arriba Ir arriba

Air France permitirá que las azafatas que se nieguen a llevar velo, no vuelen a Irán. Sólo tendrán que indicarlo y serán derivadas a otros vuelos. La próxima reapertura de la línea aérea entre Paris y Teherán había comenzado con conflicto, al exigir la Compañía que, en territorio iraní, como imponen las leyes del país, las azafatas llevaran pantalones, mangas amplias y velo.

El cierre del conflicto ha satisfecho a la Ministra de los Derechos de las Mujeres, Laurence Rossignol. La misma que estos días rechazaba la moda musulmana como nuevo caladero para grandes firmas. Incita, dice, a un control social sobre el cuerpo de las mujeres y aunque resulte lucrativo, añade, coloca a las marcas de espaldas a su responsabilidad social. H&M, Uniqlo, Marks&Spencer, y Dolce&Gabanna se apuntan a vestidos anchos o burkinis. Un mercado que alcanzará los 450.000 millones de euros en 2019.

Las elecciones al Parlamento y a la Asamblea de Expertos de Irán han arrancado este viernes a primera hora de la mañana y el plazo para depositar el voto se ha ampliado hasta en cinco ocasiones ante la afluencia de votantes, en unos comicios marcados por la previsible victoria de los grupos moderados y reformistas en detrimento de los conservadores.

Irán celebrará este viernes elecciones legislativas, que son vistas como un examen para el presidente, el moderado Hasán Rohaní.

54.915.024 iraníes están llamados a las urnas para renovar los 290 escaños de la Asamblea Legislativa Islámica y los 88 de la Asamblea de Expertos, el cuerpo formado por clérigos encargado de elegir un nuevo líder supremo en caso de fallecimiento o renuncia del actual, Alí Jamenei.en caso de vacante.

El sector más aperturista espera resurgir como opción política, a pesar del escepticismo del electorado más joven, tras la dura represión tras las elecciones de 2009.