Anterior Miles de policías municipales reclaman que se les aplique ya la jubilación anticipada Siguiente La juez Lamela envía a juicio a Trapero y a la cúpula de los Mossos por sedición Arriba Ir arriba
El coronel Pedro Baños: "Era evidente que tarde o temprano surgiría algún grupo que quisiera ser el heredero del Dáesh"

Los 'Banderas Blancas', terroristas que aspiran a heredar el poder del Dáesh en Irak

  • RTVE entrevista al coronel Pedro Baños, experto en terrorismo internacional

  • Dice que las causas que originaron el Estado Islámico permanecen en Siria e Irak

|

Los Banderas Blancas son un grupo conocido "hace muy pocos días", un gérmen terrorista que pretende heredar el liderazgo perdido por Dáesh en el norte de Irak, explica el coronel Pedro Baños, analista y experto en terrorismo internacional.

El autor de Así se domina el mundo: las claves del poder mundial recibe a RTVE en el marco del Congreso Internacional sobre Ciudad Seguridad y Terrorismo Global. 

Pregunta.- ¿Quiénes son los Banderas Blancas, y qué pretenden?

Pedro Baños.- Los Banderas Blancas son un grupo que se ha conocido hace muy pocos días, como herederos del Estado Islámico en el norte de Irak. Hay que tener en cuenta las causas raíz fundamentales que dieron origen al surgimiento y a la expansión del Estado Islámico, y de la manera tan impresionante. No han desaparecido, permanecen tanto en Siria como en Irak. Era evidente que tarde o temprano surgiría algún grupo que quisiera ser el heredero del Dáesh y uno de ellos son estos 'Banderas blancas'.

Era evidente que tarde o temprano surgiría algún grupo que quisiera ser el heredero del Dáesh

P.- La situación en Siria sigue encendida. Más de 1000 niños muertos en lo que va de añoLa guerra al Dáesh se está ganando pero a un precio inaceptable.

P.B.- Absolutamente. Estamos hablando de más de medio millón de muertos desde 2011Algo absolutamente inaceptable y a eso hay que unir los 11 millones de personas desplazados de sus hogares, que sería más o menos la mitad de la población de toda Siria. No sólo hay que acusar al gobierno de Damasco o a Rusia del desastre que allí hay, sino que hay muchos más actores que intervienen.

Lo que ocurre en Guta oriental ocurrió antes en Raqa y en Deir el Zoor. Hablamos de un país que está completamente convulsionado donde se juntan muchos intereses diferentes, regionales e internacionales por ese escenario de enfrentamiento entre Estados Unidos y Rusia.

El precio de víctimas civiles es absolutamente inaceptable

P.- El Ministerio de Defensa se abre a un nuevo ciclo inversor, después de vacas flacas. ¿Es un buen momento para rearmarse frente al terrorismo internacional? ¿Dónde debe incidir la inversión, en los aspectos técnicos, o en la preparación de nuestros militares?

P.B- Es un conjunto de cosas. Somos uno de los presupuestos más bajos entre los países de la Unión Europea y toca una actualización de los presupuestos. Para ello hay que pensar antes en el contexto político y social en el que nos movemos. Si se quiere llevar algo así a buen puerto lo primero que hay que hacer es explicar a la ciudadanía las necesidades estratégicas de disponer de esos nuevos medios económicos, si no se hace, la mayor parte de la población se va a mostrar en contra.

Hay que hacer una labor pedagógica importante y mostrar las necesidades reales a las que se enfrentan estas Fuerzas Armadas que colaboran en la seguridad de todos los españoles.

P.- Su libro Así se domina el mundo: las claves del poder mundial suena a Juego de Tronos del Siglo XXI.

P.B.- Lo que expongo es la hipocresía del mundo internacional, cómo nos venden una cosa a través de los medios de comunicación generalistas, pero en cambio la realidad es otra, mucho más cruda, más realista, porque sobre todo están en juego intereses económicos, intereses de poder. Hay en marcha una lucha muy fiera por el dominio geopolítico, geoeconómico, y se traslada del plano físico al virtual, al cyberespacio. Eso lo explico a través de 27 geoestrategias que se han aplicado históricamente y que actualmente se siguen aplicando.

Al final lo que no varía son las pasiones del hombre. Los hombres dominan la geopolítica, la geoeconomía y al final todos estamos sometidos a esos pecados capitales, que se trasladan desde lo individual hasta lo geopolítico y que llevan a esas luchas cada vez más enconadas, más fieras, más dinámicas, entre sobre todo tres grandes potencias: Rusia, Estados Unidos y China, pero que nos acaban afectando a todos en nuestro día a día.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente