arriba Ir arriba

Albukamal era el último gran feudo urbano que quedaba en manos de los yihadistas del estado islámico en Siria, en la frontera con Irak. Tropas sirias y aliadas lograron recuperar su control hace unos días y liberar a decenas de civiles. Ahora Siria y sus aliados Rusia e Irán empiezan a lanzar mensajes sobre el inminente final de las operaciones militares y afirman que el estado islámico apenas da sus últimos coletazos. Aunque este analista político advierte de que muchos yihadistas huyeron y pueden reagruparse en otras zonas, incluso en el area rural de Damasco. Es esta zona, en concreto Guta, una de las que más preocupa a Naciones Unidas. En su último informe señala bombardeos intensos a diario y decenas de víctimas civiles. Y a los mensajes triunfalistas la ONU alerta que en el séptimo año de guerra, el éxodo continúa y siete de cada 10 sirios necesitan asistencia humanitaria.

Las autoridades iraníes han dado por terminadas las operaciones de búsqueda de posibles supervivientes del terremoto que el domingo golpeó la región de Kermanshah, fronteriza con Irak. Las esperanzas de encontrar a alguien con vida bajo los escombros son mínimas, sostienen los responsables.

El presidente iraní, Hassan Rohaní, ha visitado la zona, donde miles de supervivientes combaten el frío y la falta de víveres.

La cifra de muertos se eleva a 430, según la agencia oficial IRNA, y la de heridos a casi 7.500. Reuters eleva el número de víctimas mortales a 450. En el vecino Irak murieron al menos 7 personas y más de 500 resultaron heridas.

El terremoto alcanzó una magnitud de 7,3 en la escala Richter, y fue seguido de casi 200 réplicas.

El terremoto que este domingo sacudió la zona fronteriza entre Irán e Irak ha dejado a miles de iraníes sin cobijo, abocados a pasar una segunda noche al raso, mientras las autoridades se afanan por movilizar efectivos que permitan llevar tiendas, agua y comida para socorrer a la población de la provincia de Kermanshah, una zona montañosa que ha resultado la más afectada por el seísmo.

Al menos 335 personas han muerto y miles han resultado heridas en Irán e Irak a causa de un terremoto de magnitud 7,3 que ocurrió en la noche del domingo en la frontera entre ambos países. El país con mayor número de víctimas, hasta el momento, es Irán, donde las autoridades sanitarias han informado de 328 fallecidos y más de 5.300 heridos. En Irak, por su parte, el temblor ha dejado siete muertos en el Kurdistán y más de 300 heridos.

Al menos 61 personas han muerto y unas 300 han resultado heridas en Irán; y otras cuatro han fallecido en Irak ,tras el potente terremoto, de magnitud 7.3, que ha afectado a ambos países. En Iraq hay también cerca de 500 heridos. El seísmo ha tenido el epicentro en la región del kurdistán iraquí, a 350 kilómetros de Bagdad. El movimiento se ha notado en varios países.

El acuerdo nuclear con Irán pende de un hilo: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado este viernes con cancelar el pacto multilateral firmado en 2015 si los aliados y el Congreso estadounidense no acceden a corregir los "defectos graves" que, a su juicio, contiene el acuerdo, un giro estratégico de la Casa Blanca que incluye la adopción de nuevas medidas de presión, como la petición al Congreso de que fije una serie de condiciones unilaterales que implicarían la imposición inmediata de sanciones si el Gobierno iraní no las cumple o la adopción de sanciones contra los Guardianes de la Revolución.

  • El presidente de EE.UU. denuncia que "no está cumpliendo el espíritu del acuerdo"
  • Insta al Congreso y a los aliados a corregir los "defectos graves" del pacto nuclear
  • Por ahora, pedirá marcar líneas rojas cuya violación implique imponer sanciones
  • "En caso de que no podamos llegar a una solución, el acuerdo se cancelará", avisa
  • Además, se imponen sanciones a los Guardianes de la revolución por "terrorismo"