arriba Ir arriba

Cuatro personas han resultado heridas, una de las cuales ha sido ingresada en la UCI, tras producirse una pelea entre aficionados del Deportivo Alavés y del Racing Santander en el barrio de Adurtza de Vitoria. Los incidentes se han producido sobre las 13.40 horas, antes de los partidos que tienen lugar este sábado en la capital alavesa entre el Alavés y la Real Sociedad, y entre el CD Vitoria y Racing Santander, de Segunda B.

Jugadores y técnicos del Racing de Santander han arropado a los voluntarios que están recaudando fondos para conseguir los 900.000 euros que necesita el club antes de que finalice, esta medianoche, la ampliación de capital y ganar así su partido más difícil, el de la supervivencia. Según los datos de la Asociación de Peñas del Racing, a las 15.30 se había logrado reunir 584.180 euros, que han sido aportados por 6.778 impositores.

La Junta General de Accionistas del Racing de Santander ha aprobado hoy la destitución del consejo de administración que presidía Ángel Lavín y la designación de uno nuevo, que estará encabezado por el exjugador racinguista Juan Antonio "Tuto" Sañudo.

Además, se ha aprobado el ejercicio de acción social de responsabilidad contra el consejo saliente y los que le precedieron "hasta donde lo permita la ley".

Se ha celebrado junta de accionistas del Racing de Santander que ha nombrado un nuevo consejo de administración. El mismo está compuesto por algunos exjugadores, como Tuto Sañudo. Este ha afirmado que son necesarios cambios. El comité de competición decidirá si sanciona al equipo por no haber jugado el partido de Copa del Rey (14/01/14).

Los jugadores del Racing han cumplido su amenaza y no han jugado el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey ante la Real Sociedad, a pesar de vestirse de corto y saltar al campo. La premisa para disputarlo era que la directiva del equipo presentase su dimisión, algo que no ha ocurrido.

La plantilla salió al césped de El Sardinero junto a la de la Real, pero una vez se pitó el inicio del partido, los cántabros no hicieron intención de disputar el balón. Tras un par de minutos de cortesía, el colegiado Gil Manzano suspendió el partido.