arriba Ir arriba

Una imagen nueva que acaba de salir a la luz, del atentado cometido en Oslo por el asesino confeso Anders Breivik. En ellas se ve cómo el propio Breivik deja una camioneta blanca estacionada junto al edificio de oficinas del primer ministro noruego... se aleja andando del lugar... y al poco se produce la explosión. En este atentado murieron 8 personas. Luego, Breivik se dirigió a la isla de Útoya, en donde habían acampado las juventudes del Partido Laborista Noruego, y mató a otras 69 personas. Son imágenes captadas por cámaras de video vigilancia.

Este viernes se sabrá si un Tribunal considera penalmente responsable o no al autor de las masacres del año pasado en Noruega, en las que murieron 77 personas. Los abogados de Anders Behring Breivik lo han visitado este juves en la cárcel y allí les ha reiterado que apelará el fallo si el tribunal le considera mentalmente insano, como quiere la fiscalía. También les ha dicho que está tranquilo y contento por el régimen de aislamiento ya que piensa que, en caso contrario, su vida correría peligro.

La policía noruega tardó demasiado en detener a Anders Breivick, el asesino confeso de 77 personas en el doble atentado de Oslo y la isla de Utoya hace un año. Es una de las conclusiones de la comisión de investigación sobre la matanza, que hoy se ha hecho pública. El informe sostiene que el primer ataque pudo evitarse.

3:26 minutos de la tarde del 22 de julio de 2011, un coche bomba explota frente la sede del Gobierno noruego, en Oslo. 8 personas mueren y el caos se adueña de esta apacible ciudad de 600.00 habitantes conocida como símbolo de la paz. Pero lo peor estaba por llegar. Dos horas más tarde, un hombre con uniforme de policía abre fuego de forma indiscriminada en la isla de Útoya, a unos 40 kilómetros de la capital. Una isla en forma de corazón, donde jóvenes del partido laborista disfrutan de un campamento de verano. 69 personas mueren y cientos quedan heridas.

En Noruega, este domingo se celebran los actos con los que se conmemorará el primer aniversario de la masacre cometida por Anders Breivik. Los familiares de las víctimas estarán acompañados por miembros del Gobierno y de la familia real. Familiares y supervivientes pisarán la isla un año después de la matanza. El dolor sigue muy presente, a un mes de conocer la sentencia de Breivik. El 24 de agosto se anunciará su pena y se determinará si la matanza fue obra de un hombre cuerdo o de un enfermo mental.