arriba

Elpresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su homólogo de EE.UU., Barack Obama, han mantenido un diálogo informal al coincidir "casualmente" en un pasillo del centro de Convenciones donde se ha celebrado la Cumbre de Panamá y entablaron una conversación a través de sus intérpretes, de unos diez minutos de duración. El presidente estadounidense le expresó a Maduro que desea que "se establezca un diálogo pacífico entre las diferentes facciones políticas en Venezuela", según han explicado a Efe las fuentes oficiales norteamericanas. bama ha reiterado, además, que Estados Unidos "no tiene interés en amenazar a Venezuela, y sí en apoyar su democracia, su estabilidad y su prosperidad". aduro, ha confirmado a Telesur que el encuentro con Obama ha sido fortuito y ha asegurado que "existe la posibilidad de ir a un proceso de conversaciones".  Maduro ha especificado que su encuentro con Obama fue fortuito, pero que también fue "serio" y "franco", y que, en los cerca de diez minutos durante los que hablaron, con ayuda de sus traductores, se dijeron "la verdad" de una forma "hasta cordial".

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, ha reclamado a EE.UU. que saque a Cuba de su lista de países que patrocinan el terrorismo. 

Pese al deshielo entre EE.UU. y la isla, escenificado por Barack Obama y Raúl Castro en la Cumbre de las Américas de Panamá, Obama ha asegurado que todavía no ha podido revisar la recomendación del Departamento del Estado- que se ha posicionado a favor- y, por tanto, aún no ha tomado una decisión al respecto.

El presidente ha sostenido que quiere poder leer y "estudiar" con calma esa recomendación y la de sus asesores en la Casa Blanca antes de tomar una decisión.

Cuba reclama su salida de esa lista, en la que aparece cada año desde 1982, pero no lo considera una "precondición" para retomar las relaciones diplomáticas con EE.UU. y reabrir las embajadas en las respectivas capitales.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo cubano, Raúl Castro, han escenificado este sábado el deshielo entre ambos países en una histórica reunión, que han celebrado en Panamá en el marco de la Cumbre de las Américas, que concluyó el sábado.

La esperada reunión, la primera entre los presidentes de ambos países en más de medio siglo, ha tenido una duración de una hora y veinte minutos y se ha realizado en una pequeña sala dentro del Centro de Convenciones Atlapa de Panamá, donde se ha celebrado la VII Cumbre de las Américas con la presencia de los 35 países del continente y de Cuba por primera vez.

El presidente estadounidense ha afirmado tras el encuentro que "la guerra fría ha terminado" en la región y que "era el momento" de intentar "algo nuevo" en la relación con Cuba.

"Cuba no es una amenaza para Estados Unidos", ha añadido. 

La apertura de la VII Cumbre de las Américas en Panamá ha dado la imágen más esperada del foro, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, se han saludado y estrechado la mano este viernes antes de la ceremonia de inauguración, una imagen que marcará una etapa decisiva en el acercamiento entre ambos países.

Los mandatarios de EE.UU. y Cuba anunciaron el 17 de diciembre pasado un histórico acuerdo para iniciar el proceso de restablecimiento de las relaciones tras más de medio siglo de enfrentamiento, que debe culminar con la reapertura de embajadas en Washington y La Habana.

Está prevista la asistencia de 32 presidentes del continente, muchos de los cuales ya han llegado, pero la atención se centrará, mayoritariamente en los de Estados Unidos y Cuba. La Cumbre de Panamá estará llena de momentos históricos: por un lado, es la primera en la que participa Cuba, por otro, el encuentro entre Barack Obama y Raúl Castro es la imagen más esperada.

Cuba y Venezuela marcarán la Cumbre de las Américas en Panamá. La celebración por la presencia de Cuba a estas cumbres estará marcada por la tensión entre Washington y Caracas salpicará la cumbre. Previo a la cita de Panamá, 25 expresidentes iberoamericanos han pedido en un escrito la liberación de los "presos políticos" en Venezuela. Las esposas de los opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma han recibido la llamada "Declaración de Panamá", firmada, entre otros, por los españoles Felipe González y José María Aznar. 

Cuba y Venezuela calientan el ambiente antes de la cumbre en Panamá. La delegación oficial cubana ha abandonado el foro de la sociedad civil, previo a la cita presidencial. Le ha seguido la delegación de Caracas. Antes han retrasado una hora el evento y con gritos de antiimperialistas han tratado de impedir el paso de opositores cubanos también invitados. los oficialistas se resisten a sentarse junto a quienes califican de mercenarios.

Panamá prepara un plan de infraestructuras con la ayuda de Fomento. Así lo ha explicado el presidente panameño, Juan Carlos Varela, en una entrevista en 'Los desayunos de TVE'. Varela ha señalado que cuentan con la colaboración de los ingenieros y técnicos del Ministerio de Fomento, dirigido por Ana Pastor, para hacer un "inventario de las obras que necesita Panamá para avanzar". Lo que abre la puerta a incrementar la presencia española al otro lado del Atlántico, que ahora se cifra en más de 400 empresas con 3.500 millones de euros de inversión. Con respecto a las diferencias con Sacyr por la construcción de las nuevas esclusas del canal, Varela ha indicado que lo importante es que "mientras se resuelven los desacuerdos no se detenga la obra, porque cualquier retraso es más costoso para el contratista y para el país".