Enlaces accesibilidad

Irán comunica por carta al OIEA que enriquece uranio a partir de este martes

  • Ya ha ordenado enriquecer uranio al 20% en la planta de Natanz
  • Ha informado al OIEA y le pide que sus inspectores estén presentes

Por

Irán ha informado oficialmente al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) de que este martes comenzará a enriquecer uranio al 20% en la planta de Natanz y planea una gran expansión de su programa nuclear con la construcción de diez nuevas plantas de enriquecimiento el próximo año.

"La carta oficial de Irán sobre las actividades de enriquecimiento de un 20% para proporcionar el combustible para el reactor de Teherán fue presentado ante el OIEA", ha declarado el embajador de Irán ante el OIEA, Alí Asghar Soltanieh, pese a que poco antes la agencia de la ONU aseguró que no había recibido comunicación alguna. 

"Hemos pedido en esta carta a los inspectores del OIEA quee estén presentes en la planta de enriquecimiento de uranio en Natanz, ya que todas las instalaciones nucleares en la República Islámica está bajo el control de la Agencia" , ha añadido a la agencia oficial de noticias IRNA.

"No podíamos esperar más"

Soltanieh ha detallado que "más de ocho meses han pasado desde que Irán le dijo al director general del OIEA que necesitaba combustible" para su reactor de investigación médica en Teherán y "cuatro meses desde que las negociaciones de Viena" sobre el posible suministro de combustible por las grandes potencias.

"Obviamente, no podía esperar más para satisfacer las necesidades de nuestros pacientes cuya atención requiere de isótopos", ha añadido.

Con todo, ha matizado que la República Islámica tiene la puerta abierta a las grandes potencias para cerrar un acuerdo de enriquecimiento en el exterior y les ha animado a "aprovechar la oportunidad para pasar de la confrontación a la cooperación".

Sin embargo, es poco probable que estas palabras calmen a las potencias occidentales, que podrían acabar de convencerse de la necesidad de imponer más sanciones en vez de seguir negociando el enriquecimiento de urano en el extranjero.

Los analistas ven en este anuncio de Irán un movimiento táctico, aunque dudan de la habilidad técnica de los iraníes para tener diez nuevas plantas el próximo año y creen que es difícil que Irán encuentre los componentes cruciales para realizar este enriquecimiento debido a las sanciones de la ONU.

Enfrentamiento enconado

Países como Estados Unidos, Israel, Francia, Alemania y el Reino Unido acusan al régimen de los ayatolás de ocultar, bajo su esfuerzo atómico civil, un proyecto de naturaleza clandestina y aplicaciones bélicas cuyo objetivo sería la adquisición de un arsenal nuclear, alegación que Irán rechaza.

El conflicto se agravó a finales del pasado año después de que Teherán rechazara una propuesta de Washington, París y Moscú para enviar su uranio al 3,5% al exterior y recuperarlo tiempo después enriquecido al 20% en las condiciones necesarias para mantener operativo su reactor nuclear civil en la capital.

Irán afirma que está a favor del referido intercambio, pero exige que éste se produzca en su territorio inicial y se haga de manera escalonada, condiciones que no acepta la otra parte.

Las autoridades iraníes afirman que necesitan unos 120 kilogramos de uranio enriquecido para mantener operativo el reactor, y ha exigido al Organismo Internacional de la Energía Atómica que se lo facilite como es su derecho al ser signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear.

Según las autoridades iraníes, el reactor de Teherán está diseñado para producir una veintena de isótopos para el tratamiento de cáncer.

Noticias

anterior siguiente