Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente Jorge Ruiz (Maldita Nerea) publica su primer libro, 'Bailarina' Arriba Ir arriba
Dos personas se abrazan de alegría al saber que han sido agraciadas con el Gordo
Dos personas se abrazan de alegría al saber que han sido agraciadas con el Gordo de la Lotería de Navidad de 2015. EFE Carlos Barba
Lotería de Navidad 2016

Cómo compartir un décimo con amigos y familiares sin sustos

|

Quedan pocos días para el 22 de diciembre y tan tradicional como el propio sorteo de Lotería de Navidad, es compartir un décimo con amigos o familiares. Aunque en estas fechas, predomina el espíritu solidario y las buenas intenciones, no está de más tomar algunas precauciones para evitar sustos innecesarios si le toca un premio gordo.

Y es que en alguna ocasión que otra se ha dado el caso de que alguno de los dueños de un número agraciado se queda con el premio íntegro. Entonces, lo que podría ser el mejor sueño hecho realidad se convierte en una pesadilla porque tan solo el que tiene el décimo físico puede cobrar el premio.

En ese caso, los que no tienen el boleto tendrán que armarse de paciencia para reclamar lo que les corresponda vía judicial, pero si no tienen ningún documento de prueba, será muy difícil demostrar que también es propietario del décimo premiado.

Los que se queden con el premio y se nieguen a compartirlo, incurrirían en un delito de apropiación indebida que está castigado con pena de prisión de seis meses a tres años, si la cuantía de lo apropiado excede de 400 euros y con pena de multa si la cuantía es inferior, según explicas expertos en derecho.

Por escrito

Por eso, para evitar sustos de este tipo, es fundamental que quede por escrito el acuerdo de compartir un décimo aunque confiemos plenamente en las personas con las que vamos a medias para el 22 de diciembre.

En el portal del consumidor de la Comunidad de Madrid recomiendan hacerse con una fotocopia del décimo donde se especifique los datos de los que comparten -nombre y DNI-, qué cantidad juega cada uno y la firma de cada jugador.

Así, si el portador del décimo original quiere quedarse con todo, se le podrá denunciar e ir a juicio para reclamarle la parte que le corresponda.

Otra cosa a tener en cuenta es que si juegas a medias, cuando se vaya a cobrar el premio, se especifique quiénes jugaban el décimo porque de no hacerlo, se entenderá que se hace una donación y estará sujeta al impuesto correspondiente.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente