arriba Ir arriba
  • Ambos han celebrado el 72º aniversario de la victoria en la II Guerra Mundial
  • El traspaso de poderes entre Hollande y Macron tendrá lugar el 14 de mayo
  • El recuento final muestra que Macron obtuvo el 66,10% de los votos válidos
  • EspecialElecciones en Francia 2017
  • ResultadosMacron gana con el 66%

Los siete países del sur de Europa reunidos este lunes en una cumbre en Madrid -España, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Malta y Chipre- han reiterado la necesidad de mantener la unidad de los 27 y de preservar los intereses de la UE en la negociación con el Reino Unido para su salida de la Unión, así como el apoyo al negociador designado por el Consejo Europeo, Michel Barnier. Además, los siete líderes han considerado "comprensible" el ataque llevado a cabo el pasado día 7 por EE.UU. contra la base aérea siria de Shayrat.

El mismo día del arranque del Brexit, activado el miércoles por la primera ministra británica Theresa May, los líderes del Partido Popular Europeo (PPE) inauguraron su congreso en Malta. Este jueves, un día después del inicio oficial de las negociaciones para la salida de Londres de la UE, las reacciones sucitadas en la comunidad internacional, instituciones y gobiernos, presiden un encuentro desde el que se ha llamado a la unidad de los Veintisiete. No obstante, los líderes conservadores se han mantenido cautelosos a la hora de hablar de las negociaciones con Londres en público. La canciller de Alemania, Angela Merkel, no ha hecho mención explícita al Brexit en su intervención, aunque sí aha afirmado que "la UE tiene que hacer frente a los desafíos que se avecinan con valor y confianza".

  • El presidente estadounidense ha hablado por teléfono con Theresa May
  • Hollande también le ha transmitido la solidaridad de Francia con su país
  • Merkel ha expresado su apoyo "firme y decidido" ante la amenaza terrorista
  • Italia, en alerta ante la cumbre europea que acogerá Roma el próximo sábado
  • Sigue, minuto a minuto, el ataque terrorista de Londres

En la cumbre celebrada en Versalles, los cuatro grandes de la Unión Europea, Alemania, Francia, Italia y España, defienden una Europa unida pero a varias velocidades. Es su receta para superar el Brexit y evitar nuevas salidas. Junto a Hollande, Merkel y Gentiloni, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha abogado por una mayor integración europea.

El futuro de la Unión Europea sin el Reino Unido se debate esta tarde en Versalles, en Francia, con los líderes de Francia, Alemania, Italia y España reunidos para perfilar una estrategia común desde la premisa de la unidad y pretenden ofrecer una orientación, pero sin grandes recetas, para el resto de los socios europeos. "Unidad no significa uniformidad", ha apuntado el presidente francés, François Hollande, mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, pide "tener el valor de aceptar que algunos países puedan avanzar más rápido que otros".

El presidente francés, François Hollande, ha invitado al presidente del Gobierno español a participar en marzo en una reunión con Alemania e Italia para construir entre los cuatro países un frente común europeo. En la cumbre hispano-francesa celebrada este lunes en Málaga, ambos países, con los respectivos gobiernos casi al completo, han escenificado su apuesta firme por el proyecto de la Unión Europea.