Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Antes de la crisis, muchas personas compraron viviendas sobre plano. Con la recesión quebraron varias inmobiliarias y estos consumidores se quedaron sin casa y sin dinero. El Tribunal Supremo dictó una sentencia hace tres años por la que permitía reclamar al banco donde se depositó el dinero siempre que la vivienda se comprara antes de 2016, pero los plazos para reclamar se cumplen a los 15 años.

El presidente de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, ha negado que se pidiese la dimisión a Rodrigo Rato en la reunión con los grandes banqueros en el despacho de Luis de Guindos, aunque sí confirmó que a Francisco González y a Emilio Botín les pareció insuficiente la hucha de provisiones con la que el expresidente de Bankia quería resolver sus problemas. Afirma que "hubiera sido muy violento" plantear la dimisión de Rato y que él no lo recuerda.

La entrada en prisión de Mario Conde ocupó las portadas de todos los informativos el 23 de dicmebre de 1994. El banquero gallego que llegó a controlar la élite financiera y social de España, acabó entre rejas por un delito de estafa. En Radio 5, hemos hablado con nuestro compañero Ernesto Carratalá, que fue quien contó la noticia hace 25 años.

El 9 de junio de 2012 España solició el rescate para los bancos españoles tras varios años de recesión económica y en medio de una grave crisis financiera. Ese mismo día, el Ministro de Economía Luis de Guindos compareció en rueda de prensa para explicar los detalles y señaló que se trataba de un "préstamo en condiciones muy favorables". Amparo García explica qué ocurrió ese día y las consecuencias que ha tenido el rescate bancario para nuestra economía. De momento, el Banco de España ha dado por perdidos más de 42.000 millones de euros.

Hace tan solo unas horas se ha confirmado la existencia de negociaciones que podrían desembocar en la creación del que sería el segundo banco de Europa, por detrás del BNP Paribas. Todo un gigante que nacería de la posible fusión de las dos entidades privadas comerciales más grandes de Alemania, el Deutsche Bank y el Commerzbank. Una fusión que acarrearía el despido de unos 20.000 trabajadores.