arriba Ir arriba

Trabajadores de Google de todo el mundo se han coordinado este jueves para protestar por la política de la empresa ante los casos de acoso sexual, tras conocerse que el gigante tecnológico protegió al creador del sistema operativo Android, Andy Rubin, después de que una empleada le acusara de obligarla a practicarle sexo oral en un hotel en 2013.

Según la información, revelada hace una semana por el diario The New York Times, una investigación interna de la propia compañía consideró "creíble" la denuncia, pero en lugar de despedirle sin indenmizarle como hubiera podido, según el diario estadounidense, Google compensó su salida de la empresa en 2014 con 90 millones de dólares y elogió su figura.

Tras la publicación de estos detalles, Rubin negó la acusación de acoso y tildó de "exageraciones salvajes" los detalles sobre su compensación, mientras que Google no desmintió la información del prestigioso periódico, según informa Reuters.

Fue esta noticia la que ha llevado a la convocatoria de paros en las oficinas que la compañía tiene en los distintos continentes bajo la etiqueta #GoogleWalkout [Marcha de Google por un cambio real]. Las primeras protestas han tenido lugar en las sedes asiáticas como las de Singapur y Tokio, han continuado en las localidades europeas como Londres, Dublín, Berlín y Zúrich para proseguir en Estados Unidos.

La directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares, admite que Google recopila datos de sus usuarios en sus múltiples aplicaciones, "pero no comparte esos datos con nadie". Clemares, entrevistada en el Canal 24 Horas, ha insistido en que el gigante tecnológico trabaja para "mantener la seguridad de sus datos dentro de su ecosistema", y que los utiliza "para mejorar los servicios que ofrecen a los usuarios".
Google celebra su 20º aniversario, después de que en solo dos décadas se haya convertido en en uno de los mayores gigantes tecnológicos y empresariales de la era de internet. Pero la privacidad de los datos de sus usuarios y el abuso de posición dominante le han puesto muchas veces en el centro de la polémica.

Un equipo de investigadores informáticos de la Universidad de Princeton (EE.UU.) ha comprobado que Google sigue recopilando la ubicación de los ususarios aunque el historial de localizaciones esté desactivado. Según el gigante tecnológico, la geolocalización le ayuda a atinar mejor con las búsquedas y hacer más efectivas algunas de sus aplicaciones e insiste en que ofrece la suficiente información al usuario sobre las opciones d eprivacidad. 

La Comisión Europea (CE) ha impuesto a Google una multa de 4.343 millones de euros, la mayor impuesta nunca por el organismo, por abuso de posición dominante a través de su sistema operativo Android. Bruselas culpa a la compañía de exigir a las marcas que lo emplean –todas menos Apple- que instalen por defecto aplicaciones como el buscador de Google o el navegador Chrome, con el fin de reforzar su dominio. La compañía ha asegurado que recurirá la sanción.

Google se ha sumado al proyecto 'Journalism Innovation HUB' de RadioTelevisión Española. Una iniciativa que estudia las posibilidades de las nuevas tecnologías audiovisuales aplicadas a informativos como la detección de contenido inapropiado, la transcripción de audio o el autosubtitulado. El objetivo es la mejora del proceso de una noticia.

Basta con escribir en la cajita de texto qué trabajo buscas y aparece una lista de los disponibles. Se basa en los datos proporcionados por varios portales de empleo o por cualquier empleador que desee estar incluido en esta herramienta. Se pueden filtrar por distancia a tu domicilio o por tipo de contrato o por sector. La cajita es la del buscador Google, claro, si se trata de buscar, pero solo aparece la relación de ofertas: para optar a ellas hay que entrar en los portales. La búsqueda de empleo es uno más de los campos en los que la tecnología se ha integrado en nuestras vidas y España es el primer país europeo que incorpora esta herramienta.

El Ejecutivo espera presentar esta nueva tasa, que pagará parte de la subida de las pensiones pactada con el PNV en los Presupuestos Generales del Estado 2018, "cuanto antes" para que entre en vigor y "tenga efectos también en 2019 y sucesivamente", por lo que el ministro Ramón Escolano ha pedido el apoyo a esta nueva tributación al resto de grupos parlamentarios.

El nuevo experimento desarrollado en un laboratorio de Google en París permite buscar arte pasado en paletas de colores. Para ello, una compleja combinación de algoritmos relaciona miles de obras con cada color, independientemente de la época a la que correspondan. Según explica una relaciones públicas del gigante tecnológico, Vicky Campetella, "permite a cualquier usuario investigar el color, la cultura, el arte, y a muchos artistas y profesionales entender mejor el contexto de las piezas de arte, más información y acceder a archivos históricos antes inalcanzables e inabarcables". Uno de los experimentos que más éxito ha tenido en el proyecto es la identificación de rasgos, expresiones y tonos de un rostro para relacionarlos con una obra de arte.