Enlaces accesibilidad

Filipinas

Primera condena a policías filipinos por una ejecución extrajudicial en la guerra antidroga de Duterte

  • Tres agentes han sido condenados por el asesinato de Kian delos Santos, de 17 años 
  • Las ONG se felicitan por la sentencia pero exigen que se investiguen todas las muertes

Por
Los policías condenados por la muerte de Kian delos Santos salen escoltados del tribunal en Manila, Filipinas. REUTERS/Maria Tan
Los policías condenados por la muerte de Kian delos Santos salen escoltados del tribunal en Manila, Filipinas. REUTERS/Maria Tan

Tres policías filipinos han sido condenados este jueves a 40 años de prisión por el asesinato de Kian delos Santos, de 17 años, en una redada de la guerra contra las drogas.

Se trata de la primera condena en Filipinas por los abusos y violaciones de derechos en la polémica campaña emprendida por el presidente Rodrigo Duterte, que se ha cobrado la vida de unos 5.000 sospechosos en redadas policiales, aunque grupos de derechos humanos elevan la cifra a hasta 15.000 o 20.000 asesinatos amparados en el clima de impunidad.

En septiembre, Duterte reconoció que se habían producido este tipo de asesinatos a manos de las fuerzas de seguridad. 

Un asesinato que conmocionó a Filipinas

El asesinato de Kian delos Santos, grabado por cámaras de seguridad el 16 de agosto de 2017, marcó un punto de inflexión en la guerra antidrogas y enervó la indignación popular por sus abusos, que por primera vez quedaron en evidencia ante la opinión pública.

El tribunal de primera instancia de Caloocan, distrito al norte de Manila, ha condenado a los agentes Arnel Oares, Jeremias Pereda y Jerwin Cruz a 40 años de prisión sin libertad condicional, además de pagar una indemnización a la familia de la víctima de 345.000 pesos (5.780 euros).

El portavoz presidencial, Salvador Panelo, ha subrayado la conformidad del gobierno con la sentencia, ya que la muerte de Kian fue "un asesinato, con intención de matar", un comportamiento que Duterte "nunca toleraría".

Kian delos Santos fue encontrado muerto la noche del 16 de agosto de 2017 en posición fetal con varios disparos en la cabeza y la espalda tras una redada en la que, según la versión policial, éste sacó un arma de fuego, lo que les obligó a disparar.

Sin embargo, testimonios de testigos y la grabación de cámaras de seguridad mostraron a dos hombres vestidos de civil arrastrando a Kian por una cancha de baloncesto, lo que contradecía el relato policial sobre los disparos en defensa propia.

"Estoy muy contenta porque esto prueba que mi hijo era inocente", ha declarado la madre de la víctima, Lorenza delos Santos.

Investigación del resto de asesinatos

Diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos, como Amnistía Internacional o Human Rights Watch, se han felicitado por la sentencia pero han insistido en la necesidad de que todas las víctimas obtengan justicia. Para ello exigen una comisión independiente que investigue el resto de ejecuciones extrajudiciales.

La Corte Penal Internacional (CPI) emprendió en febrero una investigación preliminar sobre las violaciones de derechos en la guerra antidrogas de Duterte.

Noticias

anterior siguiente