Enlaces accesibilidad

Lotería Navidad 2018

La gasolinera tinerfeña de Granadilla de Abona reparte suerte en la Lotería por sexto año consecutivo

Por
Lotería de Navidad - La 'gasolinera de la suerte' de Granadilla de Abona

Cuando pensamos en la buena suerte en el Sorteo de Lotería, los establecimientos de Doña Manolita y la Bruixa d'Or son los primeros en venir a la mente. Pero en los últimos seis años les ha salido un competidor, la gasolinera de Granadilla de Abona, en Tenerife, que ha repartido en 2018 10.400.000 euros en premios del del sorteo por sexto año consecutivo, esta vez con 26 décimos del Gordo (el 03.347), seis décimos del cuarto premio (el 67.764) y 13 décimos de dos quintos premios.

El hijo del dueño de la gasolinera, José González, ha explicado a Efe que este año tenían "cierta presión" por si no repetían la misma suerte, pero ahora están "contentísimos". 

El puesto recepto de lotería de la gasolinera ubicada en el kilómetro 54 de la TF-1 vendió en 2017 22 décimos del segundo premio (más de 2,7 millones de euros), y otros tres quintos premios, valorados en 3,3 millones de euros; y en 2013 repartió más de 200 millones de euros con el segundo premio, que cayó íntegro en la isla. 

Los dueños de la administración de la gasolinera de Granadilla de Abona celebran la venta del Gordo. EFE / RAMÓN DE LA ROCHA

Fama mundial

Tal es el éxito y la buena fortuna del establecimiento, que ya venden papeletas hasta en China. González ha explicado que empezaron la venta el 10 de julio y vendieron décimos hasta las 23:00 horas del viernes, con colas de hasta una hora y media de espera. 

Los números salen por máquinas y normalmente sacamos números aleatorios

Preguntado por el secreto de la gasolinera, González ha explicado que la empresa familiar, que cuenta con otra gasolinera a un kilómetro de distancia, no elige los números a vender: "Salen por máquinas y normalmente sacamos números aleatorios", ha declarado a RNE. 

Como ejemplo de la ya famosa gasolinera tinerfeña, el trabajador ha citado a un cliente que se paró a repostar gasolina y, al ver la larga cola para comprar lotería, decidió esperar y terminó adquiriendo siete décimos. "A lo mejor es uno de los agraciados", ha dicho, aunque el perfil del comprador es variado.

Y lo cierto es que, en palabras de González, "hemos hecho algo muy grande", porque esta gasolinera va adquiriendo fama año tras año. 

RTVE

anterior siguiente