arriba Ir arriba

El planeta Júpiter se va a encontrar con Juno, la sonda espacial de la NASA que impulsada por energía solar es la que ha viajado más lejos en el espacio. La sonda recibe su nombre de la diosa que según la mitología romana podía ver a través de las nubes y va a poder analizar el planeta más grande del sistema solar. Hablamos con Benjamín Montesinos, astrofísico del Centro de Astrobiología (07/07/16).

La sonda Juno de la NASA, la nave impulsada por energía solar que ha viajado más lejos en el espacio, ha llegado hoy a la órbita de Júpiter tras cinco años de misión.

Lanzada el 5 de agosto de 2011, la sonda dará 37 vueltas a la órbita de Júpiter durante los próximos 20 meses para ayudar a mejorar la comprensión de los primeros momentos del sistema solar, al revelar el origen y la evolución de su mayor planeta. Esta es la primera vez que una sonda orbitará los polos de Júpiter, lo que proporcionará nuevas respuestas a los misterios sobre su núcleo, composición y campo magnético.

La sonda Juno de la NASA, la nave impulsada por energía solar que más lejos ha conseguido viajar en el espacioha hecho historia este martes al conseguir incorporarse la órbita de Júpiter después de cinco años de misión. Durante los próximos 20 meses, Juno dará hasta 37 vueltas alrededor del planeta para intentar descifrar sus enigmas y descubrir nuevos datos sobre el origen del Sistema Solar.

Entre otras cosas, Juno -una nave no tripulada y del tamaño de una cancha de baloncesto- tratará de obtener información sobre los primeros momentos del Sistema Solar, al revelar el origen y la evolución de su mayor planeta.

La NASA ha distribuido una imagen espectacular: se trata de una aurora boreal en uno de los polos del planeta Júpiter. Los astrónomos han utilizado el telescopio espacial Hubble para grabar este fenómeno. Las auroras boreales se forman cuando partículas de alta energía entran en la atmósfera del planeta por los polos magnéticos, creando este impresionante espectáculo.

Se han podido observar gracias al telescopio en órbita Kepler. En nueve de ellos situados como el nuestro en la zona de habitabilidad de su estrella, se podrían dar las condiciones necesarias para albergar vida. El hallazgo duplica el número de exoplanetas hallados hasta ahora.
En nuestra galaxia pudiera haber al menos tantos planetas como estrellas, estamos hablando de cientos de miles de millones de planetas". Solo en la medida en que los científicos conozcan más en profundidad los sistemas planetarios podrán determinar si el nuestro es una rareza o la norma más común en el Universo.