arriba Ir arriba

Unos 2.200 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad en el mundo y pueden sufrir problemas de salud relacionados con ese padecimiento, según un estudio publicado este martes en la revista especializada The New England Journal of Medicine. Según estos datos, en 2015 un 30% de la población mundial estaban afectadas por exceso de peso. De esta cantidad, 108 millones de niños y 600 millones de adultos estaban en el umbral de la obesidad. Desde 1980, la obesidad se ha duplicado en más de 70 países y ha crecido continuamente en la mayoría, además de que en el caso de los niños, el ritmo de obesidad de muchos lugares en el mundo superó al de los adultos. Estados Unidos fue, con casi el 13% de sus habitantes, el país con el mayor nivel de obesidad de entre los 20 más poblados. Egipto tuvo el mayor porcentaje de adultos obesos, con un 35 % de su población; seguido por Estados Unidos, con 79,4 millones de personas; y de China, con 57,3. El 40% de las muertes en 2015 relacionadas con el exceso de peso corporal correspondieron a personas que, con su índice de masa corporal, padecían sobrepeso pero no llegaron a ser considerados obesos.

La obesidad es la pandemia -dicen los expertos- del siglo XXI. Ahora, nos metemos en quirófano. La cirugía bariátrica, así se llama, se practica cada vez más. Pero, ¿para qué sirve? "La cirugía bariátrica es la herramienta más potente. Si el paciente la usa en este sentido de comer poco y hacer actividad física, es la herramienta más efectiva y segura demostrada científicamente" Y para muestra, un botón. El caso de Victoria. Hace 10 años se sometió a esta operación. Nos enseña fotos para ver el antes y el después.

Hablamos con José Antonio Rosado, coordinador de Endocrinología en la Unidad de Obesidad Mórbida del Hospital Universitario de Getafe, que nos explica en qué consisten las labores que llevan a cabo en este departamento, los beneficios que conlleva pasar por el quirófano para perder peso (en algunos casos) y el perfil de los pacientes que tratan (05/01/17).