arriba Ir arriba

El cambio de criterio del PSOE sobre el CETA, el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá no convence a todos los socialistas, así ha respondido Susana Díaz cuando le han preguntado por la abstención. Díaz se ha reunido con el comisario europeo Pierre Moscovici, quien ha asegurado que le vale la abstención del PSOE.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha defendido en Las mañanas de RNE el cambio de postura de su formación con respecto al Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA). Insiste en que la posición de su partido frente al acuerdo es propia y autónoma y que con ella se busca la alternativa para cambiar de manera drástica la política económica del PP.

"Tenemos un documento programático que dice claramente que el PSOE está a favor de la globalización, en absoluto a favor del proteccionismo ni el cierre de fronteras, pero de una globalización que tenga todas las garantías para defender los derechos de los ciudadanos", explica la socialista.

La ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se muestra preocupada con el cambio de postura del PSOE respecto al Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA), a su juicio, un buen acuerdo. García Tejerina afirma que los socialistas se están radicalizando.

"El CETA es un acuerdo muy trabajado, y preocupa [el cambio de postura] por lo que significa, por un cambio de postura tan radical, tan seguidismo a Podemos, tan echarse en brazos a Podemos como se nos había anunciado, y con estas decisiones se materializa", explica.

El Acuerdo Económico y de Comercio entre la UE y Canadá (CETA) se ratificó en febrero pasado en el Parlamento Europeo por 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones. Votaron a favor populares, liberales y más de la mitad de los socialistas, entre ellos los españoles. En contra, los verdes, grupos minoritarios de izquierda y los antieuropeos de Marine Le Pen y Nigel Farage. A la espera de que lo ratifiquen los parlamentos nacionales, ha entrado en vigor de manera provisional y sólo en parte.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha avanzado que su partido se abstendrá en la votación prevista en el Pleno del Congreso la semana que viene sobre el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá, conocido como CETA, después de que este miércoles la presidenta del partido, Cristina Narbona, avanzara que el partido no lo apoyaría, cambiando así su criterio respecto a lo votado esta misma semana en la Comisión de Exteriores del Congreso.

El Acuerdo Económico y de Comercio entre la Unión Europea y Canadá se firmó en octubre de 2016 y fue aprobado por el Parlamento Europeo el 15 de febrero. Votaron a favor el Partido Popular Europeo, liberales, conservadores, reformistas y parte de los Socialistas y Demócratas. En contra, los verdes, la izquierda y nacionalistas.

El CETA elimina las barreras al comercio, con una reducción de tarifas aduaneras y permite la participación de las empresas en concursos públicos, en áreas como las telecomunicaciones, la energía y el transporte. Para sus defensores, este tratado puede suponer un impulso a las relaciones económicas y comerciales. Los detractores consideran, entre otras razones, que está al servicio de las multinacionales, por ejemplo en el arbitraje de conflictos.

La aplicación definitiva y total del acuerdo no será efectiva hasta que den su aprobación los países miembros. En España, se votará la próxima semana. El PSOE, que hasta ahora ha apoyado el Tratado, esta misma semana en la Comisión de Exteriores del Congreso, ha anunciado que reconsiderará su posición.

El secretario general del PSOE ha tomado la iniciativa de llamar a los líderes de Podemos y Ciudadanos, Pablo Iglesias y Albert Rivera, para reunirse con ellos la próxima semana con el objetivo de hacer frente a las políticas del PP. La cita con Iglesias será para intentar impulsar alternativas parlamentarias al gobierno del PP, empezando, a propuesta de Sánchez, por el rescate de jóvenes. Con Rivera analizarán posibles iniciativas en el Congreso como la regeneración democrática y un Plan de rescate para jóvenes.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que llamará a los líderes de Podemos y de Ciudadanos, Pablo Iglesias y Albert Rivera, para "avanzar juntos" con el objetivo de llegar a la Moncloa. Albert Rivera ha rechazado "entrar en su bucle" y ha invitado a Sánchez a participar en consensos como los que promueve Ciudadanos. Mientras, la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, asegura que están dispuestos a reunirse.

