Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Venecia rinde homenaje a Tintoretto, uno de sus pintores más emblemáticos. El tributo a un artista innovador que nació hace 500 años. Una muestra en el impresionante palacio Ducal reúne 70 cuadros y bocetos de los mejores museos internacionales, incluído El Prado que aporta cinco de las mejores obras como "El rapto de Elena", de más de tres metros de largo.

La madrileña Plaza de Colón ha sido el escenario del primer Encuentro de Arte Urbano: Mi hándicap, mi oprtunidad, la primera de una serie de iniciativas para concienciar a la opinión pública que debemos apoyar a las personas discapacitadas a integrarse en la sociedad a través de un puesto laboral en empresas ordinarias.

Los participantes han pintado un lienzo de 25 metros con la ayuda de Armando Seijo y Miki Lowe, pintores ambos afincados entre Londres y Madrid.

El objetivo ha sido concienciar a la opinión pública que a través de la formación, motivamos a las personas, para así, conseguir una perfecta integración. Pero nada de esto sería posible sino eliminamos barreras y prejuicios.

El acto también quería demostrar que todos podemos ayudar a que los discapacitados tengan una mejor integración, todos podemos poner nuestro granito de arena.

Retrato de niña con paloma del pintor francés Simon Vouet (1590-1649) es una obra rodeada de ciertas incógnitas, para empezar, se desconoce la identidad de la pequeña que interpela directa al espectador con una simpática sonrisa.
El “desenfado” de la niña y la “altísima calidad” del lienzo, son algunos de los reclamos para que el público participe en la campaña piloto de micromecenazgo arrancada por el Museo del Prado con motivo de su bicentenario.
Con aportaciones desde cinco euros, los visitantes pueden contribuir a la compra de este cuadro inédito del siglo XVII y nunca antes expuesto, que tiene un precio de 200.000 euros.