Enlaces accesibilidad

50 aniversario de la llegada a la Luna

Armstrong, Aldrin y Collins: los protagonistas del primer alunizaje

Por

El 16 de julio de 1969 es una fecha que quedó marcada para siempre en la historia de la humanidad. Ese día, 50 años atrás, los seres humanos partieron a la conquista de la Luna. Los tres tripulantes de esa nave, el Apolo 11, fueron Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin 'Buzz' Aldrin. Cuatro días después del despegue se consumó la hazaña y Armstrong colocó la bandera norteamericana en nuestro satélite. 

Neil Armstrong (1930-2012)

Quién era Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la Luna

Neil Armstrong decidió su futuro muy joven cuando su padre le enseñó el mundo de las acrobacias aéreas. Esto hizo que con tan sólo 16 años ya tuviese licencia para pilotar aviones y que, posteriormente, obtuviese el título de Ingeniería Aeronáutica. Un piloto audaz y un hombre tímido, que acabó siendo el comandante de la misión espacial que llevaría al ser humano a pisar la Luna.

Tras formar parte de la Marina, se incorporó en el Proyecto Gemini de la NASA. Su siguiente proyecto fue el Apolo 11, que lo convirtió en el primer hombre en pisar la Luna y el primero en pasearse por ella, aunque apenas llegaron a 60 metros del módulo lunar y el tiempo total sobre la superficie lunar fue de una dos horas y media, el más breve de las misiones Apolo que depositaron a seres humanos en el satélite.

Pese a entrar con nombre propio en la historia de la Humanidad, Armstrong esquivó la fama y se negaba a considerarse un héroe, tan solo alguien que tenía una responsabilidad que cumplir y pudo llevar a cabo con éxito. Cumplida la misión, abandonó la NASA y se mudó a una granja en su Ohio natal para dedicarse a dar clases en la Universidad de Cincinnati.

Rechazó ofertas para entrar en política y siguió colaborando con la agencia espacial estadounidense investigando los accidentes del Apolo 13 y el transbordador Challenger. El resto de su vida evitó reconocimientos públicos prácticamente hasta el final de su existencia, en 2012.

Buzz Aldrin (1930-)

El segundo hombre en caminar sobre la superficie lunar fue Edwin E. "Buzz" Aldrin. Se doctoró en Astronáutica en el MIT, fue piloto de cazas en Corea y colaboró en el proyecto Gemini 12. Su amplia experiencia lo avalaba como un gran candidato para tripular el Apolo 11. Fue piloto del módulo lunar de esa nave, el Eagle, y según el protocolo tendría que haber sido el primero en pisar la Luna.

Sin embargo, por su temperamento y los antecedentes familiares de depresión, la NASA optó por dejar caer el peso de la fama sobre Armstrong, el comandante de la misión.

Aldrin, con un carácter más disponible para los medios de comunicación, ha sido el mejor propagandista de los tres. Conferenciante, autor de varios libros sobre los programas espaciales, fue imagen publicitaria en videojuegos y su nombre inspiró el del conocido personaje de las películas animadas de Toy Story, el juguete espacial 'Buzz' Lightyear. Con todo, no pudo evitar hundirse tras su regreso a la Tierra y cayó en una depresión severa durante un tiempo, además de tener problemas de alcoholismo.

Michael Collins (1930-)

Por último, Michael Collins fue el hombre elegido entre otros treinta astronautas para conducir el módulo de mando, Columbia. Su llegada a la tripulación del Apolo 11 fue casi una carambola, al ingresar a última hora como suplente en la tripulación del Apolo 8, que por el protocolo de la NASA se convertiría en la tripulación titular del Apolo 11.

Estadounidense nacido en Roma, Collins tuvo que permanecer casi 24 horas solo en ese módulo mientras sus compañeros exploraban el satélite. Pese a que había tenido claustrofobia en el pasado, su mayor preocupación era que Armstrong y Aldrin no volviesen de la misión y le tocase abandonarlos allí. Se quedó sin pasear por la Luna, pero al menos pudo tocarla mediante las muestras que sus compañeros subieron al Columbia.

Fue un soporte para la misión no solo por su respaldo técnico sino por su cordial forma de ser, frente a un comandante Armstrong más introvertido. Tras un breve paso por la política, Collins dirigió entre 1971 y 1978 el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos, en Washington, y continuó ligado a su carrera trabajando en una empresa aeroespacial. También es autor de varios libros.

Elegidos para ir a la Luna: quiénes eran Armstrong, Aldrin y Collins

Noticias

anterior siguiente