Enlaces accesibilidad

Dimite una profesora cuya firma se falsificó presuntamente en las notas del máster de Cifuentes

  • Era subdirectora del Instituto de Derecho Público de la URJC
  • Su firma se habría falsificado presuntamente en unas actas
  • La catedrática Ángela Figueruelo anuncia que emprenderá acciones legales

Por
Laura Nuño, profesora cuya firma se falsificó presuntamente en las notas del máster de Cifuentes
Laura Nuño, profesora de la URJC cuya firma se falsificó presuntamente en las notas del máster de Cristina Cifuentes. noticias

La subdirectora del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Laura Nuño, ha dimitido de su cargo por la "crisis de confianza" generada dentro de este centro dirigido por el catedrático Enrique Alvarez Conde, también director del máster de Cristina Cifuentes.

Esta dimisión se produce tras las últimas informaciones de eldiario.es, el periódico digital que destapó el caso, sobre el polémico máster. Según publica este martes, Cifuentes habría aprobado tres asignaturas de dichos estudios con unas actas con firmas falsificadas, entre las que estaría la de la propia Laura Nuño.

Nuño, que accedió a la subdirección del IDP en diciembre de 2017, ha explicado a Efe que, pese a que se trata de "un cargo no estatutario", está "muy desolada en lo personal", por lo que ha decidido apartarse de dicho centro, cuya actividad de los últimos 10 años está siendo investigada por la inspección interna de la URJC.

"Se trata de una decisión estrictamente personal", ha insistido Nuño, quien recalcado que "sigue respetando" al IDP y al cual "seguirá perteneciendo" como profesora.

Una convalidación en duda

Según publica eldiario.es, la presidenta madrileña se sacó tres asignaturas del máster mediante convalidaciones. Las actas que validaron las supuestas convalidaciones sería falsas porque cinco de las seis firmas que aparecen fueron falsificadas. Este documento no se habría creado ahora, sino en 2012.

El nombre y la firma de Nuño ha aparecido en esas actas oficiales, en las que se da fe de una supuesta reunión de una comisión de Garantía de Calidad del máster, en mayo de 2012, donde se aprobó la convalidación de tres de las asignaturas a varios estudiantes, Cifuentes entre ellos.

El resto de firmas corresponden a los firmantes también del acta del Trabajo de Fin de Máster: Enrique Álvarez Conde, Cecilia Rosado, directora del máster de Cifuentes, y Clara Souto, que ya confesó que dicho tribunal nunca existió, y las otras dos son de Alfredo Allué Buiza, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Valladolid, y Ángela Figueruelo, catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad de Salamanca y vocal de la Junta Electoral Central.

Respecto a la autenticidad de su firma, que aparece en estampada en dichos documentos de convalidación, Nuño ha dicho que "no parece" su firma y que no recuerda "haber convalidado nada de esa materia, ni haber asistido a dicha reunión".

La hasta ahora subdirectora del Instituto de Derecho Público ha explicado también a varios medios que ella jamás dio clases en el máster ni a Cifuentes, y que nadie le pidió permiso para estampar su firma en las actas, por lo que pondrá en conocimiento de la Fiscalía estos hechos.

Politóloga, investigadora y activista feminista, Nuño permanecerá como directora del Observatorio de Igualdad en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), desde donde fue propulsora del primer Grado académico de Género en España y está preparando un nuevo título en Prevención en Violencia de Género y Sexual.

La catedrática Ángela Figueruelo emprenderá acciones legales

Mientras, otra profesora afectada por la presunta falsificación de su firma en un acta de notas de Cristina Cifuentes, la catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad de Salamanca, Ángela Figueruelo, ha anunciado que va a emprender acciones legales, según han explicado fuentes de la Universidad salmantina a Efe.

La catedrática salmantina, quien ha declinado hacer declaraciones y se ha remitido al gabinete de prensa de la Universidad de Salamanca, asegura, según la información de eldiario.es, que "ni la firma ni la letra" que aparece en el acta son suyas. Por ello, ha decidido emprender acciones legales para tratar de aclarar la persona que pudo falsificar su firma y en qué momento se realizó.

Noticias

anterior siguiente