arriba Ir arriba
  • Eurostat revisa al alza el dato de crecimiento avanzado en mayo
  • Grecia no entró en recesión entre enero y marzo, al crecer un 0,4%
  • Rumanía, cuyo PIB avanzó un 1,7%, el país que más creció de la UE
  • Letonia (1,6%) y Eslovenia (1,5%) lideran la expansión de la eurozona
  • Reino Unido (0,2%), el que menos creció de entre los que había datos

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha indicado que el producto interior bruto (PIB), que había subido un 3,2% en 2016, subirá un 2,8% en 2017 (cinco décimas más de lo que anticipaba en noviembre pasado) y un 2,4% en 2018 (dos décimas más). Esas cifras se aproximan a las últimas previsiones del Gobierno, que en su actualización del Programa de Estabilidad presentado a finales de abril, auguraba un incremento del PIB del 2,7% este ejercicio y del 2,4% el próximo.

  • Alerta de la vulnerabilidad de la economía por su elevado endeudamiento
  • Pide un plan de consolidación presupuestaria a medio plazo para bajar el déficit
  • La vuelta al mercado laboral de los parados de muy larga duración, prioritaria
  • La "reducida rentabilidad" de la banca, una "vulnerabilidad" para la economía
  • Considera que la pensión media de jubilación bajará si no hay más ingresos
  • Propone en la eurozona un "fondo de estabilización" para momentos de crisis

La economía española creció un 0,8% entre enero y marzo de 2017, una décima más de lo que lo había hecho en el trimestre previo, según el dato adelantado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señala también que la variación anual del PIB fue 3%, tasa similar a la registrada en el cuarto trimestre del año anterior. Con el crecimiento del 0,8% registrado entre enero y marzo se acumulan ya catorce trimestres de avances. En los dos primeros trimestres del año pasado la economía española creció también un 0,8%, mientras que en la segunda mitad del ejercicio lo hizo a un ritmo trimestral del 0,7%, una décima menos.

Mariano Rajoy ha anunciado antes de participar en la clausura de la Asamblea de la CEOE que el Gobierno elevará la previsión de crecimiento para España para este año hasta el 2,7%, dos décimas por encima del cuadro macroeconómico en el que se basan los Presupuestos Generales del Estado 2017 aprobados por el Consejo de Ministros el pasado 31 de marzo.

  • Sube tres décimas, al 2,6%, su previsión en 2017 y mantiene el 2,1% para 2018
  • Prevé una moderación después de que el PIB creciera el 3,2% en 2015 y 2016
  • España crecerá en 2017 por encima de la eurozona y de Alemania, Francia e Italia
  • Mejora respecto a otoño su previsión de paro con una tasa del 17,7% para 2017
  • Lagarde pide a España una nueva reforma laboral en una entrevista en El País

Son tres décimas más de lo que pronosticó en diciembre y de lo que prevé el Gobierno. A más largo plazo, el organismo también espera que la tasa de paro siga reduciéndose hasta bajar del 14% en 2019. La revisión al alza de las previsiones se debe a que la economía está mostrando en estos primeros meses del año un comportamiento más favorable de lo esperado.

  • Es la cuantía más elevada de la serie histórica anual, que arranca en 1995
  • En el último año, la deuda del país creció en más de 33.000 millones
  • La ratio de deuda pública sobre PIB, sin embargo, cayó cuatro décimas
  • De esta forma se cumple con el objetivo del Gobierno, que era el 99,4%
  • El endeudamiento de las regiones crece y equivale ya al 24,9% del PIB

La previsión de crecimiento de la OCDE para este año sube dos décimas más que su última estimación y la de paro baja también dos décimas, hasta el 17,5% a finales de 2017. El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, considera que los datos de empleo del primer trimestre van por el buen camino y a final de año se podría lograr igualar o mejorar los datos del año pasado.

La economía española tuvo el año pasado un crecimiento estimado del 3,2%, igual al año anterior y más del doble que en 2014, con lo que suma tres ejercicios seguidos de aumento del PIB.El consumo de las familias y la inversión siguieron siendo los principales motores de la economía en el último trimestre, aunque con una aportación más moderada. Las exportaciones aumentaron su contribución a la riqueza nacional.