Anterior 'La bohème' Siguiente Arranca la caravana de 'Cocineros al volante' para buscar el mejor 'food truck' de España Arriba
En portada - La nueva misión

En Portada. La nueva Misión

|

En En Portada llevábamos un tiempo pensando en hacer un  reportaje sobre todos aquéllos que en un momento de sus vidas han optado por entregarse a los demás, especialmente a los más desfavorecidos.

Estudiamos diferentes perfiles. Desde el cooperante que viaja esporádicamente a ayudar a las víctimas de terremotos o guerras; al empresario que ha renunciado a su pasado y vive dedicado a un proyecto de apoyo a los pobres de la Tierra; o al obispo que mantiene viva la llama en una diócesis perdida en el centro de África...

Al final, elegimos a Nicolás Castellanos, un fiel seguidor de la Teología de la Liberación. Y el resultado es La nueva misión, un reportaje que traza el viaje interior de este obispo católico de la España de la transición que un día decide dar un salto en su vida y dedicarse a dar oportunidades a los desheredados de Bolivia.

Castellanos es un hombre dinámico. Hábil conversador. Organizador preciso. Exigente. Cariñoso. El padresito Nicolás, como le llaman sus amigos de Bolivia, ha revolucionado el barrio del Plan 3.000, un lugar humilde en medio de un país humilde. Ha construido colegios, comedores, polideportivos, universidades... Y lo ha hecho, según sus palabras, para que los pobres tengan una vida más digna y la oportunidad de desarrollarse.

Durante el rodaje mantuvimos largas charlas sobre desigualdades, injusticias, política, sobre la pasión por el trabajo bien hecho... E incluso sobre el rumbo de la Iglesia católica en los países del hemisferio norte. Desde el principio, descubrimos en Nicolás a un nuevo boliviano. Habla de Evo Morales como si fuera su propio presidente. Y le critica con el reflejo de quien se siente desgobernado. Reconoce abiertamente que no se puede evangelizar sin pisar barro y desglosa sin titubeos sus alabanzas al párroco que malvive por llevar la palabra de Dios al último rincón del planeta.

Después de todas esas charlas, comprendimos que habíamos acertado en la elección de Nicolás. Que Nicolás Castellanos es, más allá del anillo episcopal que luce en su dedo anular y del Dios con el que conversa todas las mañanas, un hombre volcado en los demás.

Gracias, entre otros, al padresito Nicolás, el reportaje es una invitación al análisis, a la introspección. En esta ocasión En Portada ha apostado por una historia reposada, en la que abundan las reflexiones. Una historia que llevará al telespectador a plantearse algunas preguntas. Unas tendrán respuesta en el propio reportaje. Otras deberán salir de cada uno...

Más contenidos de Televisión

{
anterior siguiente