Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Cuando se cumplen ocho años de la guerra en Siria, cinco millones de refugiados siguen desamparados, buscando un lugar seguro donde vivir. La mayoría están en campos de refugiados en países limítrofres como Turquía, Líbano y Jordania. Otros seis millones de sirios han tenido que desplazarse dentro del país huyendo de la guerra. El Comité Español de Ayuda al Refugiado denuncia que la Unión Europea ha incumplido reiteradamente sus compromisos de asistencia, así como el acuerdo firmado con Turquía en 2016 por el que se frenó la llegada de migrantes a las costas griegas. Ahora la ruta de entrada a Europa se ha trasladado al Mediterráneo central y a las costas españolas.

En Siriala guerra está a punto de cumplir ocho años y acumula más de 350.000 muertos, seis millones de desplazados y cinco de refuguados en lo que la ONU califica como la mayor tragedia humanitaria del siglo XXI. Iniciada al calor de la primera árabe, la represión del régimen pronto condujo a una militarización de las revueltas que también ha servido de campo de batalla para grupos yihadistas. Primero la rama regional de Al-Qaeda, después el Estado Islámico, que llevó a EE.UU. a implicarse al frente de una coalición internacional. Sin embargo, han sido las grandes potencias regionales las que han marcado el devenir del conflicto. Rusia, Irán y Hizbolá han dado un apoyo militar al régimen sirio que parece haber decantado la guerra a su favor.

En 2015, la joven bitánica Shamima Begum se marchó a Siria junto a dos amigas para unirse al Estado Islámico. 4 años después, el periódico "The Times" la acaba de localizar en un campo de refugiados y ha hablado con ella. Dice que no se arrepiente pero pide volver a su país. Está embarazada y quiere dar a luz en Reino Unido después de que sus otros dos hijos hayan muerto en los últimos tres meses.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos, aseguraron este domingo que han arrebatado 41 posiciones del Estado Islámico (EI) desde que lanzaron el sábado la ofensiva final contra el último reducto del grupo yihadista en el este de Siria. Siria lleva ocho años en guerra en los que el Estado Islámico llegó a controlar la mitad del país y un tercio de Irak.