arriba

La Comisión Europea cree que la economía española va a ralentizarse este año menos de lo previsto hasta ahora. Así, estima que el PIB español crecerá un 2,8% este año, una décima más que el 2,7% que calculaba en noviembre pasado. También eleva su previsión para el año que viene, cuando espera un crecimiento del 2,5%, frente al 2,4% adelantado en otoño. Esa subida del PIB no se reflejaría en el déficit público, ya que Bruselas mantiene que no se cumplirán los objetivos marcados para ninguno de los dos ejercicios: en 2016 se situaría en 3,6% (ocho décimas por encima del objetivo) y en 2017 quedaría en 2,6%, 1,2 puntos porcentuales más de lo exigido. Según figura en un párrafo de sus previsiones de invierno publicadas este jueves en Bruselas, el Ejecutivo comunitario indica que "los riesgos a la baja de la previsión de crecimiento proceden principalmente de la incertidumbre que rodea la formación de un nuevo Gobierno".

Sobre los nuevos ajustes que necesitaría aplicar España para cumplir la senda marcada de reducción del déficit público, el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha reiterado este jueves que "las medidas que hacen falta siguen haciendo falta, y tendrá que tomarlas, en lugar del Gobierno de la pasada legislatura, el que salga de la actual negociación". Así que, ha reiterado su posición de finales del año pasado: "Esperamos una versión actualizada del presupuesto cuando haya un nuevo Gobierno en España".

  • En noviembre estimaba un avance del 2,7% en 2016, tras crecer un 3,2% en 2015
  • Menciona "riesgos a la baja" por la "incertidumbre" que rodea la formación de Gobierno
  • Mantiene que se incumplirá el déficit al quedar en 3,6%, 8 décimas más que el objetivo
  • Respecto a 2015, la Comisión adelanta que el déficit superó en seis décimas el objetivo

La economía española lleva creciendo 10 trimestres consecutivos. De octubre a diciembre lo hizo en 8 décimas, lo mismo que entre julio y septiembre, pero dos décimas por debajo del 1% del segundo trimestre, cuando se registró el mayor avance desde que la economía dejó de caer. Si se compara el último trimestre de 2015 con el último de 2014, el crecimiento fue del 3,5%.

"Si hacemos las cosas bien España puede seguir creciendo a buen ritmo y crear empleo que es el gran objetivo. Por tanto las politicas que se han hecho eran las correctas y los españoles han hecho un gran esfuerzo y eso requiere ahora un gobierno que de estabilidad, seguridad y certidumbre", ha dicho el presidente del Gobierno en funciones que ha participado en la sesión inaugural del Foro de Liderazgo Turístico Exceltur que se celebra la víspera de la apertura de la Feria Internacional de Turismo Fitur.

El organismo internacional pide que se solucione la incertidumbre política en España para no poner en peligro la evolución de la economía. El Fondo ha mejorado un poco su anterior estimación al elevarla dos décimas para 2016 -hasta el 2,7%- y una décima para el ejercicio próximo, hasta el 2,3%. Aunque en ambos casos se quedaría por debajo del incremento de 2015 (3,2%), este avance del PIB español superaría los de las grandes economías europeas y la media de la zona euro, que avanzaría un 1,7% este año -una décima más de lo estimado en octubre y dos décimas por encima de lo calculado para 2015-, que se repetiría en 2017.