arriba Ir arriba

La Guardia Civil ha detenido este lunes a cuatro personas integradas en una red de inmigración irregular que podría haber sido utilizada por la organización yihadista Dáesh (Estado Islámico) relacionada con la denominada "ruta de refugiados sirios" entre Turquía y Europa del Este. Dos de los detenidos lo han sido arrestados en Arteixo y Tufions-Vimianzo (A Coruña) y otros dos, en Almería. Según ha informado en un comunicado el Ministerio del Interior, los arrestos han sido llevados a cabo este lunes a primera hora de la mañana por unidades de la Jefatura de Información de la Guardia Civil bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 2 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Además, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha revelado que los cuatro detenidos "mantenían contacto entre ellos" y también estaban vinculados con "al menos" uno de los terroristas relacionados con los atentados de París de noviembre de 2015.

La Policía ha detenido en Madrid y Barcelona a dos marroquíes a los que acusa de ser yihadistas plenamente integrados en el grupo terrorista Estado Islámico, dispuestos a atentar en España y muy activos en internet, donde hacían proselitismo.

Las detenciones se han practicado la madrugada de este sábado en Madrid y en Roda de Ter (Barcelona), según informa el Ministerio del Interior en un comunicado de prensa.

Los dos marroquíes detenidos "se encontraban plenamente integrados en Daesh, siguiendo puntualmente sus instrucciones y cumplimentando sus manuales de actuación a la perfección", afirma el Ministerio.

Ambos tenían especial actividad en lo referente "al empleo de Internet y las redes sociales con el fin de radicalizar, captar y finalmente reclutar nuevos adeptos a su causa terrorista".

Además, divulgaban "todo tipo de contenidos radicales y propagandísticos dirigidos a infundir terror en las sociedades occidentales".

Las características de ambos detenidos eran "su individualismo y descentralización", tanto que "los dos formaban por sí mismos 'células' terroristas independientes pero coordinadas y coincidentes en sus fines".

Según Interior, estas células eran "potencialmente peligrosas, dirigidas y controladas por DAESH y en estado de preactivación para la posible comisión de atentados terroristas en España".

Los dos detenidos habían publicitado su juramento de lealtad a la organización terrorista y se hallaban "en estado de total aislamiento", ya que circunscribían sus contactos con el exterior "al ámbito virtual a través de sus perfiles yihadistas radicales".

La operación, que continúa abierta, ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Barcelona de la Policía Nacional, y bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción Número 3 y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

La Policía Nacional ha detenido a 56 pedófilos por distribuir, a través de internet, imágenes de abusos de extrema gravedad a menores de muy corta edad en una macrooperación contra la pornografía infantil en toda España. Según ha informado la Policía en rueda de prensa los arrestados tienen entre 30 y 50 años y la inmensa mayoría son de nacionalidad española. Además, algunos de ellos ya habían sido arrestados con anterioridad por hechos de idéntica naturaleza. Hay otras tres personas investigadas, aunque no detenidas. Compartían archivos con material pornográfico infantil a través de redes Peer to Peer -P2P-, uno de los sistemas más utilizados para intercambiar este tipo de contenido delictivo. En la operación, cuya duración ha sido de un año, ha sido necesaria la intervención de más de 150 agentes y de 46 juzgados de instrucción repartidos por toda España.

La Policía Nacional ha detenido a 56 pedófilos por distribuir, a través de internet, imágenes de abusos de extrema gravedad a menores de muy corta edad en una macrooperación contra la pornografía infantil en toda España. Según ha informado la Policía en rueda de prensa, la mayoría de los arrestados tienen entre 40 y 60 años, de nacionalidad española, y algunos de ellos ya habían sido arrestados con anterioridad por hechos de idéntica naturaleza. Hay otras tres personas investigadas, aunque no detenidas. Compartían archivos con material pornográfico infantil a través de redes Peer to Peer -P2P-, uno de los sistemas más utilizados para intercambiar este tipo de contenido delictivo.