Enlaces accesibilidad

Ébola

Muere el niño que dio positivo por ébola en Uganda y confirman dos nuevos casos por el brote en la RDC

  • La ministra de Sanidad de Uganda confirma la muerte del primer paciente confirmado por este brote 
  • En la vecina República Democrática del Congo, el brote de ébola ha causado la muerte de 1.302 personas  

Por
Trabajadores sanitarios se desinfectan tras enterrar a un bebé de once meses en un cementerio de víctimas del ébola en Beni, en la República Democrática del Congo
Trabajadores sanitarios se desinfectan tras enterrar a un bebé fallecido por el ébola en Beni, en la República Democrática del Congo. EFE HKC/DK MS CB

Las autoridades sanitarias ugandesas han confirmado la muerte del primer enfermo que dió positivo de ébola en Uganda relacionado con el brote que afecta al noreste de la República Democrática del Congo (RDC), el primer caso relacionado con este brote que se produce fuera de las fronteras de este país, un niño congoleño de cinco años que había viajado allí el pasado mayo.

14 horas - Primera muerte por ébola en Uganda

El primer paciente de ébola confirmado por el Ministerio de Sanidad de Uganda murió la pasada noche, según ha informado la responsable del departamento, Jane Ruth Aceng, quien también ha revelado que otras dos muestras han dado positivo, por lo que el país ya cuenta con tres casos confirmados de la enfermedad

Cuatro de los familiares del menor están en observación en zonas de aislamiento y dos de ellos han sido sometidos a análisis para verificar si tienen ébola tras mostrar síntomas de la enfermedad, según el Ministerio de Sanidad ugandés. Está previsto que los resultados se conozcan este miércoles.

El niño y doce miembros de su familia legaron a un centro de atención en Kasindi y mientras esperaban a su traslado al centro de tratamiento de ébola en Beni, seis de ellos lo abandonaron y atravesaron la frontera para ir a Uganda. Las autoridades sanitarias congoleñas informaron a sus colegas ugandeses, que encontraron a la familia en el hospital de Kagando y les llevaron inmediatamente a la unidad de tratamiento de ébola en Bwera, donde se encontraba internado el menor fallecido.

Más de 1.300 fallecidos por el brote de ébola en la RDC

El representante de la OMS en Uganda, Yonas Tegegn Woldemariam, ha participado este miércoles en una reunión en Kasese junto a la ministra de Salud ugandesa y otros responsables sanitarios. En ella, les ha informado de que la OMS enviará 3.500 dosis de vacuna contra el ébola y que la vacunación comenzará este mismo viernes.

Uganda había analizado un total de 51 pruebas de posibles casos de ébola desde que se declaró el brote en la República Democrática del Congo, que ha causado 1.396 muertos (1.302 confirmados en laboratorio) de un total de 2.071 casos, pero esta es la primera vez que una muestra ha dado positivo.

La ministra ha asegurado que su país está preparado para dar una respuesta al ébola desde que se declaró este brote, que es ya el segundo más grande y letal del mundo, tras el de África Occidental en 2014, con más de 11.300 muertos.

En previsión de una posible expansión del brote de ébola en RDC a Uganda, las autoridades habían vacunado a cerca de 4.700 trabajadores sanitarios en 165 instalaciones, incluida en la que quedó hospitalizado el niño.

Los pasos fronterizos entre la RDC y sus países vecinos se han reforzado desde el comienzo de la epidemia y más de 65 millones de personas han sido controladas en estos más de 10 meses.

Segundo brote de ébola más devastador

Solo por el paso de Kasindi, por el que accedió la familia afectada que está siendo tratada en Uganda, pasan cada día entre 20.000 y 25.000 personas, según datos del ministerio de Sanidad congoleño.

El brote de ébola más devastador a nivel mundial fue declarado en marzo de 2014, con casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea-Conakri, país del que se extendió a Sierra Leona y Liberia.

Casi dos años después, en enero de 2016, la OMS proclamó el fin de esa epidemia, en la que murieron 11.300 personas y más de 28.500 fueron contagiadas, cifras que, según esta agencia de la ONU, podrían ser conservadoras.

El virus del ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales contaminados, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90% si no es tratado a tiempo.

Noticias

anterior siguiente