Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Pedro Sánchez ha anunciado que, aunque siga en funciones, subirá en diciembre las jubilaciones de 2020 conforme al IPC. La reforma de las pensiones que en 2013 aplicó el Partido Popular encadenó alzas anuales del 0,25%, pero para evitar esta norma el ejecutivo socialista aprobó en 2018 un Decreto Ley que permitía la subida general de las pensiones: un 1,6% para este año y un 3% en el caso de las mínimas. Se trataría, en cualquier caso, de un arreglo provisional porque debe ser la Comisión del Pacto de Toledo quien aborde la reforma del sistema de pensiones, aunque sigue bloqueado desde febrero cuando las distantas formaciones fueron incapaces de llegar a un acuerdo. El catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid, Santos Ruesga, considera que el sistema podría sostener esta subida ligada al IPC, y califica de "coherente" el anuncio de Sánchez.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha presentado las propuestas sociales de su programa electoral para las elecciones generales del 10N. Asegura que el país necesita salir cuanto antes del bloqueo para avanzar hacia el progreso, y ha prometido actualizar las pensiones en torno al IPC real en el mes de diciembre, pasadas las elecciones.
 

En las reuniones del Pacto de Toledo resuena desde hace tiempo la posibilidad de que los robots 'tributen', una forma de compensar en las arcas de la Seguridad Social la creciente automatización y la consiguiente desaparición de puestos de trabajo 'humanos'. Y si se reducen los cotizantes, desciende la recaudación para llenar la hucha de las pensiones. La solución, para algunos expertos, es un impuesto.

A dos semanas del final de la Legislatura, los grupos políticos dan por rotas las negociaciones del Pacto de Toledo, para el futuro de las pensiones.
Terminan sin consenso dos años y medio de negociación. Todos acusan a Podemos de haber impedido el acuerdo con sus exigencias y la formación morada defiende que el borrador que proponen las demás recorta derechos.

El Pacto de Toledo ha saltado este mediodía por los aires. Más de dos años de trabajo de los grupos parlamentarios para garantizar las pensiones terminan abruptamente. Los portavoces responsabilizan a Podemos y al Partido Popular. La sorpresa ha sido Podemos, que no ha ofrecido los tres votos que hubiesen garantizado su aprobación, porque no se ha atendido a su petición de revalorizar las pensiones.

La comisión del Pacto de Toledo llegó ayer a un consenso de mínimos para revalorizar las pensiones de acuerdo al IPC pero sin concretar la  fórmula se va a utilizar.  Sobre la sostenibilidad futura del sistema de pensiones, el director asociado de Analistas Financieros Internacionales José Antonio Herce ha opinado en Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que en los próximos años "habrá que afrontar una insuficiencia de recursos". Además, apunta que "lo que no se pude hacer es actualizar las pensiones permamentemente con el IPC, mejorarlas en todos los sentidos, pero no ser capaces de encontrar recursos adicionales" 

La Comisión del Pacto de Toledo ha alcanzado este miércoles un principio de acuerdo para que la revalorización de las pensiones esté vinculada a la inflación, tomando como base el Índice de Precios al Consumo (IPC), aunque el acuerdo no excluye la utilización de otros indicadores para determinar la subida de las prestaciones por jubilación, especialmente cuando se trate mejoras que excedan el incremento de los precios. En cualquier caso será el Gobierno el que proponga las medidas concretas para su aprobación en el parlamento.

Decenas de pensionistas que este miércoles se manifestaban frente al Congreso de los Diputados han forcejeado con la Policía mientras dentro se celebraba el pleno.

Los pensionistas se han manifestado una vez más, como vienen haciendo desde hace meses, frente a la Plaza de las Cortes para exigir que se garantice por ley la subida de las pensiones con el IPC. Algunos manifestantes han intentado superar las vallas que impiden llegar hasta la puerta del Congreso, momento en el que se han producido escenas de tensión con los antidisturbios.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha asegurado que el Gobierno no sacará adelante una ley de reforma del sistema público de pensiones sin un consenso político y social.