arriba Ir arriba

La Audiencia Nacional tiene que resolver ahora una de las extradiciones más voluminosas de los últimos años. Un total de 250 ciudadanos, la mayoría de Taiwán, están pendientes de que el tribunal aprueve su envío a China. Los estafadores se hacían pasar por policías y agentes judiciales y les hacían creer a sus víctimas que estaban siendo investigadas por la justicia.
 

A un mes y medio de que asuma la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump hay provocado la primera crisis diplomática con China. El gigante asiático ha presentado una protesta formal después de que el futuro inquilino de la casa Blanca mantuviera una conversación telefónica con la presidenta de Taiwán. Pekín considera la isla una provincia separatista y exige ser el único interlocutor.

El supertifón Meranti ha llegado este juevesa la costa oriental de China tras su paso por Taiwán, donde ha dejado tres desaparecidos, nueve heridos y una gran devastación, según el Centro de Repuesta de Emergencias de la isla. Meranti, el tifón más fuerte que ha afectado Taiwán los últimos 21 años y el más potente del mundo este año, llegó a la ciudad de Xiamen (provincia china oriental de Fujian, frente a la isla de Taiwán) a las 03.05 de la madrugada del jueves (19.05 GMT del miércoles), según la agencia oficial Xinhua.

Al entrar en China, Meranti ha disminuido la velocidad de sus vientos, que ahora son de hasta 118,8 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 154,8, mientras que ayer llegaron a los 263 kilómetros por hora en Taiwán, según datos del Servicio Meteorológico Central de la isla.
Aun así, se trata del peor tifón que sufre Fujian desde 1949, e imágenes divulgadas por medios locales muestran los cristales de edificios de gran altura hechos añicos y destrozos por las calles. "El viento y la lluvia se hicieron extremadamente violentos desde las 3 de la madrugada. Los sonidos de las ventanas rompiéndose y de las ramas de los árboles agitándose era estremecedor. La electricidad se fue varias veces", refiere Su Binglin, dependiente de una tienda de 24 horas, publica la agencia oficial Xinhua. Con vientos capaces de frenar y arrastrar una moto y a su conductor, Meranti deja a su paso daños multimillonarios, ha destrozado decenas de barcos con olas de hasta 12 metros. Y aún quedan más de 400.000 hogares sin electricidad en Taiwan.

El supertifón Meranti llegó hoy a la costa oriental de China tras su paso por Taiwán, donde causó tres desaparecidos, nueve heridos y una gran devastación, según el Centro de Repuesta de Emergencias de la isla.
Meranti, el tifón más fuerte que ha afectado Taiwán los últimos 21 años y el más potente del mundo este año, llegó a la ciudad de Xiamen (provincia china oriental de Fujian, frente a la isla de Taiwán) a las 03.05 de la madrugada del jueves (19.05 GMT del miércoles), según la agencia oficial Xinhua.
Al entrar en China, Meranti ha disminuido la velocidad de sus vientos, que ahora son de hasta 118,8 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 154,8, mientras que ayer llegaron a los 263 kilómetros por hora en Taiwán, según datos del Servicio Meteorológico Central de la isla.
Aun así, se trata del peor tifón que sufre Fujian desde 1949, e imágenes divulgadas por medios locales muestran los cristales de edificios de gran altura hechos añicos y destrozos por las calles.

Las autoridades de Taiwán temen que el número de víctimas del terremoto que el pasado sábado sacudió el sur del país supere el centenar, mientras los servicios de emergencia siguen buscando contrarreloj a alguno de los más de cien desaparecidos entre los escombros de los edificios derruidos, con la esperanza de hallar algún superviviente.

Los presidentes de Taiwán, Ma Ying-jeou, y de China, Xi Jinping, se reunirán por primera vez desde 1949 este sábado en Singapur para abordar la consolidación de la paz y el mantenimiento del status quo, pero no se firmarán acuerdos ni se emitirá comunicado conjunto.

Será el primer encuentro entre los dirigentes de ambos países desde que el triunfo de la revolución comunista en 1949 estableció la República Popular China en Pekín y se trasladó el gobierno de la República de China a Taiwán. La cumbre fue anunciada en primer lugar por la oficina del presidente taiwanés y confirmada posteriormente por la agencia oficial china Xinhua.