arriba Ir arriba

Cabe esperar una avalancha de reclamaciones de los perjudicados por lo sucedido en el Popular, sobre todo accionistas y bonistas. En total la entidad tenía 300.000 accionistas, de los que un tercio son pequeños inversores. Algunos incluso pidieron un crédito para comprar títulos y ahora se ven con una deuda que pagar por algo que ya no existe. Los que acudieron a la última ampliación de capital, la del año pasado, pueden reclamar sobre la base de que lo hicieron sobre unas cuentas con errores judiciales, dicen algunos abogados.

Manuel Moix ha dicho este viernes que su decisión de dimitir como fiscal jefe Anticorrupción obedece a motivos personales para proteger a su familia, "que no tiene por qué estar sometida a la presión de los medios de comunicación", y también a la institución de la Fiscalía, aunque mantiene que él no ha cometido "ni irregularidades ni ilegalidades".

Hombre de confianza del expresidente catalán Artur Mas, Gordó fue gerente de CDC entre 2004 y 2011, secretario del Govern entre 2010 y 2012; conseller de Justicia entre el 2016 y consejero de la empresa pública Infraestructures de la Generalitat de Catalunya (GISA), con lo que tuvo responsabilidades organizativas y económicas, expone el auto del juez. Presuntamente, requería a empresas que optaban a concursos públicos a realizar "cuantiosas donaciones a dos fundaciones estrechamente vinculadas a CDC, en concreto, las fundaciones Catdem y Fòrum Barcelona". Así, habría conseguido que Constructora Pirenaica (Copisa) donara 100.000 euros a ambas fundaciones en el año 2012 a cambio de la adjudicación por el Consorci d'Educació de Barcelona y del contrato de obras de mantenimiento de varios edificios escolares públicos, que ascendían a 4,7 millones de euros.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, celebra la renuncia como fiscal Anticorrupción de Manuel Moix, pero critica la defensa que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, hace de él y pide dimisiones al más alto nivel.

"Oiga, señor Maza, este señor está dimitiendo por tener una cuenta en un paraíso fiscal. Es decir, Moix es la pieza de un engranaje que tiene que ver con el señor Maza y también con el señor Catalá y, por tanto, no solamente esperamos, claro que sí, la dimisión de Moix, sino de quien le ha puesto y de quien lo sigue defendiendo, insisto, al más puro estilo de Los Soprano", afirma.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, celebra la renuncia como fiscal Anticorrupción de Manuel Moix, pero critica la defensa que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, hace de él y pide dimisiones al más alto nivel.

"Oiga, señor Maza, este señor está dimitiendo por tener una cuenta en un paraíso fiscal. Es decir, Moix es la pieza de un engranaje que tiene que ver con el señor Maza y también con el señor Catalá y, por tanto, no solamente esperamos, claro que sí, la dimisión de Moix, sino de quien le ha puesto y de quien lo sigue defendiendo, insisto, al más puro estilo de Los Soprano", afirma.

El presidente de la Unión Progresista de Fiscales, Álvaro García Ortiz, considera que Manuel Moix no tenía otra salida más que dimitir. Un fiscal que, en su opinión, no era la persona idónea para el puesto. En Las mañanas de RNE critica las explicaciones dadas por el Fiscal General del Estado, que en su opinión eran innecesarias y porque ponen de manifiesto que no se ha enterado de lo que ha ocurrido.

Desea que Maza haga las cosas con sentido y elija un fiscal con experiencia en anticorrupción y de consenso. "Necesitamos que los fuegos se apaguen" y la institución recupere la credibilidad perdida por este asunto, ha añadido.

Noelia de Mingo, médico residente de la Fundación Jiménez Díaz acuchilló a diez personas en 2003 acabando con la vida de tres: dos pacientes y una compañera de trabajo. Los forenses del centro psiquiátrico afirman que puede salir en libertad y la Fiscalía de Madrid no se opone, siempre que se medique, se ocupe de su madre de ochenta años y se informe periódicamente de su evolución para preservar la seguridad de las víctimas. La principal acusación se niega en rotundo y pide más informes forenses.

Desde que se publicó que posee el 25% de una sociedad en Panamá, heredada de sus padres, Manuel Moix ha defendido que todo es legal. Admite que no informó a sus superiores pero argumenta que no vio incompatibilidad con sus funciones como fiscal jefe Anticorrupción. Pero en las últimas horas ha pedido todos los apoyos. La Asociación de Fiscales, que defendió su nombramiento, cree ahora que compromete su imagen de imparcialidad. Y el Gobierno pasó de expresar su confianza a guardar silencio.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha admitido la renuncia "irrevocable" que le ha presentado el fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, "por motivos personales", tras conocerse que desde 2012 es dueño junto a sus hermanos del 25% de una empresa 'offshore' en Panamá constituida en 1988 y propietaria de un chalé en Collado Villalba (Madrid).

Maza ha mantenido una reunión con Moix para "hablar" sobre su situación por ser dueño de una sociedad radicada en un paraíso fiscal. Según ha dicho, le trasladó que "no existe motivo" para cesarle de su cargo ya que "no ha existido ningún tipo de irregularidad e ilegalidad" en la mera "tenencia de este bien". No obstante, Moix le ha presentado su renuncia que "por motivos personales es absolutamente irrevocable".

La presidenta de la Asociación de Fiscales, Concepción Talón, considera que las noticias aparecidas en los últimos días en relación al fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moixcomprometen la imagen de imparcialidad del Ministerio Fiscal. En Las mañanas de RNE dice que por ese motivo debe poner su cargo a disposición del Fiscal General del Estado, que será quien tome una decisión.

"Si la permanencia en el cargo supone un deterioro hacia la institución, el fiscal debe dejar el cargo", dice. Rechaza de forma tajante las filtraciones porque en su opinión son tendenciosas y dan una información sesgada que crea confusion en la opinión pública. No obstante, asegura que la "guerra" que se está transmitiendo entre fiscales no existe. Reitera que Moix es una persona de gran valía jurídica y una trayectoria intachable.