Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Pablo Iglesias ha visitado Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso y ha empezado por comentar los nuevos audios, desvelados esta mañana, de la conversación entre los policías que supuestamente le espiaron y un ex ministro de Hugo Chávez al que el inspector-jefe José Ángel Fuentes pidió ayuda para que Podemos no llegara al poder en España tras asegurar que tenía un mandato del ministro del Interior y del presidente del Gobierno que le daba amplias facultades para ofrecer identidades nuevas al entorno del ex ministro. Iglesias ha afirmado, tajante, que "es inverosímil que estos policías actuasen por su cuenta", porque "tengo ojos en la cara, es muy difícil que un Gobierno diga que no sabe lo que hacen sus jefes de policia". Para él, "los poderes económicos utilizaron al gobierno del Partido Popular, a un grupo de policías corruptos y a medios de comunicación de cloaca para fabricar noticias falsas sobre nosotros". A continuación ha pedido a los medios de conunicación una rectificación, ya que "hay informaciones falsas que ocuparon horas de telediarios. Pedir que se rectifique no es criticar a nadie, es plantear lo evidente". 

Iglesias se ha mostrado convencido de que se pondrá en marcha una operación similar si Podemos tiene opciones de entrar en el Gobierno. En este sentido, apuesta por un gobierno de coalición tras el 28 de abril aunque evita postularse como vice presidente como en 2016. Si bien, a renglón seguido, admite que el PSOE preferiría elegir a Ciudadanos como socio. Una situación en la que Podemos jamás se abstendría.

Respecto a su programa de cara a las generales, el Secretario General de Unidas Podemos ha dicho que incluirá en su programa electoral cambios sustanciales en el mercado laboral. El principal afecta a la jornada de trabajo. Los de Iglesias proponen reducirla a 34 horas semanales argumentando que permitiría mejorar la conciliación de la vida laboral y personal. También propone restringir las horas extraordinarias y la contratación temporal. "Lo mejor es repartir el trabajo" ha dicho Iglesias.

Unas grabaciones que publican este miércoles dos digitales relacionan a Mariano Rajoy y Jorge Fernández Díaz con el espionaje a Podemos. Un comisario de policía que dice actuar en nombre del Gobierno de España ofrece a un exministro venezolano una nueva identidad a cambio de hacer públicos pagos del chavismo a Podemos. La reunión habría tenido lugar en el consulado español de Nueva York en 2016. Los agentes, supuestamente, pidieron al exministro disidente que declarara un pago a Podemos de 7 millones de euros.

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha considerado que existía la Operación Kitchen y el espionaje al líder de Podemos, Pablo Iglesias, demuestra que existía "una mafia en el seno del Estado de la que se aprovechaban los poderosos políticos y económicos para atacar a la oposición democrática, en este caso, Podemos, porque para ellos supone un peligro de acabar con sus privilegios".

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, ha afirmado que lo que se está sabiendo ahora sobre la Operación Kitchen es "solo la punta del iceberg". Pero también se ha mostrado "sorprendido" de que en nuestra democracia "se haya normalizado un espionaje como el que hubo en Cataluña y en Madrid".  "Es una mafia en la que hay policías, políticos y empresarios para atacar a Podemos", ha sentenciado Garzón.

El exsecretario de Estado y exjefe de la Oficina Económica en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastiánse ha personado como acusación en las investigación sobre el supuesto espionaje llevado a cabo por el excomisario José Manuel Villarejo por encargo del BBVA.

De acuerdo a las grabaciones y la documentación difundida el pasado mes de enero por Moncloa.com y El Confidencial, el BBVA encargó a Villarejo espiar a los involucrados en un intento de entrada en su consejo de administración por parte de la constructora Sacyr, supuestamente orquestado en connivencia con el Gobierno que presidía entonces Zapatero.