arriba Ir arriba

El buque Adonia ha llegado este lunes a La Habana abriendo así la primera línea de viajes de cruceros entre Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo. La embarcación, de la compañía Fathom, filial de la empresa Carnival, ha zarpado desde Miami con 704 pasajeros a bordo, entre ellos una docena de cubanoestadounidenses. Tras alcanzar la isla, ha entrado en la bahía de La Habana para finalizar el atraque en la terminal de cruceros Sierra Maestra, situada en el centro histórico de La Habana.

Es la última medida para combatir la crisis energética, después de los cortes de luz, la jornada laboral de dos días para los funcionarios o el cierre de los colegios los viernes. La otra medida, añade el presidente, no depende de ellos y es la lluvia. Desde la oposición, en cambio, dicen que el problema no son los cambios climáticos extremos que provoca el Niño, sino la mala gestión de la energía.

La reducción de la semana laboral en Venezuela a lunes y martes podría paralizar casi por completo el sector público en un intento por evitar el apagón generalizado. Es una medida temporal del Gobierno de Nicolás Maduro por la crisis energética que ha causado la sequía. La medida se une a otros cortes diarios de la luz. Además, las actividades escolares se han suspendido los viernes. Mientras, la oposición venezolana ha comenzado a recoger firmas para activar el referéndum revocatorio del mandato del Maduro antes de que finalice 2016.