Enlaces accesibilidad

Unión Europea

Los líderes europeos buscan cuadrar los equilibrios para renovar los altos cargos comunitarios

  • Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete se reúnen en la cumbre de verano de la Unión Europea
  • Los líderes también debatirán la hoja de ruta contra la crisis climática y definirán los objetivos para el período 2019-2024

Por
Los líderes europeos buscan cuadrar los equilibrios para renovar los altos cargos comunitarios

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete se reúnen este jueves y viernes en Bruselas con el objetivo de llegar a un acuerdo sobre la renovación de los altos cargos de las instituciones comunitarias para el nuevo ciclo europeo, una cuestión que requiere cuadrar numerosos equilibrios, pero que los líderes quieren resolver a toda costa antes de la primera sesión de la Eurocámara, que tendrá lugar el próximo 2 de julio.

"Hay diferentes puntos de vista, diferentes intereses, pero también una voluntad común de finalizar este proceso antes de la primera sesión del Parlamento Europeo", ha destacado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la carta de invitación que ha enviado a los presidentes y primeros ministros de los países de la UE.

En la mesa de negociación están los considerados top jobs europeos: la presidencia de la Comisión, del Consejo y del Parlamento Europeo, así como el cargo de responsable de la política exterior comunitaria y el del jefe del Banco Central Europeo (BCE). Unas designaciones para las que deberán tener en cuenta los resultados de las pasadas elecciones y buscar un equilibrio entre familias políticas, hombres y mujeres y origen geográfico de los candidatos​.

El reparto institucional deberá ser validado por mayoría cualificada reforzada en el Consejo, es decir, con el respaldo del 72% de sus miembros (21 países) que representen al 65% de la población de la UE, aunque la intención es lograr un consenso y resulta difícil pensar que se pueda alcanzar un acuerdo que no cuente con el apoyo de París y Berlín, señalan fuentes diplomáticas. Proceso en el que no participará Reino Unido, como condición de su prórroga del Brexit.

El exministro polaco, que ejerce de mediador, seguirá hablando hasta el inicio de la cumbre con capitales y partidos para intentar avanzar en las negociaciones, se dice "cautelosamente optimista" ante la perspectiva de alcanzar un acuerdo durante la cumbre europea, aderezada con muchas reuniones bilaterales entre países para intentar acercar posturas.

Equilibrio en los nombramientos

Las legaciones diplomáticas, y los presidentes y primeros ministros que últimamente multiplican sus reuniones con homólogos europeos, evitan enseñar sus cartas en público y se limitan a mencionar los criterios que pesarán en la decisión, como la procedencia, el género o la familia política de los nominados.

Se trata, en definitiva, de buscar un "equilibrio" que contente al menos a populares, socialistas, liberales y verdes, pues quien ejerza la presidencia de la Comisión Europea tendrá que ser respaldado por la mayoría del Parlamento Europeo, en un "paquete" de nombramientos que satisfaga también a los países del este, del sur y del centro-norte, y que apunte hacia un reparto equitativo en términos de género.

El mejor situado, en teoría, debería de ser el alemán Manfred Weber, cabeza de lista de los populares en las elecciones europeas que ganaron los conservadores y candidato al que refrenda la canciller germana, Angela Merkel, aunque se le critica su falta de experiencia de Gobierno, un requisito que muchos ven fundamental para dirigir el Ejecutivo comunitario.

En la mesa también están los nombres del candidato socialista y vicepresidente primero de la CE, el holandés Frans Timmermans, o del negociador europeo del Brexit, el conservador francés Michel Barnier.

Sánchez apuesta por Timmermans

La opción del Gobierno de Pedro Sánchez para hacerse con la presidencia de la Comisión Europea sigue siendo Timmermans, que es el candidato oficial propuesto por los socialdemócratas para liderar el Ejecutivo comunitario, mediante una fórmula de spitzenkandidaten que Francia no comparte. El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo campaña a favor de la incorporación de listas transnacionales y está en contra de que el presidente de la Comisión tenga que salir automáticamente del grupo con más eurodiputados.

España, que no ha presentado formalmente ningún candidato, aspira a ocupar un puesto de peso en la nueva Comisión, para lo que se han escuchado nombres como el de Josep Borrell, Nadia Calviño y Luis Planas. Cabe destacar que los resultados de las últimas elecciones europeas sitúan al PSOE como el partido con mayor número de representantes en el grupo socialdemócrata.

Mientras que en clave femenina suenan la eurocomisaria de Competencia y candidata liberal, la danesa Margrethe Vestager, la máxima responsable del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, la excomisaria europea y actual directora general del Banco Mundial, la búlgara Kristalina Georgieva, la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, o incluso Angela Merkel.

"Todo está abierto (...). La aspiración de todos es llegar a un acuerdo cuanto antes", dice una fuente diplomática que, al igual que en otras legaciones nacionales, cuentan con que se pueda alcanzar un acuerdo antes del 2 de julio y no descartan que, para ello, sea necesario convocar una cumbre extraordinaria en las próximas fechas.

Agenda para la próxima legislatura

Más allá del reparto de cargos, los líderes definirán sus propuestas y sentarán la agenda para la novena legislatura. Así, debatirán sobre la hoja de ruta contra la crisis climática, a partir de la propuesta de la Comisión de que la UE se marque como objetivo alcanzar la neutralidad de emisiones de CO2 en 2050.

Se trata de una meta que España defiende con entusiasmo y que ha ido ganando apoyos hasta, al menos, sumar 22 de los 28 Estados miembros, si bien hay reticencias de países como Polonia o Hungría.

En el "cajón de sastre" de las relaciones exteriores de la UE se subrayará el "ímpetu" de las relaciones entre la Unión y Marruecos y se debatirá la extensión de seis meses las sanciones a Rusia por su implicación en el conflicto de Ucrania, entre otros puntos.

Ya el viernes, se prevé que los líderes de los Veintisiete respalden el acuerdo alcanzado por el Eurogrupo la semana pasada para reforzar la eurozona que sentó la base para un presupuesto del euro, de momento poco ambicioso, y que Tusk y el presidente de la CE, Jean-Claude Junker, pongan al día a su colegas sobre el curso del Brexit.

Noticias

anterior siguiente