residente en Tennessee, era ya conocido por los servicios de seguridad del Legislativo porque el octubre pasado fue arrestado tras haber interrumpido una sesión de la Cámara de Representantes gritando: "Soy un profeta de Dios". Ahora, ha sido acusado de "asalto con arma mortífera" y "asalto armado contra un agente".

La mujer que ha resultado afectada por los disparos de los agentes de seguridad también ha sido trasladada a un centro médico, pero aparentemente ha sufrido daños menores.

Poco después, cuando la situación fue controlada, se ha levantado el bloqueo de la Casa Blanca, para después hacerlo en el Capitolio. El centro de visitantes, donde se está llevando a cabo la investigación, ha permanecido cerrado aunque las autoridades han informado de que este martes reabrirá.

El hombre actuó solo y es "simplemente" un acto criminal

Aunque la investigación está aún en curso, Verderosa ha señalado que los primeros indicios apuntan a que el hombre actuó solo y se trata "simplemente" de un acto criminal, descartando así cualquier vinculación terrorista. El vehículo del sospechoso ha sido encontrado en los terrenos del Congreso y está siendo inspeccionado, ha añadido.

Por su parte, la Policía del Distrito de Columbia ha confirmado en su cuenta de Twitter que se trata de un incidente aislado y de que no supone una "amenaza" para el resto de la capital estadounidense.

El Congreso se encuentra en periodo de receso por las festividades de Pascua y no volverá a la actividad regular hasta mediados del mes próximo. Sin embargo, muchas oficinas de los legisladores continúan su trabajo y parte de los edificios están abiertos a los turistas, muy numerosos en estas fechas.

El Centro de Visitantes del Capitolio se construyó después de que en 1998 dos oficiales de policía fallecieran en un tiroteo, con el objetivo de aumentar las medidas de seguridad.

Noticias

anterior siguiente