arriba Ir arriba

La economía española creció un 0,8% entre abril y junio, lo mismo que en el trimestre anterior, según ha confirmado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), gracias a un mejor comportamiento de la demanda externa, al fuerte repunte de la inversión y al gasto de los hogares, que baja pero se mantiene en positivo; y pese a la fuerte caída del gasto de las administraciones públicas. El dato trimestral es una décima mejor del publicado por el propio INE el pasado 29 de julio y de lo estimado por el Banco de España. Con el repunte registrado entre abril y junio, se encadenan ya doce trimestres de avances, los últimos cuatro a un ritmo del 0,8%.

Ha crecido siete décimas, una menos que en el trimestre anterior. Según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística, el Producto Interior Bruto crece aunque baja el ritmo, en dos décimas en el último año, hasta el 3,2%, pero se mantiene en el mismo nivel de 2015. También hemos conocido hoy que los precios han bajado siete décimas este mes. En los últimos doce meses, moderan su caída desde el menos 0,8 hasta el menos 0,6% por la subida del coste de alimentos y bebidas no alcohólicas.