Enlaces accesibilidad

Apple reforzará la configuración de iPhone para que los policías no puedan acceder al dispositivo

  • Defiende proteger su privacidad en países donde los agentes actúan a voluntad

Por
Silueta de un hombre frente a un logotipo de Apple en una tienda en Tokio
Silueta de un hombre frente a un logotipo de Apple en una tienda en Tokio EFE KM MS cb

 El gigante tecnológico Apple ha anunciado este miércoles que cambiará la configuración de iPhone para evitar que los agentes de la ley puedan entrar en sus dispositivos.

La compañía ha informado a la agencia Reuters de que su objetivo es proteger la privacidad de los clientes en países donde la policía confisca los teléfonos a voluntad y los usuarios quedan expuestos al riesgo de que las técnicas para acceder se filtren a espías y criminales.

Por ello, Apple cambiará la configuración predeterminada del sistema operativo de los iPhone para cortar la comunicación a través del puerto USB cuando el dispositivo móvil no haya sido desbloqueado en la última hora.

El puerto USB es el acceso a través del que compañías como GrayShift o Cellebrite logran sortear la barrera de seguridad que limita el número de veces que se puede intentar desbloquear el aparato probando diferentes contraseñas, un número que una vez alcanzado provoca el colapso del teléfono y la destrucción de sus datos.

Policía, instituciones, ladrones y espías

Este tipo de empresas ha dirigido sus productos a clientes con potestad para forzar legalmente el acceso a la información privada, Policía y otras instituciones con esa capacidad jurídica en multitud de países. Comercializan los dispositivos, a un precio de varios miles de dólares, o el servicio, a una media de unos 43 euros por teléfono intervenido.

Según Apple, tales servicios podrían ser contratados por Gobiernos con leyes menos restrictivas que las vigentes en EE.UU., dejando a los usuarios de iPhone indefensos. También es un modo de proteger la privacidad de acciones delictivas o intentos de espionaje mediante métodos similares, algunos de los cuales han sido filtrados desde webs hackeadas de servicios de inteligencia.

"Reforzamos contínuamente la seguridad de cada producto Apple para ayudar a los usuarios a defenderse contra hackers, ladrones de identidad e intrusiones en su información personal" ha afirmado la compañía de la manzana, que, no obstante, matiza: "Repetamos al máximo la intervención legal de las instituciones, y no diseñamos las mejoras en seguridad para impedirles realizar su trabajo".

La nueva configuración, integrada en la última actualización, limitará el tiempo para intentar un desbloqueo de los teléfonos por parte de un intruso a una hora o menos.

Noticias

anterior siguiente