Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El PIB crecerá un 1'3% en 2019. Hace apenas unos meses calculaba una cifra 6 décimas mayor. Son las grandes economías quienes lastran a la eurozona, sobre todo Italia. España resiste el tipo, crecerá un 2'2% este año y un 1'9 el siguiente. Bruselas, además, augura un descenso en la creación de empleo en nuestro país, debido a la subida del salario mínimo interprofesional.

La economía española creció un 2,5% en 2018, medio punto menos que en 2017 y su menor alza desde 2014, según el avance de datos de la Contabilidad Nacional Trimestral del Instituto Nacional de Estadística (INE). La progresión del 2,5% coincide con las estimaciones del Banco de España, no así con las previsiones oficiales del Gobierno, que apuntaban a un crecimiento del 2,6%. En todo caso, los datos son aún provisionales y se conocerán a nivel desagregado el próximo 29 de marzo.

El PIB italiano retrocede un 0,2% en el cuarto trimestre, tras haber bajado un 0,1% en el tercero, lo que lleva al país a la recesión. El gobierno echa la culpa a sus predecesores y a la coyuntura internacional con la guerra comercial entre China y EE.UU., también a la prudencia de las empresas italianas a la hora de invertir. El presupuesto italiano que provocó la tensión con Bruselas queda en entredicho, fijaba una previsión de crecimiento del 1% para este año que habría que revisar a la baja.

El Gobierno va a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento en 2019 hasta el 2,2%, una décima menos. Así lo ha confirmado la ministra de Economía, Nadia Calviño, en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso.

Calviño ha señalado que los datos de empleo son buenos, el petróleo se abarata y medidas como la subida del salario mínimo tendrán un efecto positivo sobre la economía. Pero todo ello se verá anulado, según ha indicado, por el mayor ajuste fiscal que tendrá que hacer el Gobierno, ya que el PP bloqueó en el Senado la flexibilización del objetivo de déficit.