Especial FIB Heineken 2009

La importancia de llamarse Brandon

  • The Killers cerraron los festejos con un concierto tan espectacular como coreado
  • El Festival Internacional de Benicàssim, cierra su edición más exitosa hasta la fecha en medio de plena crisis festivalera
  • No te pierdas todos los detalles del festival en nuestro especial
Ampliar foto Brandon Flowers en la actuación de The Killers en el FIB 2009

El vocalista de la banda de Las Vegas protagonizó el último gran concierto del festival

Ampliar foto Última jornada del FIB en imágenes

Dent May y su maravilloso ukelele, fantasía geekLiberto Peiro

Ampliar foto Última jornada del FIB en imágenes

Los Planetas y sus corrientes circulares en el tiempoFrançois Ollivier

Ampliar foto Última jornada del FIB en imágenes

Caléxico, sonidos fronterizosFrançois Ollivier

Ampliar foto Última jornada del FIB en imágenes

Julio Ruiz alecciona a sus pupilos en el partido de Artistas contra PeriodistasPau Bellido

Arturo Paniagua / Radio 3 Desde que Brandon Flowers aparece ataviado con su ya clásica chaqueta con hombreras de plumas hasta que termina tan sudado como agradecido, pasan muchas cosas sobre el escenario. En esta ocasión, se trataba del gran Escenario Verde de Benicàssim y del concierto más esperado del último día de FIB Heineken.

"Buenas Noches Benicàssim, somos The Killers y esta noche somos vuestros", decía el vocalista de la banda de Las Vegas. Haciendo gala a su nombre, el cuarteto salió a matar y lo hizo cargado con sus mejores armas: verdaderos himnos generacionales apropiados para cantar a todo pulmón.

Pasada la medianoche, con 45 minutos de adelanto, sonaron los primeros acordes de 'Human', tal y como ocurría en el concierto que ofrecieron en el Palacio de los Deportes de Madrid en Febrero pasado y cuyo repertorio repitieron al completo. Mismos aciertos y mismos inconvenientes: una serie de canciones 'relleno' que permitieron al público relajarse entre éxitos como 'Spaceman', 'Somebody Told Me', 'Mr Brightside', o la apoteosis final en forma de un bis compuesto por 'Bones', 'Jenny Was a Friend of Mine' y 'When You Were Young', con la que saltaron los fuegos artificiales que cerraron una actuación esperada, que no logró un calificativo más allá de acertada y correcta.

No sólo The Killers triunfaron en la noche del domingo. Lo mismo se podría decir de bandas como Caléxico, unos veteranos que nunca dejan de sorprender sobre el escenario. Más de lo mismo ocurrió con el concierto de TV on the Radio; la banda neoyorquina se armó con sus mejores canciones para poner un ritmo agradable a una noche complicada a la hora de elegir a cual escenario acudir.

De la representación nacional, ayer recibimos las canciones de dos jóvenes bandas: Catpeople encendieron el Escenario Verde con sus mejores canciones coreadas por el mayoritario público español que se acercó a verles; y Klaus & Kinski, que siguen triunfando con un show en el que Marina, cantante de la banda, mezcla su particular sentido del humor con las canciones de un disco debut de excelente factura.

Pero si hay que destacar a una banda nacional en este último día de FIB, esa debe ser la encabezada por Jota. Los Planetas salieron al escenario tras la cancelación de su concierto en la jornada del viernes. La banda salió cargada de grandes éxitos, los mismos que hace unas semanas publicaron bajo el título de 'Principios Básicos de Astronomía'. Nada nuevo sobre las tablas, aunque bajo las mismas los fans más fieles del grupo granadino coreaban hits como 'Un buen día' o 'Cumpleaños total'.

Sin duda, tras una jornada de sábado tan intensa, era complicado que el último día de FIB superase el listón al menos en emociones, aunque quizás sí ganó en cuanto a propuestas musicales diversas: desde un frío Pete Doherty en solitario, hasta la delicadeza bailable de Lykke Li, pasando por el fortísimo directo de unos increíbles White Lies, que sobre el escenario revalidaron las canciones de su disco debut.

Así fue el cierre de un FIB que a lo largo de estos cuatro días fue visitado por más de 200.000 personas, y que continúa siendo el destino vacacional y musical de miles de extranjeros, que ya suponen el 60% de la asistencia al festival. Una edición en la que varios grupos han brillado con una luz propia capaz de iluminar a la multitud, y en la que queda patente que el poder de la música puede regenerar hasta recintos devastados por el viento.
 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:27333