arriba Ir arriba

La Audiencia Nacional ha celebrado este miércoles una vista para decidir sobre la ilegalización o no del sindicato de trabajadoras sexuales OTRAS a raíz de la denuncia interpuesta por la Comisión de Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla. Desde la inscripción de este sindicato el pasado verano -que el propio Gobierno reconoció como un "gol por la escuadra" que le habían "colado" sin darse cuenta- el debate sobre qué hacer con la prostitución en España, actualmente una realidad alegal, se ha instalado con fuerza.

El movimiento feminista ha cambiado muchas cosas, Entre ellas, la entrada de las mujeres en el mundo de la comedia, un sector muy masculinizado. Mujeres feministas que denuncian y combaten a través del humor desigualdades que se resisten a desaparecer. La mayoría de estas cómicas se mueven en los circuitos underground. Pero algunas, como Natalia Valdebenito, que acaba de recibir el premio nacional del humor en Chile -, han traspasado las fronteras. El galardón le parece "una locura" porque se lo han dado "muy joven". Valdebenito ante el público se transforma en un ciclón hilarante e indomable con un humor subversivo para abordar asuntos tan serios como la regulación del aborto o la violencia machista. La cómica critica a quienes restan importancia al acoso callejero, recuerda a las sufragistas y sostiene que las mujeres "ya estamos hartas". Con todo, atisba un rayo de luz: "Me encanta la idea, a pesar de ser tan pesimista de creer que esta vez sí: se acabó".

La activista afroamericana, Angela Davis, símbolo de la lucha contra el racismo e histórica feminista,  sigue a sus 74 años fiel a los valores que la comvirtieron hace casi medio siglo, en un símbolo del black power.

Angela Davis profesora de Historia de la Conciencia en la Universidad Estatal de San Francisco es una firme convencida del feminismo como motor de cambio, no sólo para terminar con la desigualdad entre géneros sino para luchar contra el patriarcado, el racismo y la explotación económica. 

El Congreso va a tramitar como proyecto de ley las medidas urgentes del pacto contra la violencia de género que el gobierno recogió en un real decreto a principios de verano. Las mujeres podrán ser acreditadas como víctimas y recibir ayudas y asesoramiento jurídico incluso antes de denunciar. Y no hará falta la autorización del maltratador para que los hijos, víctimas también, puedan recibir tratamiento psicológico. Charlamos con Susana Martínez, presidenta de la Comisión para la Investigación de los Malos tratos.

Brett Kavanaugh ha sido investido juez del Tribunal Supremo estadounidense este lunes en la Casa Blanca ante la mirada del presidente Donald Trump, que ha defendido que "se ha demostrado" su inocencia por los abusos sexuales de los que le acusaron al menos tres mujeres, a pesar de que ni el FBI ni el Senado han concluido sus investigaciones.

"En nombre de todo el país, quiero disculparme con Brett y con toda la familia Kavanaugh por el dolor y sufrimiento que han tenido que pasar", ha asegurado Trump, que ha descrito las acusaciones -sin mencionar a la denunciante Christine Blasey Ford- como una campaña "de destrucción personal y política basada en mentiras". "Lo que le pasó a la familia Kavanaugh viola cualquier noción de justicia, decencia y debido proceso", ha añadido.

El nombramiento del juez conservador para el cargo vitalicio desató la movilización de miles de mujeres. De hecho, la votación en el Senado se demoró una semana tras la apertura de una investigación del FBI para esclarecer las acusaciones, que no llegó a pronunciarse sobre su inocencia o su culpabilidad.

La activista iraquí Nadia Murad, secuestrada y víctima de abusos sexuales por la barbarie del Estado Islámico explicaba en 2016 su experiencia a En Portada. Este viernes ha sido galardonada con el premio Nobel de la Paz 2018. Su misión humanitaria arrancó en 2015 con su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU, en la que pidió al mundo que pusiera fin al terrorismo yihadista. Desde entonces, se reúne con políticos de todo el mundo y ayuda a víctimas como ella.

Hace un año el New York Times destapó los abusos sexuales del productor Harvey Wenstein. Las redes sociales convirtieron en viral el hastag #MeToo que usaron todas las mujeres que alguna vez se habían sentido acosadas, muchas actrices se atrevieron a denunciar y Wenstein fue expulsado de la Academia de cine. La ola de conciencia feminista se expandió por todo el mundo pero la justicia va con retraso. Son pocas las mujeres que llegan a juicio y en muchas ocasiones los casos han prescrito, con todo la presión ha conseguido que disminuyan los abusos y que acabe la impunidad de los hombres poderosos. Las mujeres han vuelto a las calles para protestar por la candidatura de Kavanaugh al Tribunal Supremo de EE.UU., un juez acusado de abusos sexuales.

Hace justo un año el periodico "The New York Times" sacaba a la luz un amplio informe sobre los abusos sexuales cometidos durante años por el productor de Hollywood Harvey Weinsten, uno de los hombres más poderosos de Estados Unidos. Ese caso activó el Movimiento #MeToo, surgido una década atrás en Estados Unidos. Primero Twitter y luego los juzgados se llenaron de denuncias de mujeres en todo el mundo.