arriba Ir arriba

Israel ha bombardeado en la madrugada del jueves diversos puntos del sur de Siria, como respuesta al lanzamiento de varios misiles contra los Altos del Golán (ocupado por Israel desde 1967), un ataque que ha atribuido a las fuerzas iraníes desplegadas en Siria.


Los objetivos bombardeados en Siria pertenecen a la fuerza expedicionaria iraní Al Quds y a las defensas sirias.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, cree que la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de Irán no es un fracaso de Europa sino un error de Washington. Lo ha dicho en Las mañanas de RNE a unas horas de recibir el Premio Carlos V de manos del rey Felipe VI en el Día de Europa.

Tajani ha afirmado que para la Europa es importante rebajar la tensión en Irán, en Oriente Medio y el Mediterráneo y ha subrayado que la decisión de Trump no contribuye a este objetivo. "Irán es un país que es importante tener bajo control, pero me parece que este acuerdo es importante para intentar calmar las aguas en esta región, de la guerra en Siria, de la difícil situación entre Israel y los palestinos. Es interés de Europa calmar las aguas y reducir la tensión", ha explicado.

Francia, Alemania y Reino Unido, que también firmaron el acuerdo con Irán, lamentan la decisión de Donald Trump. Son las palabras del presidente francés en Twitter publicadas poco después del anuncio. Macron asegura que el sistema internacional de lucha contra la proliferación de armas nucleares está en juego. La Unión Europea también ha lamentado la retirada de Estados Unidos. La alta representante Federica Mogherini ha dicho que los países de la Unión están determinados a cumplirlo.

El presidente de Estados Unidos ha anunciado este martes que su país se retirará del acuerdo nuclear rubricado en 2015 junto a otras cinco potencias con la República Islámica, un pacto que ha tildado de "desastroso", y volverá a imponer sanciones económicas contra Teherán, al tiempo que amenazaba con "graves" consecuencias si los iraníes desarrollan armas atómicas.

La semana ha comenzado con la incertidumbre generada en Líbano tras las primeras elecciones legislativas en los últimos 9 años. El primer ministro, el sunní Saad Hariri, ya ha reconocido el retroceso de su alianza en beneficio del partido chií Hezbollah. Líbano es un país clave en la pelea que mantienen Arabia Saudí e Irán por la influencia regional, y de Teherán se habla mucho ya que mañana Donald Trump anuncia si renuncia al acuerdo firmado sobre el programa nuclear iraní. Todo en un día en el que Vládimir Putin ha tomado posesión en su cuarto mandato al frente de Rusia, y cuando el presidente francés Emmanuel Macron cumple su primer año en el Elíseo. 

Rusia, Irán y Turquía han firmado este miércoles en Ankara una declaración conjunta con la promesa de impulsar un proceso de paz en Siria que desemboque en unas elecciones supervisadas por Naciones Unidas. El texto, rubricado por el presidente ruso, Vladímir Putin, el iraní, Hasan Rohaní, y el turco, Recep Tayyip Erdogan, pide un proceso de paz "libre, justo y transparente" que concluya en "una Constitución apoyada por el pueblo sirio y unas elecciones libres y justas con la participación de todos los votantes sirios bajo la apropiada supervisión de Naciones Unidas".

El presidente ruso, Vladimir Putin, se ha reunido en Ankara con su homólogo turco, Tayyip Erdogan. En el encuentro, los dos mandatarios tratatarán de aumentar la cooperación económica, militar y de energía nuclear, entre ámbos países. Este miércoles está previsto que llegue también a Ankara, el presidente iraní, Hasán Rouhaní, para participar en una mini cumbre sobre la guerra de Siria. Los tres países, Turquía, Rusia e Irán, están implicados en este conflicto que dura ya más de siete años.

Un avión privado turco con once personas a bordo, de los que tres eran miembros de la tripulación, se ha estrellado este domingo al sur de la ciudad iraní de Isfahán. Dos de los pasajeros que fallecieron en el accidente era eran de doble nacionalidad turco-española, según confirmaron fuentes diplomáticas españolas. Las fuentes explicaron que estas personas son de origen turco y obtuvieron la nacionalidad española mediante la ley que reconoce a los sefardíes originarios de España.