arriba Ir arriba

Un policía nacional, herido leve en la frontera de Melilla con Marruecos al reducir a un hombre que ha intentado agredir a los agentes que vigilan el paso fronterizo con un cuchillo mientras gritaba "Alá es el más grande". La Policía descarta el móvil terrorista, mientras sigue la investigación. Al parecer, el hombre sufre problemas mentales. La rápida intervención de los agentes ha permitido reducir y detener al agresor sin necesidad de utilizar las armas de fuego. El policía herido tiene un corte en un dedo.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a tres personas de origen marroquí, uno de ellos un hombre de 32 años acusado de formar parte de la organización terrorista Dáesh y muy radicalizado, al que las fuerzas de seguridad consideran "una clara amenaza para la seguridad de nuestro país". Según el Ministerio del Interior, este hombre presentaba un perfil "extremadamente peligroso", coincidente con el de los terroristas recientemente implicados en los atentados de Reino Unido y Francia.