arriba Ir arriba
  • Considera que la adquisición provocaría una subida de precios en Reino Unido
  • Habría perjudicado la innovación en el sector de las comunicaciones móviles
  • La comisaria niega interferencias políticas, como el Brexit, en la decisión final
  • Telefónica anuncia que mantiene sus objetivos financieros y el dividendo
  • Hutchison estudiará medidas legales contra la decisión del Ejecutivo comunitario
     

La Comisión Europea ha acusado a Google de desarrollar una estrategia para "preservar y fortalecer" su posición dominante al favorecer la instalación de Android y sus aplicaciones a fabricantes de dispositivos móviles, de forma que se restringe la competencia y la innovación. Apunta que la aplicación Google Search está instalada por defecto, e incluso de forma exclusiva, en la mayoría de los dispositivos Android vendidos en Europea. Además, la Comisión asegura que esta práctica parece cerrar el acceso al mercado a herramientas de búsqueda rivales. Por otro lado, el Ejecutivo comunitario considera que estas prácticas perjudican a los consumidores al asfixiar la competencia y restringir la innovación en el "amplio espacio móvil". Bruselas piensa que la estrategia de Google obstaculiza el desarrollo de sistemas operativos basados en el código de fuente abierto de Android y las oportunidades que éstos supondrían para el desarrollo de nuevas aplicaciones y servicios.