Enlaces accesibilidad
EL PORQUÉ DE LA CIENCIA

¿Cómo cambian de color los camaleones?

Por
Un camaleón verde de Tanzania con dos cuernos fotografiado en las montañas de Usambara
Un camaleón verde de Tanzania con dos cuernos fotografiado en las montañas de Usambara Ales Kocourek (CC @ Wikipedia)

Agarrado a una rama con sus cuatro patas prensiles y su cola enroscada, el camaleón está relajado, quieto como una estatua. Con un ojo mirando hacia nosotros y otro hacia una presa saca su larguísima y pegajosa lengua y la lanza contra un insecto. Se lo traga con parsimonia.

Durante esta escena su color es verde intenso, casi exactamente igual que el de las hojas de la planta sobre la que reposa. Nos acercamos al reptil, y no le gusta.

En menos de 20 segundos el camaleón ha cambiado su coloración. Ahora lunares azules salpican su piel y unas franjas amarillo intenso y marrones recorren su lomo.

Cambian de color gracias a unas células especiales llamadas cromatóforos

Los camaleones cambian de color gracias a una batería de pigmentos que contienen en unas células especiales llamadas cromatóforos. Están situadas en la parte externa de la piel de los camaleones distribuidas en tres capas.

La parte superior contiene los pigmentos rojos y amarillos. La capa intermedia aloja los pigmentos de color blanco y azul. Y la capa más profunda contiene los pigmentos oscuros.

'Vestidos' diferentes

Los cromatóforos distribuyen los pigmentos en su interior de tal manera que se vean más o menos según el estado de ánimo del animal.

Así, utilizan su habilidad para exhibirse -además de cuando se sienten amenazados- cuando cortejan a una hembra o se enfrentan a un rival. En esas ocasiones, su piel luce dibujos únicos y de gran colorido.

En este caso los pigmentos se dispersan por la células y aparece un patrón de color llamativo, discordante con el ambiente, que varía según la especie.

Los camaleones también cambian de color para todo lo contrario, para ocultarse y pasar desapercibidos. En este caso los pigmentos se sitúan en el centro de la células y como resultado reflejan los colores del ambiente que les rodea.

Para completar el disfraz y armonizar por completo con el ambiente arquean el lomo, y se balancean muy despacio hacia delante y hacia detrás, para parecer una hoja mecida por el viento.

Amplia distribución

Los camaleones son lagartos. Son muy abundantes en el África Subsahariana y la isla de Madagascar, pero también viven en Europa (en España vive el camaleón común, Sri Lanka y el este de la India.

Todos los camaleones están protegidos. Hace unos días científicos alemanes descubrían cuatro nuevas especies que se unen a las cerca de 160 que existen, entre ellas la más pequeña del mundo.

La única especie venenosa

En la isla de Borneo vive una serpiente venenosa y camaleónica. Mide medio metro de largo y se llama serpiente del barro de Kapuas (Enhydris gyii).

La descubrieron científicos alemanes en 2006 en el Parque nacional de Betung Kerihun. La capturaron y la colocaron en un recipiente. La serpiente se sintió amenazada y cambio su color drásticamente para llamar la atención.

"Puse la serpiente color marrón-rojizo en el cubo oscuro. Cuando volví a mirar, unos minutos después, estaba casi por completo blanca", explicaba entonces el doctor Mark Auliya, experto en reptiles del zoológico Forschungsmuseum Alexander Koenig.

Noticias

anterior siguiente
-->