Enlaces accesibilidad

Estados Unidos

La administración Trump anuncia una ley que permitirá internar a las familias de inmigrantes por tiempo indefinido

  • En la actualidad, los menores no pueden estar más de 20 días retenidos
  • La nueva norma se publicará el viernes y entrará en vigor previsiblemente en 60 días

Por
Familias de emigrantes guatemaltecos devueltos a su país desde EE.UU. REUTERS/Luis Echeverria
Familias de emigrantes guatemaltecos devueltos a su país desde EE.UU.  REUTERS/Luis Echeverria

La administración Trump ha revelado este miércoles su intención de aprobar una modificación legal que eliminará los límites temporales que existen actualmente a la retención de familias migrantes con hijos. La medida podría entrar en vigor en dos meses.

Actualmente, los menores inmigrantes que llegan a Estados Unidos no pueden estar más de 20 días retenidos mientras se procesa su solicitud de asilo, y pasado ese tiempo las familias quedan en libertad en espera de la resolución. Con la nueva norma, ese límite se eliminará. La tramitación de una solicitud de asilo puede durar meses.

La nueva ley será publicada el viernes y entrará en efecto en 60 días. Sin embargo, su aplicación efectiva puede retrasarse, dependiendo de las demandas judiciales.

Familias "fraudulentas"

La modificación legal, que con toda seguridad provocará una demanda legal en contra, como ha ocurrido con otras medidas de Trump sobre inmigración, reemplazará al llamado Acuerdo de Flores. Dicho acuerdo federal establece desde 1997 una limitación legal a la retención de los menores por las autoridades migratorias.

La Casa Blanca asegura que los inmigrantes, en especial centroamericanos, conocen esta norma y traen consigo a sus familias para poder quedar en libertad después de 20 días mientras se tramita su solicitud de asilo.

El secretario de Seguridad Interior en funciones, Kevin McAleenan, ha ido más lejos al presentar la ley y ha asegurado que algunas familias detenidas en la frontera eran "fraudulentas": según pruebas de ADN realizadas, los niños no eran sus hijos.

"Ningún niño debiera ser un peón, o como un caballero me dijo en Guatemala, 'un pasaporte para Estados Unidos'", ha explicado McAleenan, según Reuters. 

El Colegio de Pediatras de EE.UU. ha advertido en repetidas ocasiones de los riesgos psicológicos del internamiento de menores, pero la administración asegura que recibirán toda la atención necesaria y que las familias serán trasladadas a centros de internamiento adecuados. 

Según el Departamento de Seguridad Interior, los agentes de fronteras han detenido a un total de 390.000 familias desde octubre por intentar entrar ilegalmente en EE.UU. 

El pasado año, Trump ya tuvo que hacer frente a duras críticas por el internamiento de menores migrantes que eran separados de sus familias, pero su administración continúa con su política de "tolerancia cero" hacia la inmigración. Este mismo mes, Trump ha presentado otra ley que permitirá expulsar a los inmigrantes que sean considerados "una carga pública"

Cinco continentes - Trump abre la puerta a encarcelar niños migrantes

Noticias

anterior siguiente