Enlaces accesibilidad
Análisis

iPhone 6 y iPhone 6 Plus: más largo, más grande y aún más grande

  • El último móvil de Apple tienes dos tallas: 4,7 y 5,5 pulgadas de pantalla
  • El iPhone 6 Plus (5,5 pulgadas) se tiene que manejar con ambas manos
  • Los dos modelos obtienen imágenes de gran calidad en la mayoría de las ocasiones

Por
El nuevo iPhone 6, de pantalla de 4,7 pulgadas.
El nuevo iPhone 6, de pantalla de 4,7 pulgadas. Apple

Si hace un par de años el iPhone 5 con pantalla de 4 pulgadas supuso un aumento apreciable de tamaño respecto a los iPhone anteriores con pantalla de 3,5 pulgadas, este año el iPhone 6 repite ese efecto de forma aún más notable y por partida doble.

Por un lado, el iPhone 6 incrementa el tamaño de pantalla hasta las 4,7 pulgadas (1334x750 píxeles), un aumento mayor que el que supuso en su día el iPhone 5 al que equivale y que hoy a su lado parece casi de juguete, mucho más pequeño y ligero.

El iPhone 6  Plus impresiona nada más desempaquetarlo

La diferencia es más notable si se compara con el iPhone 6 Plus y su pantalla enorme de 5,5 pulgadas (1920x1080 píxeles) que impresiona nada más desempaquetarlo.

Más pesados y más capaces

Cualquiera que esté acostumbrado a utilizar teléfonos de Apple notará el cambio evidente, porque además cualquiera de los dos modelos nuevos es más pesado que su inmediato predecesor, el ultra ligero (con 112 gramos) iPhone 5S -que todavía permanece a la venta-, una marca apenas aproximada por ningún otro teléfono.

Sin embargo, el peso pasa desapercibido por dos motivos: uno por el reparto de ese peso algo mayor en una superficie más grande, y dos porque con todo sus 129 gramos no son un peso excesivo.

El aumento de peso es justificable teniendo en cuenta lo que se obtiene a cambio: una pantalla de mayores dimensiones y resolución (aunque la nitidiez no varía en el caso del iPhone 6), con un brillo y contraste que son ahora la referencia; más potencia y un perceptible aumento de la autonomía del teléfono, en parte gracias a una batería mayor y en parte gracias a la mejor gestión de la energía que hace el procesador A8 que, según Apple, consume la mitad entregando el doble de potencia gráfica.

Aunque internamente el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus son parecidos el modelo de mayor tamaño, el Plus presenta tres ventajas respecto al iPhone "normal".

Tiene una pantalla más grande y con mayor definición y nitidez (401 píxeles por pulgada), una batería de mayor capacidad y la cámara principal dispone de estabilizador óptico que mejora notablemente los resultados de vídeo (reduciendo el movimiento de cámara) y la calidad de las fotografías tomadas con poca luz.

La desventaja evidente del iPhone 6 Plus son un tamaño y peso mayores (172 gr).

Los nuevos iPhone en la mano

En la mano y en el bolsillo el iPhone 6 resulta como un teléfono móvil convencional; más grande de lo habitual y que su antecesor, pero no tanto como para que resulte incómodo ni extraño. Sus formas redondeadas y poco grosor (6,9 mm) lo hacen cómodo de manejar y de llevar.

En la mano y en el bolsillo el iPhone 6 resulta como un móvil convencional

El iPhone 6 Plus es otra cosa. Tiene el mismo aspecto y diseño que el modelo 'normal', pero no es tan cómodo ni en el bolsillo ni en la mano. No se maneja como un teléfono, al menos no de forma instintiva. Por el contrario requiere atención tanto al llevarlo (no cabe en cualquier bolsillo) como al manejarlo, que exige más atención para utilizarlo con comodidad y sin riesgo de que se caiga al suelo.

El iPhone 6 Plus tiene un ingenioso modo que permite llegar con una mano a cualquier icono o parte de la pantalla dando dos toque en el botón inicio, pero aún así es mejor dedicarle ambas manos cuando se maneja, incluso teniendo las manos grandes.

Sin embargo quien utilice intensamente el teléfono móvil encontrará inevitablemente más atractivo el iPhone 6 Plus. El extra de superficie pantalla, la mayor duración de la batería y la excelente calidad de la cámara hacen que compense cargar con algo que es mayor de lo que se supone que debería ser un teléfono móvil.

