arriba Ir arriba

El Tribunal Constitucional (TC) de Chile ha refrendado este lunes la legalidad del proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres circunstancias, con lo que ha rechazado dos requerimientos presentados por parlamentarios de derechas. De este modo, el Gobierno podrá promulgar como ley la iniciativa que permite abortar en caso de inviabilidad fetal, riesgo de muerte de la mujer y por embarazos producto de una violación.

El derecho al aborto ha sido uno de los temas que han aparecido en el último debate presidencial de EEUU que ha enfrentado a Donald Trump y Hillary Clinton. Trump ha criticado el apoyo de la demócrata a la interrupción del embarazo en los últimos meses de gestación. "Es terrible, en el noveno mes, como dice Hillary, sacar al bebé del vientre de la madre".

Clinton ha acusado a Trump de crear alarmismo, ya que no es habitual que una madre decida abortar en el último mes. "No creo que el Gobierno deba tomar esta decisión", ha dicho, y ha comparado la situación en otros países, donde la interrupción del embarazo no es legal. "Es una decisión que debiera tomar la mujer con su médico y su religión", ha zanjado.

Héctor Albeidis Arboleda, más conocido como el enfermero o el médico. Tiene 40 años, es de Colombia y es excombatiente de las FARC. Estaba en busca y captura por Interpol. La policía nacional lo ha detenido en Madrid, donde se había asentado huyendo de la Justicia colombiana. Habría sido responsable entre 1998 y 2000 de más de 500 abortos forzados practicados a 150 guerrilleras de los frentes 47 y 9 en su mayoría para, según el Fiscal General colombiano, Eduardo Montealegre, no perder a la mujer combatiente como instrumento de guerra.

La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, defiende la reforma de la ley del aborto, que llega este martes a la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado. Valora que el nuevo texto impida a las menores de 16 y 17 años abortar sin consentimiento paterno y dice sobre los parlamentarios díscolos de su partido que algunos de ellos "no dicen que esté mal" la reforma, sino que "querrían llegar a más". "Se ha intentado durante la legislatura llegar a un acuerdo, a un consenso para una modificación más amplia y no ha sido posible. El presidente Rajoy ha dicho en reiteradas ocasiones que este es un debate que requiere consenso y unidad, y mientras no encuentre esa unidad y ese consenso prefiere seguir buscándolos", explica (25/08/15).