Enlaces accesibilidad

El príncipe Guillermo regala a su prometida el anillo de Lady Di "para que no se pierda este día"

       
  • Middleton habla con seguridad ante su "sobrecogedor" futuro
  •    
  • No revelan ni la fecha ni el lugar de la boda y dicen estar "muy, muy felices"
  •    
  • El príncipe ha resaltado que "nadie va a sustituir a mi madre"

Por
El príncipe Guillermo de Inglaterra se casará en 2011 con Kate Middleton

"Es una perspectiva sobrecogedora, pero espero tomármelo con calma. Guillermo es un gran profesor". Con estas palabras, sorprendentemente seguras en la atmósfera inquietante de los flashes de los fotógrafos, Kate Middleton entraba definitivamente en la esfera pública tras anunciarse su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra para el próximo año.

Middleton ha posado en la sala de prensa del Palacio de St James, en el centro de Londres, junto a su prometido y mostrando el regalo de pedida que soñaban los periodistas: el anillo de compromiso de zafiro que llevó su difunta suegra, la princesa Diana, cuando le pidió en matrimonio el padre de Guillermo, el príncipe Carlos, hace ahora 30 años.

"Era mi forma de asegurarme de que mi madre no se perdería ese día", ha justificado el presente de forma emotiva el segundo en la línea sucesoria en la corona británica, que ha añadido: "Es muy especial para mí, como Kate es especial para mí ahora. Es adecuado poner ambas cosas juntas".

"Estamos muy, muy felices"

Ambos han comparecido con un gesto extremedamente feliz; sin concretar ni la fecha ni el lugar de la boda -las apuestas la colocan en agosto de 2011 en la catedral de San Pablo, en Londres-, ni siquiera cómo fue el momento en que él le pidió en matrimonio, durante un viaje privado a Kenia el pasado mes de octubre.

"Él es un verdadero romántico", ha respondido la futura princesa ante las preguntas de los periodistas sin decir si Guillermo se arrodilló en la pedida.

Por su parte, Guillermo ha justificado la tardanza en el compromiso matrimonial -lleva ocho años de relación con Middleton-:"El momento era justo ahora y estamos los dos muy, muy felices".

"Él es muy atento y un apoyo en los malos y en los buenos momentos", ha asegurado Middleton en respuesta a la pregunta de por qué aceptó la petición del príncipe que, más escuetamente, se ha limitado a responder a la misma pregunta con un "lo hemos pasado bien juntos".

"Aliviados" de poder compartir la noticia

Tras el anuncio oficial del enlace, la pareja ha ofrecido una entrevista a la cadena pública británica BBC, en la que han revelado más detalles del compromiso, así como anécdotas de su vida en la universidad y sus esperanzas en el futuro.

El príncipe Guillermo ha reconocido que ambos habían hablado sobre matrimonio antes del viaje a Kenia pero, aún así, para Kate fue "un shock total".

El heredero británico viajó durante varias semanas con el anillo a cuestas antes de elegir el momento adecuado para proponer matrimonio a Kate y, como él sabía que se metería en problemas si lo perdía, lo mantuvo bien escondido.

Ambos han reconocido que se sienten "aliviados" por poder compartir la noticia con todos, ya que les resultó "bastante difícil" mantenerlo en secreto "especialmente durante las últimas dos o tres semanas".

El príncipe ha revelado que aunque se ajustó a la tradición real y se aseguró de tener el permiso del padre de la novia, Michael Middleton, planteó, primero, la gran pregunta a la propia Kate.

"Me sentí dividido entre preguntarle primero al padre de Kate, pero al darme cuenta de que realmente podría decirme que no, eso me echó atrás y pensé que si le preguntaba antes a Kate, él ya no me podría decir que no. Así que lo hice de esa manera. Y me las arreglé para hablar con Mike al poco tiempo de que ocurriera", ha explicado.

"Nadie va a sustituir a mi madre"

En la entrevista con la BBC, la novia mostró el anillo azul de zafiros y diamantes con el que le obsequió el nieto de Isabel II y que perteneció a su madre, la fallecida Diana de Gales.

Pensé que sería bonito porque obviamente ella no va estar aquí para compartir toda esta diversión y emoción y ésta ha sido mi manera de tenerla cerca de todo lo que está ocurriendo", ha comentado Guillermo sobre la elección de la joya.

Kate ha elogiado a su difunta suegra, de la que ha dicho que es "una mujer muy inspiradora", y que le habría gustado conocerla. Muy serio, el príncipe Guillermo ha puntualizado que "nadie va a sustituir a mi madre". 

Los novios han reconocido también que tienen en mente formar una familia aunque, para eso, según apuntó el príncipe, "aún falta tiempo".

También han recordado su época de estudiantes en la universidad de St Andrews (Escocia), donde se conocieron y compartieron piso y el príncipe ha señalado que comenzaron viviendo juntos "como amigos, con otra pareja, y ahí empezó todo". Además, Kate ha desmentido que tuviera una foto del príncipe en su habitación antes de conocerle y ha bromeado sobre el "arte" culinario de su prometido. 

"Cuando estaba intentando impresionar a Kate, trataba de preparar cenas fabulosas y lo que ocurría es que se me quemaba algo, mientras ella estaba sentada intentando ayudar, y básicamente asumiendo el control de la situación", ha explicado.

Kate también ha rememorado el momento en que conoció a la familia real: "Estaba bastante nerviosa por conocer al padre de Guillermo, pero fue muy acogedor, muy agradable, no me lo pudo poner más fácil".

La Familia Real: Les ha tomado mucho tiempo

Tanto la Familia Real británica como la de Middleton y los líderes políticos británicos han expresado su satisfacción con la noticia.

"Estoy encantado, obviamente", ha declarado el príncipe Carlos, padre del futuro novio, que ha bromeado con que "han estado practicando mucho tiempo...lo que me hace sentir muy viejo".

Su esposa y madrastra de Guillermo, la duquesa de Cornualles, Camilla Parker, ha enviado sus buenos deseos desde el Teatro Apolo de Londres: "Es brillante, ¿verdad? Es absolutamente maravilloso".

Mientras, los padres de Middleton, Michael y Carole, también se han declarado "encantados". El padre, leyendo un comunicado en su domicilio de la localidad de Bucklebury, ha asegurado que conocen al príncipe muy bien.

"Todos pensamos que es maravilloso y le tenemos mucho cariño. Hacen una pareja encantadora se divierten mucho y comparten muchas risas juntos. Les deseamos mucha felicidad para el futuro", ha declarado.

Durante una recepción en el Castillo de Windsor para líderes británicos en los territorios de ultramar la Reina Isabel II ha calificado la noticia de "brillante" y ha subrayado que la decisión "les ha tomado un tiempo muy largo".

Los detalles de la boda siguen sin conocerse, especialmente el lugar, aunque las dos ubicaciones que se manejan son altamente simbólicas: la catedral de San Pablo, donde se casaron los padres de Guillermo en 1981 y la Abadía de Westminster, en la que fue enterrada su madre en 1997.

Middleton será la primera plebeya que se casa con un futuro rey en 350 años, desde que Anne Hyde se convirtió en la esposa del futuro rey Jaime II en 1660.

Noticias

anterior siguiente