Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Irán ha celebrado el 40 aniversario de la revolución islámica con una imagen de fortaleza frente al daño económico que le están ocasionando las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos. El presidente Rohaní ha dicho frente a las miles de personas congregadas en la plaza de la Libertad de Teherán que "nunca" pedirán permiso para desarrollar su programa balístico y "ampliar nuestro poder militar". 

Hace cuarenta años Iran se convirtió en una república islámica. La marcha del sha Mohamed Reza Pahlevi, despues de meses de protestas y manifestaciones en las calles contra el régimen, puso fin a 25 siglos de monarquía en el país persa y permitió el regreso del ayatollah Jomeiny y el triunfo de la revolución dirigida por el clero.
Hoy, casi medio siglo despues, Iran está envuelto en una profunda crisis económica, sometido de nuevo a las sanciones de Estados Unidos al abandonar Washington el acuerdo para limitar el desarrollo nuclear iraní, y con movimientos de protesta para exigir más derechos y libertades. En medio de todo ello, el hijo del último sha, Reza Pahlevi II, reaparece, se ofrece para volver a su pais, acabar con la teocracia y liderar una monarquía democrática. En este reportaje, Aurora Moreno repasa la actualidad de Irán en estas fechas tan señaladas.

Las fuerzas militares israelíes han bombardeado esta madrugada posiciones iraníes en Damasco (Siria), en respuesta a un ataque previo en los Altos del Golán, según ha anunciado el Ejército de Israel en un mensaje poco habitual publicado en las redes sociales. El ataque ha dejado, al menos, cuatro muertos. Según Tel Aviv, el ataque ha destruido depósitos de armas, un centro de inteligencia y otro centro de entrenamiento iraníes. 

Ya han entrado en vigor las nuevas sanciones de Estados Unidos contra Irán. Washington penaliza la venta de petróleo iraní, grava las transacciones con el Banco Central de los ayatolás y penaliza el sector portuario de la República Islámica. Mientras Donald Trump presume de firmeza, su homólogo iraní, Rohaní, ha asegurado que no va a cumplir con las restricciones.