Tanto es así que la primera víctima del iPhone 6 Plus sea probablemente el iPad. En mi caso, durante el tiempo que he estado utilizando el modelo con pantalla de 5,5 pulgadas se ha reducido significativamente las veces que he usado una tableta.

La cámara se mantiene entre las mejores

Como es de esperar en un modelo nuevo, el último iPhone mejora en casi todos los aspectos a su predecesor. 'Casi todos los aspectos' porque el iPhone 6 tiene algunas pegas respecto al iPhone 5S.

Por ejemplo, la protuberancia de la cámara, que sin ser exagerada existe; también es peor la posición del botón de encendido y desbloqueo del teléfono que ahora se sitúa en un lateral opuesto a los botones de volumen, por lo que muchas veces se pulsan estos en lugar del botón de encendido.

Probablemente, aparte de la construcción y la pantalla, las cámaras de estos iPhone 6 son el elemento donde se producen mayores y mejores novedades.

La calidad de las fotos mejora en condiciones de baja luminosidad

Aunque el tamaño de las imágenes se mantiene en un máximo de 8 megapíxeles la calidad de las fotos es apreciable, y ahora los es más en condiciones de baja luminosidad. 

Además ahora la cámara permite ajustar la exposición (sobre o sub exponer la imagen) y el procesado entrega mejores resultados con el modo HDR que equilibra las luces y las sombras; las zonas más oscuras y las zonas más iluminadas de una escena.

Importante es también el cambio en el modo de enfoque de la cámara, una mejora que se aprecia especialmente durante la grabación de vídeo que es capaz de mantener el foco durante toda la grabación, determinando el enfoque en cada uno de los fotogramas individualmente.

Junto al estabilizador por software ya conocido (que alinea cada uno de los fotogramas para compensar los movimientos de la cámara) el iPhone 6 Plus estrena un estabilizador óptico, una pequeña lente adicional controlada desde el sensor de movimientos del teléfono que contrarresta los movimientos del teléfono durante la grabación, mejorando significativamente el resultado del vídeo.

Vídeo a cámara lenta aún más lenta

La grabación de vídeo se produce en resolución Full HD (1080p) y a 60 fotogramas por segundo (antes eran 30), lo que resulta en movimientos más suaves y mejores secuencias a cámara lenta; de hecho el modo de cámara lenta pasa de los 120 fotogramas por segundo anteriores hasta los 240 fotogramas por segundo, por lo que la cámara lenta resulta aún más lenta que antes, pudiéndose ajustar según la ocasión o al gusto.

Consigue movimientos más suaves y mejores secuencias a cámara lenta

El modo time-lapse, que tomas fotografías en intervalos de unos pocos segundos para producir un vídeo, se integra como una función más de la cámara del móvil, sin necesidad de recurrir a una aplicación de terceros.

¿Cuál elegir?

Ambos modelos están disponibles con capacidades de almacenamiento de 16, 64 y 128 GB no ampliables mediante tarjetas de memoria. Se echa de menos el modelo de 32 GB porque el de 16 GB resulta muy justo para un teléfono que perfectamente puede reemplazar a una cámara compacta.

Dada la similitud técnica entre ambos teléfonos, elegir entre uno y otro depende primero del presupuesto y después de una mera cuestión de talla.

El iPhone 6 tiene un precio similar que los iPhone anteriores y la cámara está por encima del promedio de los teléfonos móviles equivalentes. Su tamaño más semejante al de un teléfono móvil lo hace más cómodo de llevar y de utilizar.

La pantalla tiene algo menos de resolución y de nitidez, pero resulta algo más contrastada y su tamaño menor beneficia la visualización de vídeo.

Por el contrario, el iPhone 6 Plus rivaliza por precio -y casi por tamaño- con los iPad y sobre todo con los iPad Mini, a los que casi duplica de precio respecto a los modelos más asequibles.

El iPhone 6 Plus lo tienes que sacar del bolsillo del pantalón para ir en moto o para abrocharte los cordones de los zapatos. Es grande y es pesado y te exige el uso de ambas manos so pena de que acabe en el suelo. Pero una vez que lo pruebas y más aún cuando te acostumbras, resulta difícil volver a algo que sea más pequeño. Como se suele decir, 'sarna con gusto no pica'.

Noticias

anterior siguiente