arriba Ir arriba

Miles de personas se han manifestado este martes en las calles de las principales ciudades de Francia contra la reforma laboral del Gobierno de Manuel Valls. La novena jornada de protesta -que se desarrolla durante la Eurocopa- ha congregado entre 75.000 y 80.000 personas, según la prefectura de París, mientras que el sindicato CGT, principal convocante de la protesta, ha elevado la cifra hasta los 1,3 millones en todo el país. Ha sido la protesta más masiva de todas las desarrolladas hasta ahora al congregar a más gente que la del pasado 31 de marzo, cuando salieron a la calle 1,2 millones de personas, según los sindicatos, y 390.000, según la policía.

El Gobierno de Francia ha aprobado con un atajo constitucional (el artículo 49.3) su proyecto de ley de reforma laboral, que no será sometido a la votación de la Asamblea Nacional, donde varios diputados socialistas son contrarios a esa ley, lo que dificulta recabar todos los apoyos suficientes. El recurso a ese instrumento constitucional, ha asegurado Valls ante los diputados, ha sido decidido porque el Ejecutivo está "convencido de que es un buen texto para el país". Mientras, el partido conservador Los Republicanos y el centrista Unión de Demócratas e Independientes (UDI) han presentado una moción de censura contra el Gobierno después de que este recurriera al artículo 49.3 de la Constitución para eludir la votación en la Asamblea Nacional a la hora de aprobar la reforma laboral. La moción se someterá a votación el próximo jueves y aunque cuenta con escasas opciones de prosperar, si fuera adoptada el Gobierno debería dimitir, mientras que de ser rechazada el proyecto de ley defendido quedaría aprobado en primera lectura por la Asamblea Nacional y pasaría al Senado.

Mientras, la policía ha desalojado a grupos de jóvenes que protestaban frente al edificio del Parlamento. Durante todo el día ha habido concentraciones y manifestaciones de sindicatos y estudiantes. No será fácil el recorrido parlamentario del proyecto más impopular de esta legislatura en Francia porque la reforma laboral genera enorme rechazo fuera y dentro de la Asamblea Nacional. Además, el Partido Socialista necesitará 40 votos más para sacarlo adelante, asumiendo que una veintena de sus propios diputados votará en contra. La Ministra de Trabajo, quien se ha reivindicado como mujer de izquierdas fiel a sus convicciones, ha defendido las bondades del proyecto, y ha lamentado que se hayan hecho de él caricaturas. El Frente de Izquierdas ha pedido la suspensión de la sesión y un grupo de diputados ha presentado su propio texto reclamando el tiempo libre como derecho y la jornada laboral compartida. Para la derecha, las concesiones del Gobierno tras la presión de la calle han descafeinado demasiado la propuesta original.

  • Miles de personas protestan contra los cambios en París y otras ciudades del país
  • En París, Nantes y Rouen se registran incidentes violentos y hay 24 detenidos
  • El Gobierno de Valls ha dado marcha atrás en algunos puntos polémicos
  • La mayoría de los sindicatos exige la retirada completa del texto
  • La patronal y el ala izquierdista de los socialistas tampoco están satisfechos

El principal terrorista fugado de los atentados de ParísSalah Abdeslam, ha sido detenido en una macrooperación policial en el distrito bruselense de Molenbeek que se ha saldado al menos con dos heridos, uno de ellos Abdeslam -en una pierna-. En el operativo se produjeron disparos y se lanzaron granadas, según ha indicado la policía a los medios belgas.

El Gobierno belga,así lo ha confirmado: "Lo tenemos", ha afirmado el secretario de Asilo y Migración, Theo Francken, en su cuenta de twitter. El asalto policial ha dejado "dos heridos", ha dicho la burgomaestre Françoise Schepmans. Tras la detención Salah Abdeslam ha sido conducido herido a un hospital de la región de Bruselas, según informa la televisión pública francófona, RTBF.

  • Turquía y Bruselas acordarán el lunes estrategias para afrontar la crisis
  • Por primera vez se procederá a la devolución de refugiados a Turquía
  • El 1 de junio entra en vigor plenamente el tratado de readmisión entre Ankara y la UE
  • Alexis Tsipras a los países que cierran fronteras: "Están arruinando Europa"

Las autoridades francesas, con el presidente François Hollande al frente, han rendido un sobrio y solemne homenaje a las víctimas del terrorismo en 2015, que se ha llevado a cabo en la icónica plaza de la República de París. Después del acto, Hollande también ha visitado por sorpresa la Gran Mezquita de la capital francesa.
En una mañana fría y con poca afluencia de ciudadanos, Hollande -junto al primer ministro, Manuel Valls, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y parte de su Gobierno- descubrió una placa en memoria de las víctimas colocada a los pies de un "roble del recuerdo" plantado allí esta misma semana.