Enlaces accesibilidad

Barcelona

Valls carga contra la "deriva" e "irresponsabilidad" de Cs en su "lucha por liderar las derechas" y pactar con Vox

  • El lunes Ciudadanos rompió con Valls por votar a favor de la investidura de Ada Colau en Barcelona
  • El exprimer ministro francés confirma su compromiso con la ciudad condal y seguirá liderando Barcelona pel Canvi

Por
Valls carga contra la "deriva" e "irresponsabilidad" de Cs en su "lucha por liderar" las derechas y pactar con Vox

La ruptura de Ciudadanos con la formación del exprimer ministro francés y concejal de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, ha desatado las críticas del político contra la formación de Albert Rivera. Valls ha cargado contra la "deriva grave" e "irresponsabilidad" de la formación naranja en su "lucha por liderar" las derechas y en sus pactos "de hecho" con Vox, una formación "iliberal, reaccionaria y antieuropea", y por su política de "cuanto peor, mejor".

También ha reafirmado su "firme compromiso" de seguir trabajando como concejal en la ciudad condal los próximos cuatro años pese a haber reducido su coalición de seis a dos -los tres concejales de Cs se desligaron de la formación y el exministro Celestino Corbacho ha pasado al grupo naranja-.

Valls, que desde las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018 ha mostrado abiertamente su rechazo a que Ciudadanos pactara o recibiera los apoyos de Vox para gobernar, ha cargado más duramente que nunca contra los de Rivera después de que éstos formalizaran su ruptura.

Al inicio de su intervención este miércoles ante los medios, ha justificado su decisión de votar a favor de la investidura de Ada Colau -por lo que Cs rompió con su coalición- porque "no votar a Colau era votar a Maragall". "Mi objetivo era cerrarle el paso a un alcalde independentista y la política es el acto de lo plausible", ha justificado. Sin embargo, ha criticado por "lamentable" y "reprochable" que la recién investida alcaldesa haya reubicado el lazo amarillo en favor de los políticos independentistas presos en la fachada del Ayuntamiento.

No recibo lecciones de oposición a los populismos ni en Francia ni aquí

Tras las críticas a su decisión, Valls ha determinado que no recibe "lecciones de oposición a los populismos de todo tipo ni en Francia ni aquí". Ha definido su postura como "coherente" y ha considerado que las razones de su ruptura con Cs ha sido "una opción muy equivocada" por la que optó el partido naranja.

Critica la estrategia del "cuanto peor, mejor"

"La estrategia del 'cuanto peor, mejor', es una estrategia equivocada y peligrosa que además ha dejado huérfanas a todas las personas que el 21 de diciembre -de 2017, las elecciones catalanas-, otorgaron la confianza al mensaje de Inés Arrimadas", ha remarcado, una actitud que ha calificado como "irresponsable" porque "la tensión y el conflicto sin proponer una alternativa no conducen a ningún sitio" y porque "no se puede pintar siempre España en blanco y negro".

Unas declaraciones que no han sentado bien al partido de Rivera. Precisamente Inés Arrimadas ha dicho que en Cs no aceptan "lecciones de constitucionalismo" sobre lo que pasa en Cataluña y que la propia Ada Colau les ha dado "la razón" al colgar el lazo amarillo de nuevo en el Ayuntamiento.

Pero Valls no ha centrado sus críticas solo en Cataluña. "Cuando hace un año me instalé en Barcelona, Ciudadanos me ofreció su apoyo. Era un partido liberal, progresista, europeísta y de centro con el que compartí muchas cosas", ha proseguido el político. "Poco a poco aquel partido se fue convirtiendo en un partido diferente", ha espetado.

No entré en política para acabar participando en la lucha por liderar las derechas o por relevar al PP

"No entré en política como hombre de izquierda y progresista y no traje mi compromiso a España para acabar participando en la lucha por liderar las derechas, por relevar al PP o impidiendo la formación de un gobierno con mayoría constitucionalista", ha añadido, haciendo referencia al bloqueo de Ciudadanos a la investidura de Pedro Sánchez y la posible necesidad del presidente en funciones de buscar el apoyo de fuerzas independentistas en el Congreso. 

Sobre la contradicción de Cs de afirmar que no "negocia" con Vox aunque sí se "sienta a hablar", que han defendido varios de los dirigentes naranjas, y la aceptación de los votos de la formación de Santiago Abascal a través de los pactos entre PP y Vox, ha afirmado que "no vale esconderse detrás del PP": "Cada uno es responsable de sus actos, tanto en Barcelona como en Madrid".

Valls ha defendido los "valores y principios" políticos de los que ha hecho gala. "Al nacionalismo, que es un gran peligro hoy en Europa, hay que combatirlo en todas partes". 

Precisamente para combatir los populismos y los nacionalistas ha abogado por la unión de los constitucionalistas y ha dicho que hace falta una "estrategia" que aún no existe y ha lamentado no haber recibido "respuesta" de la carta que envió a los líderes de PSOE, PP y Ciudadanos para avanzar en "un gran pacto constitucionalista".

Por último, ha criticado la "decisión incomprensible" de Celestino Corbacho de abandonar su coalición. Pese a ello, ha defendido que Barcelona pel Canvi tiene "una posición modesta" en el Ayuntamiento de Barcelona pero "tendrá la fuerza de la coherencia, de los principios, de los valores y la ética de muchos que se han olvidado del servicio público y del sentido de Estado". "Mi compromiso con Barcelona sale reforzado tras los últimos acontecimientos, que nadie lo dude", ha zanjado.

Noticias

anterior siguiente