Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La NASA ha dado a conocer la explosión de un meteorito en la atmósfera de la Tierra ocurrida en diciembre que fue diez veces más poderosa que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima (Japón) en 1945. El estallido, que fue detectado por los satélites militares de EE.UU., sucedió sobre el mar de Bering, frente a la península de Kamchatka, una zona remota de Rusia.

Desde 2004, un robot explorador llamado Opportunity recorría la superficie de Marte. En 15 años de vida, "OPPY" como cariñosamente le llamaban sus creadores ha cartografiado y ha tomado imágenes Del planeta rojo. También ha encontrado en su superficie evidencias de que hubo agua o materiales como yeso, calcio o arcilla. Este verano se le perdió la pista tras una enorme tormenta de polvo y, este miércoles, la NASA ha dado por finalizada su misión al intentar contactar con él en 800 ocasiones.

Un nuevo estudio que midió varios factores de los anillos de Saturno, como la estructura, masa y edad, determina que estos no se formaron al mismo tiempo que el planeta y son mucho más recientes, según publica la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.
Gracias a la información suministrada por la nave espacial Cassini, los científicos pudieron determinar que, mientras que Saturno se formó en la fase temprana del Sistema Solar, sus anillos son más jóvenes.
La masa de los anillos implica que tienen sólo de 10 a 100 millones de años, una edad muy inferior a la de Saturno, de 4.500 millones de años.

La NASA ha dado a conocer las comunicaciones vía radio del Apolo XI con el centro de comando en la Tierra. Especialistas de la Universidad de Texas, en Dallas, han limpiado, restaurado y digitalizado 200 cintas analógicas de audio de la misión Apolo XI, aquella que consiguió que los astronautas Armstrong y Aldrin pisaran por primera vez el suelo lunar.

Los audios están disponibles en la web: https://archive.org/details/Apollo11Audio

La sonda espacial InSight se prepara para afrontar "siete minutos de terror" justo antes de aterrizar en Marte, "una de las partes más intensas de mi misión", asegura el módulo en Twitter, donde lleva meses contando en primera persona las vicisitudes de su largo viaje.
Los "siete minutos de terror" son los más delicados de la misión, cuando atraviese la atmósfera a casi 20.000 kilómetros por hora y en ese tiempo tenga que reducir su velocidad a solo cinco kilómetros para poder posarse con seguridad en la superficie marciana.