Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En marcha la segunda semana de huelgas en Iberia. Por delante cinco días de cancelaciones contra el Plan de Reestructuración de la compañía que incluye un ERE para 3.800 trabajadores. El sindicato de pilotos SEPLA se une también a esta segunda tanda de paros. Desde primera hora de la mañana hay manifestaciones y concentraciones de trabajadores en las zonas industriales del aeropuerto de Barajas y en la T4. En total desde hoy hasta el viernes se han cancelado unos 1.300 vuelos y hay unos 40.000 pasajeros afectados. Los empleados también se manifiestan en el aeropuerto barcelonés de El Prat.

Iberia, Vueling, Iberia Express y Air Nostrum han anunciado la cancelación de 1.281 vuelos entre el lunes 4 y el 8 de marzo por la huelga convocada contra el plan de reestructuración presentado por Iberia, que incluye un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 3.807 empleados. Las cinco jornadas de paros están convocados por la mayoría de los sindicatos del personal de tierra, tripulantes de cabina (TCP) y pilotos.

Javier viajaba con su perro desde Sevilla a Palma con Air Berlin. Dejaron el animal al sol durante 1 hora y falleció de un golpe de calor. Le entregaron el cadáver y le ofrecieron un vale de 100 euros para otro viaje. Exige una indemnización por los gastos y el daño moral. Arancha y su pareja llegaron con 7 horas de retraso a Los Angeles. Perdieron 1 día de vacaciones y reclamaron a Iberia al volver a España. No sabían que tenían derecho a una indemnización. Ahora les pagarán 600 euros por pasajero. Aunque muchos lo desconocen los pasajeros tienen derecho a ser compensados económicamente por un retraso, una cancelación o un problema de overbooking. Si pierden una maleta o llega dañada se pueden reclamar hasta 1.200 euros. Pero en la mayoría de los casos, el pasajero acepta la primera oferta que le hace la aerolínea. Las asociaciones de consumidores recuerdan que el sector aéreo es uno de los que más reclamaciones acumula y exigen que se endurezcan las sanciones a las aerolíneas.

La designación de un nuevo mediador para el conflicto de Iberia abre otra posibilidad de acuerdo tras el comienzo de una huelga que, en su primera semana, ya ha dejado en tierra más de mil doscientos vuelos. La empresa ha optado por el ERE más duro que supondría casi cuatro mil despidos, tras el rechazo sindical a un ajuste más blando, que ofrecía prejubilaciones. El reportaje de Irene Vaquerizo, Pedro Soler y Miguel Román trata de leer el futuro de Iberia, que desde hace años registra pérdidas diarias de un millón de euros.

Miles de trabajadores de Iberia se han concentrado en distintos aeropuertos en el quinto y último día de huelga de esta semana. La más numerosa ha sido la de Barajas, que ha transcurrido sin incidentes: los manifestantes han recorrido la terminal, controlados por un amplio dispositivo policial. En Barcelona, trajes de preso y cadenas para denunciar que Iberia es presa de British Airways. Y en Valencia y Andalucía, ataúdes y pancartas para rechazar el desmantelamiento de la compañía.

La dirección de Iberia y los sindicatos han alcanzado un acuerdo para que el catedrático de Derecho privado, social y económico de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Gregorio Tudela sea mediador en el conflicto abierto en la aerolínea. Tras cuatro jornadas de huelga, los representantes de los trabajadores y la empresa se han reunido esta mañana y han acordado proponer al Ministerio de Fomento que el mediador sea este experto jurista. Así lo ha comunicado, la ministra, Ana Pastor, en los pasillos del Congreso.

Casi 260 vuelos del grupo Iberia serán cancelados previsiblemente hoy en la cuarta jornada de huelga en la aerolínea española convocada por los sindicatos contra el plan de reestructuración, que incluye 3.807 despidos.

La reunión entre la dirección y los sindicatos terminó ayer sin acuerdo, por lo que el comité de huelga decidió seguir adelante con el calendario de paros previsto y no descarta "ampliar e intensificar" las movilizaciones.

Mientras, continúan los llamamientos desde el Gobierno a ambas partes para que flexibilicen sus posturas y traten de alcanzar un acuerdo que garantice la viabilidad de la compañía.

Los sindicatos aseguran que el encuentro ha sido un mero trámite, y que la empresa no tiene intención de modificar su propuesta, mientras que la dirección, que no ha querido hacer declaraciones, asegura que su intención sigue siendo alcanzar un acuerdo, y que ya han propuesto nuevas fechas para reunirse. El comité de huelga no descarta intensificar las movilizaciones.