Enlaces accesibilidad

Cs plantea una estrategia con acuerdos con PP y PSOE y descarta al nacionalismo y al populismo

  • La gestora elabora un documento de cara a la Asamblea Extraordinaria de marzo en la que renovará a su dirección
  • Pide construir "un dique" frente al "nacionalismo identitario" y a los "populismos de izquierda y derecha"

Por
Inés Arrimadas, durante una reunión de la gestora de Ciudadanos.
Inés Arrimadas, durante una reunión de la gestora de Ciudadanos. EFE/J.J. Guillén

La gestora de Ciudadanos plantea a la militancia una estrategia basada en acuerdos con los partidos constitucionalistas y en construir "un dique frente al nacionalismo identitario" y a los "populismos de izquierda y derecha que quieren dividirnos".

Así figura en la Ponencia de Estrategia y Líneas de Actuación Política de Ciudadanos para los próximos cuatro años, elaborada de cara a la Asamblea Extaordinaria que se celebrará el próximo 15 de marzo para renovar a la dirección del partido, un documento al que ha tenido acceso RTVE.

En el texto se asegura que "Ciudadanos es más necesario que nunca" dada la "polarízación creciente" de la política española y la "influencia determinante del nacionalismo y del populismo en el Gobierno de España". 

Para ello, reivindica su papel en el centro "frente al auge de los populismos de izquierda y derecha, que quieren enfrentar y dividir a la sociedad y que niegan la diversidad y la pluralidad", en referencia a Podemos y Vox, partido este que apoya externamente los acuerdos de gobierno que tiene con el PP en cuatro comunidades autónomas (Madrid, Andalucía, Castilla y León y Murcia).

"Puentes con los constitucionalistas"

Para la gestora, el partido naranja debe "aglutinar" a aquellos españoles que optan por "posiciones sensatas y moderadas", presentar un "proyecto alternativo de gobierno para toda España" y "tender puentes" y buscar acuerdos con formaciones "constitucionalistas", en referencia a PSOE y PP, para no depender "de populistas ni de nacionalistas".

Entre esos acuerdos, menciona un pacto nacional por la educación y reformas en el ámbito del empleo, la innovación, la competitividad económica, el fomento de la natalidad y la sostenibilidad del sistema de pensiones y del Estado del bienestar.

El texto no hace autocrítica sobre el descalabro electoral del pasado 10N, aunque señala que en el último año han experimentado "los mejores resultados hasta la fecha en unas elecciones generales" para, meses después, "sin variar equipo ni programa" sufrir "un fuerte retroceso", que les ha llevado de tener 57 diputados en el Congreso a solo 10.

La ponencia sí repasa los éxitos electorales en los comicios municipales y autonómicos, que han permitido reforzar su presencia terrorial, lo que lleva a concluir a los autores del documento que el partido debe seguir creciendo "para cimentar una alternativa de gobierno en toda España".

También se marca como objetivo entrar en nuevos gobiernos autonómicos en las próximas elecciones en País Vasco y Galicia, donde Cs nunca ha obtenido representación parlamentaria. Respecto a Cataluña, donde en 2017 fue el partido más votado en las autonómicas, confía en "seguir siendo la voz del constitucionalismo y la libertad".

Propuesta de nuevos estatutos

Donde hay más novedades es en los nuevos estatutos que ha elaborado la gestora, donde se da más juego a las organizaciones autonómicas con la creación del consejo de coordinación territorial, presidido por el líder del partido y con la participación de todos los coordinadores autonómicos aunque sus conclusiones no serán vinculantes.

Esto no llega ni de lejos a las reclamaciones de algunos líderes autonómicos que piden, entre otras cosas, ser elegidos por las bases. La designación seguirá siendo potestad de la Ejecutiva nacional, que rechaza de nuevo un modelo de partido de baronías.

Otro aspecto novedoso de la propuesta de Estatutos es que aunque se mantiene la imposibilidad de celebrar una asamblea general para renovar a la dirección en los cuatro meses anteriores o posteriores a cualquier proceso electoral, plantea que esto se puede cambiar por motivos justificados de necesidad para evitar así que haya un periodo de vacío de poder tan largo como el que se está viviendo tras la dimisión de Rivera.

Noticias

anterior siguiente