Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La industria española representa actualmente el 16% del Producto Interior Bruto, lejos de alcanzar el objetivo europeo del 20% para el año que viene. El sector constata la perdida de peso en los últimos 18 años, cuando suponía casi el 19% de la riqueza del país. En España hay casi el mismo número de empresas que en Alemania, pero somos los quintos en volumen de facturación a mucha distancia de nuestros vecinos europeos. El sector pide un pacto de Estado.

El Banco de España ha rebajado cuatro décimas, al 2 %, su previsión de crecimiento de la economía española para este año, debido a la revisión a la baja de la contabilidad nacional del primer semestre, pero también porque han empeorado las perspectivas para el consumo privado y la inversión empresarial. En su úlima revisión, el organismo rebaja también el ritmo de creación de empleo, que crece a la mitad desde mayo. Aun así, descarta a corto plazo un escenario de recesión.

El Instituto Nacional de Estadística ha corregido ligeramente a la baja el crecimiento del PIB de los últimos tres años. Forma parte de una revisión extraordinaria regular, aplicada también al resto de países europeos, que Bruselas recomienda realizar al menos cada cinco años. El INE ha revisado toda la serie histórica desde 1995 hasta 2018 para introducir nuevas fuentes y coordinarse además con otros países de la Unión Europea.
Y la nueva metodología revela que no solo la recuperación es menor sino que la crisis también fue menos acusada de lo que hasta el momento se había afirmado.

Se modera el crecimiento de la economía española. El Producto Interior Bruto (PIB) creció en el segundo trimestre el 0,5%, lo que supone dos décimas menos que el anterior trimestre y a pesar de la mejora del sector exterior. El farolillo rojo se lo llevan las inversiones. Han caido 3,5 puntos. En tasa interanual el PIB avanza hasta el 2,3%, una décima menos.