arriba Ir arriba

El PSOE confía en su proyecto y en su líder e insiste en que la única garantía del cambio es que Sánchez gane a Rajoy. Los socialistas reprochan a Iglesias su posible coalición con IU y la califican de la "vetusta" izquierda "comunista" que quiere superar al PSOE. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, señala por su parte que en caso de superar a Pedro Sánchez en las urnas le ofrecería la Vicepresidencia del Gobierno.

Pedro Sánchez tiene el respaldo de los barones territoriales del PSOE para descartar una gran coalición con el PP después del 26J. La secretaria de programa argumenta que el PP es el culpable de la crisis económica, social y territorial. Lo mismo piensa la presidenta de Andalucía. Cree que el PP ha hecho mucho daño a España. También el presidente de Extremadura descarta un gobierno PP-PSOE y recuerda que el Comité Federal del PSOE tampoco contempla contar con los independentistas para formar Gobierno. La maquinaria del PSOE ya está en marcha. Se ha constituido el comité electoral con el secretario de organización al frente. También están cinco de los seis negociadores.

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, ha explicado que el rechazo de su partido a la gran coalición con el PP "no es solo por la distancia ideológica, sino por las políticas que defiende que generan sufrimiento y desigualdades entre los ciudadanos". Así lo ha asegurado este martes en una entrevista en Los Desayunos de TVE, en la que ha reconocido que tal vez "con otro PP, uno que no existe", podrían los sociailstas "plantearse algo". "Con Merkel, por ejemplo, sí que hablaríamos", ha apuntado Batet. "No es que a nosotros las siglas del PP nos molesten, sino es que sus políticas hacen daño a los ciudadanos", ha añadido.

Pedro Sánchez ha pedido este sábado unidad y confianza a los líderes de su partido porque el PSOE, ha señalado, está en mejores condiciones de ganar las elecciones que el pasado 20 de diciembre. Ha sido durante el Comité Federal que han celebrado los socialistas, en el que se ha abierto el proceso de primarias. Sánchez ha dicho que Mariano Rajoy está incapacitado para ser presidente del Gobierno cuando se necesita más diálogo entre los partidos.

Izquierda Unida pone en marcha el proceso para preguntar a la militancia si respaldan una posible confluencia con Podemos. La dirección preguntará si aprueban la coalición electoral. No menciona qué va a pasar con las siglas pero sí exigirá visibilidad de cada fuerza en la campaña y en el Congreso y el Gobierno. En Ciudadanos se centran en la táctica que de momento pasa por el “no” a Rajoy, quien es el líder indiscutible para los populares. En el PP irán a las urnas sin hacer grandes cambios, tan solo retoques para sustituir a las bajas.

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE y diputada en el Congreso, Meritxell Batet, optará a ser cabeza de lista del PSC a las elecciones generales del próximo 26 de junio, según ha anunciado ella misma en la Ejecutiva extraordinaria de los socialistas catalanes. Pero hay otro candidato a número uno por Barcelona, el exsenador Carles Martí.

El líder del PSOE defiende no hacer muchos cambios en las candidaduras del 20D. Pero en Madrid se encuentra con dos huecos en puestos destacados, con las salidas de Batet y la de Irene Lozano.