Primeros mensajes en el Congreso del nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a su grupo parlamentario. Sin ninguna referencia al pasado -la mayoría apostó por Susana Díaz-, ha anunciado que la semana que viene se reunirá con Podemos y Ciudadanos para impulsar medidas de cambio, y ha recordado el caso Gürtel para responder al llamamiento a la moderación de Mariano Rajoy.

Mientras, en Andalucía, y contra todo pronóstico, Susana Díaz tendrá rival en las primarias. Se llama Francisco Tirado, procede de Jaén y es un defensor del nuevo socialismo de Pedro Sánchez.

El nuevo secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha valorado positivamente en el programa 'La noche en 24 horas' el apoyo recibido por la Ejecutiva de Pedro Sánchez en el 39º Congreso Federal socialista, y ha asegurado que "es más creíble un 70% que un 99%".
"Valoro muy positivamente este congreso, y he estado en muchos", ha asegurado el diputado valenciano, "ha habido un debate muy importante". "La votación de los órganos federales tuvo un reconocimiento del 70%, que en términos de aceptación nos parece muy aceptable. No todos los congresos de plantean en las mismas condiciones", ha valorado.
"Son 20 puntos más que cuando era secretario general, que estaba con un 51%. En términos democráticos, es un buen resultado". "Es más creíble un 70% que un 99%", ha resumido.
Respecto a la posible transformación que ha experimentado el PSOE tras el reciente congreso, Ábalos ha asegurado que "es el partido de siempre, pero ha tenido la capacidad de renovarse. El PSOE siempre ha tenido el término renovación como algo genético".
Sobre las palabras de la vicesecretaria general de su partido, Adriana Lastra, que ponía como ejemplo a Bolivia para defender el modelo plurinacional de España aprobado en el Congreso Federal socialista, José Luis Ábalos ha preferido encontrar un referente en Alemania. "La Constitución boliviana tiene el término 'plurinacional', pero España no es igual que Bolivia, que responde más a una identidad cultural indígena. Nuestro caso es muy distinto, habría que buscar la analogía más en Alemania y su planteamiento federal", ha dicho.
 

La secretaria de igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ha pedido reformar la Constitución en algunos aspectos para poder llegar a ser un estado federal. Una fórmula que incluye "el respeto absoluto a la unidad territorial del Estado, la soberanía de la territorialidad de la unidad del Estado reside en todos los españoles, igualdad de derechos básicos y respeto a nuestra diversidad territorial". La exministra socialista ha dejado claro que el PSOE siempre estará en el lado de la legalidad y del cumplimiento de la Constitución sobre el proceso de Cataluña.

Repasamos las tres mociones de censura que se han debatido en esta etapa democrática: Felipe González fue el candidato de la primera contra el presidente Suárez. Después el líder socialista fue el presidente censurado por Antonio Hernández Mancha (AP). Y ahora Pablo Iglesias se presenta como alternativa a Mariano Rajoy.

El nuevo portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, ha asegurado este lunes, sobre la posibilidad de una nueva moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy en Navidad, que "no es descartable", aunque ha añadido que no es fácil y que "no se pueden generar expectativas".

En una entrevista en los desayunos de TVE, el también alcalde de Valladolid ha asegurado que el PSOE va a intentar generar espacios de entendimiento con el resto de fuerzas políticas de la oposición, aunque ha advertido de que la aritmética parlamentaria "es la que es".

Así, ha indicado que su partido no va a generar "expectativas" ni va a trasladar a la ciudadanía ideas "erróneas" sobre la posibilidad de desbancar al Gobierno de Mariano Rajoy que solo provocarían "frustración".

Además, el portavoz socialista ha dejado claro que aunque se debe dialogar con todas las formaciones, incluidas las independentistas, los acuerdos solo llegarían con Ciudadanos y Podemos, porque pactar con los que promulgan la ruptura de España es "imposible", al tiempo que ha añadido que no se puede sustentar la gobernabilidad de España en ellos.