Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Un último deseo, una última visita, un último recuerdo, a una mujer a la que queda poco de vida le dijeron qué le gustaría hacer y pidió ir a ver a Rembrandt. Pidió ir al Risjkmuseum y despedirse de eso que amaba tanto, el arte. No es el primer caso. Otro hombre también quiso despedirse de la ronda de noche.

En Holanda hay una empresa de ambulancias, 'ambulancias del deseo' es su nombre, que se dedica a cumplir estas últimas voluntades generalmente pequeñas. La gente pide sobre todo volver a los lugares donde fueron felices, puede ser delante de un  cuadro, o puede ser volver a la playa, a ver el mar. Puede ser ver un partido de fútbol de tu equipo de siempre, o acariciar un animal, ir al teatro y vibrar con ese musical que tanto te gustó. Casi siempre con la persona querida cerca, con alguien que te coja la mano, con alguien que te abrace después. La gente antes de decir adiós quiere cosas normales porque muchas veces son las cosas normales las que nos hacen felices.

'Autorretratos, el artista y su imagen' es la décima entrega de la serie 'Miradas cruzadas' en el Thyssen. Se trata de nueve obras pertenecientes a la colección permanente que se exhibirán entre el 2 de marzo y el 7 de junio para mostrar la evolución en el tiempo de este género tan particular. De Rembrandt a Beckmann, del academicismo al personalismo vanguardista, con acceso gratuito.

El proyecto Redivivus pretende retomar el concepto, no por clásico menos actual, de la reutilización, del reciclaje, de la supra-reutilización. Objetos encontrados, objetos que dejaron de tener una vida “útil” y en la mayoría de los casos sin una trascendencia artística, estética o en el mejor de los casos solo funcional, se convierten tras el tamiz de los artistas David Heras (1970) y Miguel Ezpania (1966) en obras de arte. Hasta el 1 de marzo en Matadero Madrid